Teléfono: 650 30 91 26
Diseño Intuitivo
Teléfono: 650 30 91 26
23 Feb 2015
Comentarios: 0

Cómo eliminar fans falsos en Twitter y Facebook

Eliminando fans fantasmas

Cuando empezamos con un blog y creamos con ilusión perfiles en redes sociales tenemos “hambre de followers” y resulta duro ver que nuestra cuenta apenas ha logrado atraer a unas decenas de seguidores, de los cuales un tercio son amigos o familia.

No es raro caer en la tentación de tomar el camino fácil, recurriendo a herramientas de ‘following’ masivo o incluso a la compra directa de seguidores o fans. Sin embargo, pronto es evidente que lo importante no es la cantidad, sino cuántos te leen e interactúan contigo de verdad porque las redes no van de números, sino de conversaciones.

Luego lees artículos sobre por qué no deberíamos comprar followers en las redes sociales, que terminan de convencerte del todo. Y si escarbas un poco más en el tema, te enteras de que es incluso perjudicial: en plataformas como Facebook, donde los algoritmos que controlan la visibilidad de las publicaciones premian a las páginas con mayor participación, los fans “fantasma” son muy dañinos.

Estos fans falsos no comentan, no participan y no se involucran con tu contenido de ninguna manera. Por lo tanto, reducen las posibilidades de que los verdaderos fans vean tus actualizaciones.

Sin embargo, es posible que esta advertencia haya llegado tarde para ti. No te fustigues: la buena noticia es que no es algo irreversible. La mala es que te va a tomar bastante tiempo deshacerlo, pero con las herramientas adecuadas es posible. En este artículo te contamos cómo 🙂

Eliminar fans falsos en Facebook

¿Cómo podemos eliminar un fan de Facebook? Podemos hacerlo desde la propia plataforma siguiendo estos pasos:

1) En el recuadro “Esta semana” que aparece a la derecha de la cabecera de nuestra fanpage, hacemos clic en “Me gusta de la página”

2) Se mostrará una ventana flotante con los datos de “Me gusta”. Buscamos donde dice “X personas a las que les gusta la página” y hacemos clic en “Ver todos”.

Eliminar fans en Facebook, pasos 1 y 2

3) Aparecerá una ventana titulada “Personas conectadas a…” junto con un listado de los usuarios que han dado “Me gusta” a nuestra página. Cuando hayamos encontrado un usuario falso, hacemos clic en el icono del engranaje.

4) En el pequeño menú que aparece, hacemos clic en “Eliminar” y cuando nos pregunte si estamos seguros, presionamos el botón “Confirmar”.

Eliminar fans en Facebook, pasos 3 y 4

Ahora bien, ¿cómo podemos saber qué fans debemos eliminar? Eso es harina de otro costal. Si has recurrido a la compra de fans, es muy posible que se trate de usuarios de otra nacionalidad y sea fácil identificarlos por su nombre.

[Tweet “Facebook reconoció en 2012 que el 5-6% de las cuentas existentes en su red social eran falsas”]

Si no, puedes echar mano de las funcionalidades avanzadas de Facebook Social Graph. Este proceso es algo más complicado y requiere que cambies la configuración de la interfaz de Facebook al inglés.

1) Accedemos a la configuración de Facebook en https://www.facebook.com/settings

2) Buscamos el apartado idioma y hacemos clic en “Editar”. Se nos mostrará un menú desplegable para elegir el idioma principal: seleccionaremos “English (US)” y presionaremos “Guardar cambios”.

Cambiar la interfaz de Facebook al inglés

3) Ahora ya podemos buscar los usuarios que nos interesan simplemente tecleando en la barra de búsquedas superior. Por ejemplo podemos introducir:

  • People who like Superblogger
  • People who like Superblogger and live in Madrid

Lo más sencillo es introducir lugares que no tengan nada que ver contigo, como Bangladesh, Indonesia o Filipinas. Una vez que los tengas puedes reportarlos como spammers haciendo clic en la esquina superior derecha de la cuenta o bien  ir a la pantalla anterior y eliminarlos de tu página.

Eliminar seguidores falsos en Twitter

En el caso de Twitter, necesitaremos ayudarnos de herramientas externas para eliminar seguidores. Aquí os proponemos algunas que hemos utilizado, pero hay muchas más:

Friendorfollow.com

El propósito original de esta app es cruzar la lista de ‘followers’ (seguidores) con la de ‘following’ (a quienes sigues) para decirte cuáles de los usuarios a los que has agregado no te siguen a ti.

Sin embargo, si vamos a la pestaña “Followers” también nos permite ordenar el listado de seguidores usando criterios como “último tweet”, “edad de la cuenta” o “ratio follower/following”. Los mejores candidatos a “follower fantasma” son los que no tienen avatar (muestran el huevo por defecto), nunca han tuiteado nada o bien han sido creados hace muy poco.

[Tweet “De los más de 500 millones de usuarios de Twitter, se estima que unos 20 millones son falsos.”]
Aquí lo que haremos es hacer clic en su avatar para irnos a Twitter, donde se nos mostrará su perfil. Haremos clic en la rueda dentada y seleccionaremos “Bloquear o reportar” para que la propia red social elimine ese seguidor en Twitter.

Bloquear o reportar followers

SocialBro

Seguramente ya hayas oído hablar de esta potente herramienta para trabajar con Twitter, porque tiene muchas funcionalidades interesantes. En este caso, lo que haríamos es seleccionar “Followers” en el menú “Criteria” y utilizar el sistema de filtros del lateral izquierdo para encontrar usuarios con caraterísticas demográficas atípicas que se alejan de nuestro target. También permite detectar usuarios inactivos.

Después, bastará con mover el cursor encima del perfil del usuario que queremos eliminar, hacer clic en “more” y después en “Block”.

filtros-socialbro

 

Imagen | Brickset en Flickr


19 Feb 2015
Comentarios: 0

Trucos para hacer tu vida como blogger más fácil

Después de un día duro de trabajo, ¿a quién le apetece escribir? Si encima tenemos pareja, hijos, una casa que cuidar, vida social, ¿de dónde saco las fuerzas para publicar un post en mi blog? A menudo tratamos de reaccionar ante estas situaciones de forma incorrecta, intentando rendir al 200% para estar en todos los frentes. La solución, sin embargo, es más bien lo contrario: trabajar menos pero mejor.

A continuación, vamos a analizar en detalle los hábitos de dos bloggers diferentes, y podremos ver en cuál nos vemos más reflejados y cómo mejorar lo que no funciona.

El blogger “aquí y ahora, cueste lo que cueste”

Este blogger suele funcionar así:

  1. Se sienta en la mesa, enciende el ordenador.
  2. Empieza a navegar por la web en busca de ideas.
  3. Se va al baño.
  4. Vuelve y sigue mirando ideas…
  5. Mira el reloj… Lleva media hora y nada.
  6. Empieza a escribir, pero no le gusta.
  7. Encuentra otra idea mejor y deja la anterior.
  8. Al final, a base de cabezazos, y tres o cuatro horas después, termina el post.
  9. Está agotado y se va a dormir, pero no puede conciliar el sueño…
  10. Al día siguiente se olvida de que había publicado un post y empieza a compartirlo tarde en las redes sociales

¿Cuál es el problema? Básicamente, el blogger “aquí y ahora, cueste lo que cueste” vive en una constante improvisación. El reloj es su enemigo y quiere sacarle minutos de ventaja al tiempo. Está claro quién saldrá perdiendo. Tarde o temprano su blog empezará a dar síntomas de agotamiento.

Este blogger probablemente es consciente del reto que tiene por delante, y juega todas sus cartas a base de insistencia. Lo bueno es que el post sale al final. La cuestión es: ¿a qué precio? Conciliar la vida profesional, personal y encima ser blogger no es fácil si lo último te deja exhausto.

El blogger “metódico”

Este blogger también está muy ocupado, y opera de la siguiente forma.

  1. Durante la semana ha anotado ideas para posibles post.
  2. En un rato libre introduce esas ideas en un calendario con los días de publicación para dentro de dos semanas.
  3. Cuando tiene tiempo se sienta, y comienza a escribir el primer post agendado, conforme a la fecha prevista de publicación.
  4. Como no tiene tiempo para terminarlo, no se obceca, lo deja a medias y termina el texto en otro rato
  5. Otro día de la semana continúa el siguiente post agendado. Este es más corto y le da tiempo a acabarlo de una vez.
  6. En otro rato busca fotografías para ambos post.
  7. Después de cambiar los pañales a su hijo, vuelve y los deja programados.

El blogger “metódico” es una persona pragmática y flexible. El tiempo es oro, y por eso lo aprovecha al máximo, pero sin empecinarse. Saca ratos de aquí y allá, aunque sean 15 minutos y solo pueda escribir dos párrafos. Esos dos párrafos son la clave para olvidarse hasta nueva orden. El blogger “aquí y ahora” vive agobiado pensando en que tiene que escribir, y cuando se sienta quiere hacerlo todo de golpe. El “metódico” ya tiene sus dos primeros párrafos escritos y el post encarrilado, así que vive muy tranquilo hasta que encuentre otro momento para continuar.

Conclusión, si quieres parecerte más al blogger metódico, ¡te aconsejamos seguir estos pasos!:

    • Escribe en serie: Escribe todos los textos de la semana de una vez. Después, en otro rato, revisa todos los textos seguidos. Cuando hayas terminado, busca las fotografías para todos ellos. Y por último programa la publicación y los mensajes en redes sociales. De esta manera serás más eficiente, porque automatizarás lo más posible ciertas tareas repetitivas.
    • Programa tu contenido: Trabaja con anticipación. Si es posible hasta dos semanas. Incluye las ideas que se te hayan ocurrido en un calendario de contenidos, así sabrás cuándo tienes que escribir y el qué. Lo peor es sentarse sin saber de qué escribir. Perderás horas intentando encontrar la idea, y para entonces ya estarás cansado.
    • Reserva tiempo para tu blog en los momentos de día en que eres más eficiente. ¿Cuál es tu curva de productividad? ¿Te sientes más productivo por la tarde, por la noche? ¿O eres de esos que encuentran la inspiración al alba? Programa actividades que tengan sentido para cada momento del día. Si por ejemplo te encuentras fresco y con ideas por la mañana, escribe algo, aunque sea dos párrafos, antes de salir al trabajo. Así ya haces la parte más difícil, que es empezar. Por la tarde, que igual no estás tan creativo, puedes hacer tareas más automáticas. Pero recuerda, no intentes encontrar ratos libres muy largos para ponerte a trabajar. En la vida de la mayor parte de las personas eso no existe. Sé práctico.
    • Automatiza como puedas: Hay multitud de aplicaciones que harán tu vida más sencilla, desde herramientas para programar tus mensajes en redes sociales son antelación hasta apps que te permiten generar informes sobre el tráfico a tu blog mediante Google Analytics. IFTTT es una solución estupenda para automatizar rutinas de la vida diaria mediante recetas de apps personalizadas, como por ejemplo que te envíe un email cuando alguien te menciona en redes sociales, o que la foto que subes a instagram se publique de forma automática en Twitter.

Y por último, ¡escribe más y más rápido con estos consejos!


17 Feb 2015
Comentarios: 3

¡SOS! ¿Por qué nadie abre ni lee mi newsletter?

Envío newsletter

Después de un tiempo al frente de nuestro blog, el envío de una newsletter suele convertirse en un proceso rutinario, pese a ser un elemento indispensable de nuestra estrategia de marketing de contenidos. Sin relajarnos, y sabiendo que conviene hacer un seguimiento regular, este sería el escenario ideal. Sin embargo, a veces los informes que tenemos dicen lo contrario: ¡nuestra newsletter no funciona!

Hay muchos factores que pueden estar detrás de esta situación:

    1. Ni dios abre mi newsletter: ¿Te has asegurado de que a tus suscriptores les interesan los contenidos que envías? El primer paso para tener buenos resultados es realizar una buena segmentación. Nunca nos cansamos de repetir lo importante que es conocer a la audiencia de nuestro blog. Lo mismo suecede en el caso de quienes se suscriben a la lista de envío. Realizar una segmentación es relativamente fácil, ya que tenemos los datos que les pedimos durante el registro. Solo tenemos que establecer las categorías que nos resulten relevantes. Por ejemplo, seguramente queramos enviar una newsletter diferente a los suscriptores que afirman estar interesados en postres, que a los que quieren información sobre pescados. Si enviamos correos con publicidad sobre un nuevo molde para flanes, ¿cuál crees que sería el mejor grupo? Otro punto importante es el asunto del mensaje. ¿Es lo suficientemente atractivo? ¿Comunica el punto clave del email? Cuántas veces hemos recibido correos cuyo contenido es imposible de adivinar hasta que no lo abres, si es que lo abres. Una creatividad sencilla, un asunto con gancho son muy importantes, aunque eso sí, aún más lo es una buena segmentación.
    2. Pierdo suscriptores potenciales: A través de herramientas de analytics podemos descubrir que un número elevado de lectores interesados en suscribirse terminan abandonando. Las razones pueden ser diversas, pero conviene empezar por lo más obvio. ¿Es complejo el proceso de registro? ¿Pides rellenar hasta el número de zapatos por si algún día te interesa ese dato? En este caso, solo deberías preguntar por la información que vas a utilizar. No tiene sentido pedir 10 campos de información, incluso el código postal, si no vas a poder sacarle partido. También debes asegurarte que tu proceso de registro aporta confianza. Algo tan sencillo como no incluir los términos y condiciones, o tener copy con faltas de ortografía, puede arruinar todo el proceso. En ocasiones simplemente sucede que el lector no tiene ningún incentivo, por lo que convendría ofrecerle algo a cambio, como por ejemplo un ebook o acceso a contenido premium.
    3. A un amigo le han puesto una multa y tengo muuuucho miedo: Para no tener problemas legales, ni tener que pagar multas inesperadas, es importante que nos aseguremos de que cumplimos con la ley española de Protección de Datos de Carácter Personal. Esta ley busca garantizar el derecho a la privacidad de las personas físicas, y para ello establece la obligación de registrarte siempre que vayas a mantener una base de contactos de terceros. Este registro puede hacerse online. En él se te pedirá información sobre tu identidad, el nivel de seguridad que se va a aplicar según el tipo de datos que vayas a guardar en tu lista, qué tipo de registro vas a tener, etc. Recuerda que según la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información no podemos enviar comunicaciones sin el permiso del usuario, especialmente si son publicitarias, y que además debemos indicar que tienen un fin comercial.
    4. Mis suscriptores no hacen clic en los enlaces: Una cosa es abrir el correo, y otra muy diferente es que lean el contenido. El reto de una newsletter es saber captar y mantener la atención del lector. Para ello puedes utilizar estas técnicas de persuasión, que incluyen contar historias, hacer promesas interesantes o plantear soluciones a problemas que tengan. Aún así, hay elementos técnicos que pueden dar al traste con tu esfuerzo. Por ejemplo, que el contenido no cargue rápido o que no sea multidispositivo cuando tu audiencia sí se conecta desde otros dispositivos. También debe de haber una ‘call-to-action’ clara, que debería estar ubicada en una zona visible, generalmente abajo a la derecha.
    5. Tengo una tasa de rebote elevada: Mantener tu base de datos actualizada es muy importante. Un alto índice de fallos de envío puede afectar a tu reputación. Tu objetivo sería tener índices de recepción altos, del 99%. No hay que confundir spam con un error en la recepción del email. Un correo que llega al spam se contabiliza como recibido. Otra cosa es que el receptor no lo vaya a abrir.
    6. Pierdo suscriptores: Es normal que haya suscriptores que con el tiempo dejen de estar interesados en tus emails. No tenemos que tener miedo a su indiferencia y reaccionar intentando mantenerlos a toda costa en nuestra lista de envío. Hay que ofrecer una forma fácil para darse de baja, o el suscriptor podría marcarte como spam y provocarte problemas. El permiso que te da no es para toda la vida e intentar machacarle con más emails no es la solución. Lo que sí podemos hacer es darle la posibilidad de que varíe la frecuencia de envío o mandarle un correo especial para ganarle de nuevo. Pero, si aún así no hay respuesta, no debemos esperar años, ni meses para dejar de enviarle comunicaciones.

Los dos aspectos básicos para tener éxito con una estrategia de envío de emails, sea una newsletter o un correo de marketing, es que el contenido sea de calidad y haya interés por parte del receptor. Hay muchos otros factores técnicos a los que deberás prestar atención, claro está. Empieza por lo básico, realizando de una buena segmentación de tu propia base de datos. No recurras a comprar bases de datos. Además de ser ilegal, invadirás la privacidad de usuarios que no te conocen, y esto podría afectar a tu reputación ante los proveedores de servicios de email de cara a tus envíos futuros.


09 Feb 2015
Comentarios: 0

Mitos del marketing de contenidos que hay que evitar de día o de noche

Mitos del marketing de contenidos

Como cualquier tendencia que se pone de moda, el marketing de contenidos no es ajeno a la aparición de mitos. Estas falsas teorías son la criptonita de cualquier superblogger. Si no las detectas y evitas a tiempo, ¡te harán tomar malas decisiones!

  1. Para hacer marketing de contenidos necesitas un gran presupuesto: Precisamente gran parte del atractivo de una estrategia de marketing de contenidos procede de la capacidad para llegar a nuestros clientes potenciales aportando valor y suscitando interés con presupuestos más bajos que mediante otras formas de marketing.
  2. El marketing de contenidos es gratuito: No, no es gratis ni mucho menos. Para hacer contenidos se necesita tener un equipo creador de contenidos y personas que revisen y suban dichos contenidos. El tamaño del equipo dependerá del presupuesto con el que se cuente. En el caso de un blog, si se trata de un proyecto pequeño que no genera ingresos el coste se pagará con tiempo, y esto es algo que tampoco podemos subestimar.
  3. El ROI del marketing de contenidos no puede medirse: Aunque el objetivo más evidente del marketing de contenidos no sea vender, esto no quiere decir que no podamos saber qué retorno obtenemos por la inversión que hemos realizado. Hay numerosas formas para averiguar si las diferentes acciones han tenido éxito o no, y los criterios específicos dependerán de los objetivos marcados. En una estrategia habitual que busque dar visibilidad a nuestro proyecto o empresa, podemos analizar el número de visitas e interacciones con los contenidos, por ejemplo. Otros indicadores, como el tiempo de una visita, la tasa de rebote o el número de comentarios nos pueden dar una idea del ‘engagement’ con nuestra marca. Pero si esto no es suficiente y queremos ir más allá, podemos saber qué tráfico que nos ha conocido a través de las acciones de marketing de contenidos ha acabado comprando algún producto de nuestro blog o tienda online. Para ello tendremos que crear segmentos a través de nuestra herramienta de ‘analytics’.
  4. Es posible crear un viral si nos lo proponemos: No podemos negar que hay empresas que se proponen hacer un viral y lo hacen. Pero tampoco podemos caer en la trampa de ignorar todos esos virales que jamás lo fueron. Detrás de un viral, aunque no lo parezca, hay grandes presupuestos y equipos trabajando, y generalmente el marketing de contenidos es solo una parte del proceso, en el que también se involucran otras acciones de marketing. Aunque haya un porcentaje reducido de casos en que la suerte fuera el factor definitivo, jugar a la lotería no es parte del marketing de contenidos.
  5. Cuanto más contenido genere, mejor irá mi estrategia: El marketing de contenidos suele llevarse mal con los contenidos al peso. Una parte importante del tráfico de un blog suele proceder de las búsquedas orgánicas, y los buscadores como Google cada vez priman más las webs que ofrecen contenido original y de calidad. A la larga tu proyecto irá mejor si escribes contenido que interesa, aunque no puedas publicar todos los días. La frecuencia de actualización de tu web es importante para el algoritmo de un buscador, pero tampoco te obsesiones. Hay bloggers que han edificado con éxito su carrera creando contenido de alto valor de forma esporádica. Además, un 16 por ciento de las búsquedas diarias son inéditas. Es decir, hay una auténtica mina de contenidos sin explorar de donde puedes sacar ideas muy potentes.
  6. Tener un blog significa hacer marketing de contenidos: Un blog puede resultar una forma efectiva de llevar a cabo tu estrategia de marketing de contenidos. O no. Al final todo depende del perfil y hábitos de consumo de tu audiencia. Si a tus lectores, que son amantes de videojuegos, les interesa más ver vídeos, tal vez te convenga concentrarte en portales como Youtube hasta que cuentes con un número de seguidores tan grande que decidas crear tu propia web. Esto no quiere decir que no puedas tener tu blog desde el minuto cero, pero has de ser consciente de que tu esfuerzo principal debe dirigirse a los tipos de contenidos y canales donde está tu audiencia.
  7. El marketing de contenidos solo tiene un objetivo, mejorar el SEO: Esta afirmación puede tener algo de razón para algunos blogs y empresas. No obstante, lo normal es que el principal beneficiado si desarrollas contenidos de valor sea tu marca, porque será vista como una referencia en la materia, como una ayuda o fuente de inspiración. Las mejoras que experimentarás en el posicionamiento en buscadores son más bien una consecuencia de todo lo anterior.
  8. Los contenidos de actualidad mandan: Si fuera así, el mundo sería muy aburrido. Todo el mundo se dedicaría a la actualidad y nadie reflexionaría sobre otros asuntos atemporales. Es cierto que si buscas información sobre un suceso que ha ocurrido recientemente, Google te dará resultados más actuales, y si echas un vistazo a las estadísticas sobre esta noticia verás una subida abrupta de las búsquedas que resulta tentadora. En redes sociales como Twitter, el componente de la actualidad también es importante. Pero estos son solo dos granitos de arena en el mundo de los contenidos. Cada día se producen billones de búsquedas en Google y se publican millones de mensajes en Twitter por y para sus cientos de millones de usuarios. El número de canales de información y los intereses de la audiencia son lo suficientemente diversos como para conformarse con lo actual. Lo importante es tener inquietudes, encontrar el equilibrio entre lo que queremos y lo que otros buscan, y crear contenidos que resulten interesantes.

¿Se te ocurre algún mito más? ¡Compártelo con otros Superbloggers!


06 Feb 2015
Comentarios: 4

Chuleta de HTML básico para bloggers

Piensa por un momento en qué es lo que más miedo te da como blogger.

Solo por diversión, echa un vistazo a esta lista y marca las casillas con las que te sientas identificado.

  • Me da miedo levantarme un día y darme cuenta de que uno de mis post se ha vuelto viral porque todo Internet ridiculiza algo que he escrito.
  • Me espanta la idea de recibir un email de la plataforma donde tengo alojado el blog que dice que los servidores se han quemado y se han perdido todos los archivos… ¡incluyendo todos mis artículos!
  • Me atemoriza volverme tan famoso que alguno de mis lectores se obsesione conmigo y se convierta en un acosador.
  • Me cada vez que decido actualizar mi CMS (por ejemplo la versión de WordPress o uno de sus plugins)
  • Me da pavor ese mundo extraño y enmarañado que se esconde tras el botón “vista HTML” del formulario de edición del blog.

Si marcaste la última casilla, estupendo porque tiene muy fácil solución: el código HTML es realmente fácil de aprender. Las otras cosas son un poco más improbables o más difíciles de solucionar (aunque la número 4 no debería quitarte el sueño si adoptas la sana costumbre de hacer backups periódicos).

HTML: Lo básico de lo básico

El lenguaje HTML es un lenguaje de marcado, así que funciona con etiquetas. En HTML las etiquetas se escriben entre signos de menor que y mayor que, así:

<etiqueta>

Por lo general vienen en pares, porque hay que abrirlas y luego cerrarlas. Un ejemplo es la etiqueta párrafo:

<p></p>

Entre medias de ambas etiquetas escribimos el contenido del elemento. Siguiendo con el ejemplo del párrafo, sería el texto que contiene, así:

<p>Texto del párrafo.</p>

Chuleta de HTML básico para bloggers
Si te ha resultado útil esta infografía, te invitamos a compartirla en tu propio blog o en un foro con total libertad, aunque por favor si lo haces enlaza nuestra web.

Aquí tienes un código de ejemplo para insertar esta infografía en tu web:


<a href="http://superblogger.es/html-para-bloggers/"><img src="http://superblogger.es/imagenes/chuleta-html-bloggers.jpg" alt="Chuleta de HTML básico para bloggers" width="680" /></a>

Y si te ha resultado útil, ¡no tengas reparos en compartirla!

[Tweet “Chuleta de HTML básico para bloggers #infografías”]


04 Feb 2015
Comentarios: 8

7 cosas que creías saber sobre SEO y que ya no son ciertas

Es posible que algunas de las cosas que aprendiste hace unos años sobre qué es bueno para el SEO y qué no hayan perdido validez. O que te hayas estado informando en una fuente que ya tiene un tiempo.

Quizá incluso es posible que, paradójicamente, esas “verdades” que una vez fueron ciertas pero que ya no lo son estén perjudicando tu posicionamiento en buscadores. O te estén haciendo perder el tiempo porque te centras en cosas que han perdido toda importancia.

1) Densidad de palabras clave

En los albores del SEO, la densidad de palabras clave era uno de los factores de mayor peso. Por ello, en cualquier herramienta de optimización y validadores SEO online de hace 5-10 años se incluían algoritmos para calcular concienzudamente el ratio resultante de dividir el nº de veces que aparecía la keyword en relación al contenido. Se establecieron rangos óptimos de densidad, como un 5% o un 13%, que fueron variando con el tiempo.

Sin embargo, Google y otros buscadores han ido perfeccionando sus algoritmos para intentar primar mayor calidad en el contenido. Ahora mismo los factores que contemplan en relación a la densidad de palabras clave son, principalmente:

  • Naturalidad: no sobrecargar una página con un mismo término. Se penalizan los sitios web que cometen keyword stuffing.
  • Variedad semántica: debemos emplear sinónimos y expresiones diferentes para referirnos a lo mismo, tal y como se hace en los textos de calidad.
  • Orientación unívoca: Lo más aconsejable es que cada término de búsqueda que te interese optimizar en tu web esté presente de forma mayoritaria en una única URL/página, y no en varias. De otro modo, el robot de búsqueda dividiría la relevancia del pagerank que te asigne entre diversas páginas. En otras palabras, una o varias páginas de tu propio website estarían compitiendo entre ellas y perjudicándose mutuamente.

2) Espacios vs. comas 

Una cuestión que en otro tiempo trajo de cabeza a muchos SEO y bloggers aficionados a la optimización para buscadores era precisamente: ¿cuál es la mejor manera de separar las palabras clave en las etiquetas META, espacios o comas?

La respuesta a esta pregunta es totalmente irrelevante ahora mismo. Para empezar, los potentes motores de búsqueda serían perfectamente capaces de distinguir unas y otras sin problemas. Pero la verdadera razón es que la etiqueta META keywords ya no tiene ningún peso en el posicionamiento.

[Tweet “La etiqueta META keywords ya no tiene ningún peso en el posicionamiento #SEO”]

Hace ya bastante tiempo que tanto Google como otros buscadores han acabado por admitir que se había abusado tantísimo de este elemento de código que terminaron por ignorarlo. En la actualidad solamente lo tienen en cuenta para discriminar errores tipográficos y cosas así. Bueno, y para detectar a los spammers, basándose en la idea de que si en una web han metido más de 8-12 términos en esa etiqueta es que intentan jugársela al motor de búsqueda.

3) Guiones medios o bajos en las URL

En teoría, la diferencia entre una cosa y otra es:

  • Guiones medios: el motor de búsqueda interpretará que son palabras distintas.
  • Guiones bajos: el motor de búsqueda  interpretará que son palabras distintas dentro de una misma cadena de búsqueda (o sea, una keyword única).

La diferencia es muy sutil como para tener un impacto relevante en la optimización de tus contenidos, sobre todo si la comparamos con otros factores.  Y de todos modos los propios responsables de Google aconsejan que, si bien esa es la diferencia, si ya has establecido la arquitectura de URL de tu sitio web de una manera no merece la pena que reescribas todas las URL. Sencillamente no compensa.

4) Posición del menú principal

Una de las verdades SEO mundialmente extendidas es que para posicionar bien, el menú de navegación debe ir en la parte superior ya que de ese modo son los primeros enlaces que encuentra el motor de búsqueda y les da más importancia. Aunque es cierto que los buscadores toman nota de la posición de una palabra clave dentro del conjunto de la página web, dando mayor peso a las que encuentran en la parte superior, en el caso de los menús hacen una excepción.

Por suerte, el HTML ha avanzado bastante y los estándares están cada vez más arraigados en las plantillas de diseño de sitios web, de forma los motores de búsqueda son hoy lo suficientemente potentes como para reconocer un área de menú cuando la escanean, y le dan la importancia que merece. Independientemente de si el menú está en el lateral. Es más, hicieron esto porque para Google lo más importante es la calidad y lo segundo más importante, es la experiencia de uso que proporcionan al usuario que sigue un resultado de búsqueda. Nunca dejarían fuera una web con buen contenido y buena interfaz solo porque el menú no está en la parte superior.

5) El H1 tiene la misma importancia SEO que la etiqueta TITLE

La etiqueta ‘title’ es mucho, mucho más importante que el H1.

Otro aspecto muy comentado sobre esta etiqueta es su extensión en número de caracteres. Si bien muchas herramientas SEO te aconsejan que redactes el título para que ocupe menos de 65 caracteres, no lo hacen porque Google te vaya a penalizar. Lo hacen porque es el tope máximo que van a mostrar en las SERP, y te interesa que los usuarios puedan leer el título completo para incrementar tus posibilidades de que hagan clic. Así que esta advertencia no está relacionada con el posicionamiento, sino con las conversiones y la usabilidad.

6) Es importante que la web pase la validación del W3C

Los estándares del W3C son muy importantes porque ayudan a homogeneizar a nivel técnico toda esta fabulosa maraña que llamamos Internet. Esa estandarización se traduce en que el código de las páginas web está escrito de formas similares, lo que hace que programas de software como los motores de búsqueda tengan más fácil detectar patrones comunes como por ejemplo el código de un menú, como comentábamos antes.

Sin embargo, en términos de SEO, la validación no tiene demasiada influencia en los rankings.

7) Al lanzar una web, hace falta comprar unos pocos links para impulsar el SEO

No. Preocúpate primero de crear buen contenido, y los enlaces vendrán. Puedes hacer un buen SEO con buen contenido y cero de optimización técnica. Lo que es imposible es hacer un buen SEO optimizando técnicamente contenido basura. La compra o el intercambio de enlaces no son malos en sí mismos, pero hay que saber muy bien cómo se hacen y seguir ciertos criterios de calidad y sentido común para que tengan sentido para Google. Si detectan que has intentado tomar un camino rápido, o engañarle, te van a penalizar.

[Tweet “Puedes hacer un buen #SEO con buen contenido y cero de optimización técnica. Al revés no.”]

El SEO es como construir una larga escalera que mide metros y metros hasta tocar el cielo. Cuanto más sólidos sean los escalones, más aguantará la escalera. Si tomas atajos, si empleas materiales endebles para construir tus escalones, antes o después tendrás que volver a empezar.

Imagen | Obra derivada de una fotografía (CC) de Nomadic Lass


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies