Teléfono: 650 30 91 26
Diseño Intuitivo
Teléfono: 650 30 91 26
25 Mar 2015
Comentarios: 3

Cómo mejorar tu blog cuando no sabes ni por dónde empezar

mejorar-tu-blog

A veces todo comienza por un repentino pero firme propósito por cambiar las cosas. El deseo de mejorar nuestro blog nos inunda con la misma fuerza que cuando nos viene la inspiración durante la noche. Sin embargo, lo normal es que en estos casos el empuje sea más fuerte que los recursos para convertirlo en algo real. La razón puede ser el tiempo del que disponemos o simplemente que no tenemos los conocimientos para ello.

Hay muchos frentes en los que podemos mejorar nuestro blog, pero el primer paso comienza dándonos cuenta de que el cambio es un proceso constante. De hecho, ya hablamos en su momento de cómo el ‘Kaizen’, o teoría del cambio gradual, nos puede ayudar a ser mejores bloggers. No podemos mejorar todo a la vez, en definitiva.

Ideas que puedes poner en marcha en tu blog

El deseo de mejorar nuestro blog puede tener varios orígenes: que algo no funcione, que sintamos la necesidad de adaptarnos a los tiempos que corren o que queramos dedicar más tiempo y recursos al blogging.

En todo caso, la tarea se parece a la del detective que investiga un crimen y va tirando de los hilos buscando datos para poder avanzar. Esos datos, y nuestra intuición como blogger, son las mejores armas para empezar.

  1. Mejora tus contenidos: Tal vez consideres que tus contenidos no están teniendo toda la atención que se merecen (intuición). Puede haber varias razones, entre ellas que tu blog no sea lo suficientemente accesible, pero también estrictamente por la calidad de los mismos. En este caso nos centraremos en este último punto. Anteriormente te recomendamos diferentes procedimientos para poner a prueba la calidad de tus contenidos y que te ayudarán a detectar qué puede estar fallando (datos). Después podrás considerar algunas de estas ideas.
    • Profundiza en la extensión y desarrollo del contenido. La originalidad del contenido es un factor cada vez más importante para los buscadores, y que duda cabe que tu artículo será aún más único cuanto más preparado esté.
    • Cuenta más historias: Las historias nos inspiran y forman parte de nuestra vida desde que somos pequeños. No solo te ayudarán a conectar más con tu audiencia sino que harán tu blog más único.
    • Escribe sobre acontecimientos relevantes. Puedes investigar qué cosas son tendencias utilizando herramientas como Google Trends o el buscador de palabras clave de Google, el cual nos ofrece información sobre las búsquedas que se producen sobre un término específico.
    • Inspírate: Sigue a tus blogs favoritos, a tu competencia y crea una lista de fuentes de información en todos los idiomas con los que te sientas algo cómodo. Aplicaciones como Feedly o Prismatic te ayudarán a consultar de forma rápida y cómoda todas las noticias relacionadas con los temas que interesan.
    • Domina y aplica las técnicas de persuasión básicas que te permitirán conectar mejor con tu audiencia a través de los contenidos.
  2. Mejora el posicionamiento de tu blog y contenidos: Siguiendo lo anterior, si tu contenido es de calidad pero no es accesible porque los lectores no conocen tu blog, entonces tienes un problema. Y probablemente la solución pase por prestar más atención al SEO, que es fundamental para atraer tráfico a una web, especialmente en las primeras fases de la vida de un blog.
    • Haz un perfil de tu audiencia potencial para saber cómo te puede encontrar.
    • Elabora una lista de las mejores palabras clave que definen tu blog y haz una descripción que puedas utilizar como presentación en los resultados de buscadores.
    • Utiliza la herramienta de palabras clave de Google para saber qué términos relacionados con el tema de tu post tienen más búsquedas. Esto te ayudará a seleccionar un titular y elegir qué palabras utilizar en el texto. No te obsesiones tampoco. Velo como una forma razonable de adaptarse a los patrones de búsqueda de tu audiencia potencial.
    • Darnos de alta en directorios de blogs. Mediante una estrategia de este tipo generarás enlaces relevantes a tu blog que te darán más valor en los buscadores.
    • Si ya has implementado una estrategia de SEO, asegúrate de que no cometes alguno de estos errores.
  3. Refuerza tu visibilidad en redes sociales: Las redes sociales son clave para atraer tráfico hacia tus contenidos desde el primer momento de vida de tu blog, pero también en las etapas de madurez.
    • Utiliza mejor los hashtags en tus post de redes sociales mediante estas herramientas. Seleccionar bien el hashtag puede duplicar la visibilidad de un tweet en Twitter.
    • Si ya estás en redes, ¡asegúrate de que no cometes estos errores!
    • No olvides seguir estas pautas básicas para todo aquel que esté en redes sociales, como actualizar con frecuencia o investigar en qué canales debes tener presencia.
    • Diseña una estrategia personalizada para cada red social en la que decidas estar presente. Esto requerirá adaptar los contenos que compartes y el tono de los mismos. Este es el secreto para conectar de verdad en las redes sociales.
    • Sé agradecido y atento con los usuarios que te mencionan y escucha los mensajes directos e indirectos que te envían los seguidores con sus interacciones. ¿Les gustan tus contenidos? ¿Lo comparten? ¿Lo ignoran?

A veces el cambio necesario no es solo interno, es decir, en los contenidos, la web, tus canales de redes sociales o el posicionamiento. Puede que las respuestas a tus inquietudes de cambio se encuentren más bien en la forma de trabajar que impide que seamos todo lo productivos o creativos. En ese caso te recomendamos:

    • Aplicar ciertas técnicas que te ayudarán a ser más productivo y creativo. Por ejemplo escribiendo de pie, entre otras cosas. 🙂
    • Prestar más atención a esos factores externos que te bloquean, como el caos en el espacio de trabajo o la falta de rituales de creatividad.

16 Mar 2015
Comentarios: 2

7 herramientas para exprimir al máximo los ‘hashtag’ en redes sociales

Sabemos que los ‘hashtags’ son muy importantes en según qué redes sociales, ya que contribuyen a incrementar exponencialmente la visibilidad de nuestros mensajes. En Twitter, se estima que incluir una de estas etiquetas incrementa un 100% las posibilidades de obtener un RT o una respuesta.

Además del hecho de incluirlos o no, la elección de los ‘hashtags’ que usaremos determina la efectividad de nuestros mensajes: si el término apenas se usa obtendremos menos visibilidad, y si en cambio se usa demasiado, nuestras publicaciones obtendrán apenas una pequeña cuota de atención al aparecer insertas dentro de una miríada de mensajes.

¿Cómo elegir el ‘hashtag’ adecuado? ¿Intuición? Hoy os presentamos algunas herramientas que os servirán para obtener información sobre los ‘hashtags’ y tomar buenas decisiones.

1) Hashatit.com

hashatit

HashAtIt es un buscador que aspira a ser “el Google de los hashtags”. Permite buscar mediante ‘hashtags’ en varias redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram y Pinterest. Los resultados de búsqueda se muestran en formato tarjeta (similar a los tableros de Pinterest) y ofrecen la posibilidad de compartir vía email y también en nuestras redes sociales (Twitter, Facebook y Pinterest).

Es una buena herramienta si queremos dar seguimiento a un tema de forma centralizada, ya que al ofrecer resultados de búsqueda de diferentes plataformas nos evita tener que consultarlas todas. Otra funcionalidad interesante es que genera un código para incrustar el resultado de la búsqueda introducida en cualquier página web, algo muy útil si por ejemplo estamos dando seguimiento a un evento en vivo. Os ponemos un ejemplo con la búsqueda “marketing de contenidos”

2) Tagboard

Tagboard es otra herramienta similar con búsquedas ofrecidas en formato tablero que además de  Twitter, Facebook e Instagram incluye Google+, Vine y App.net. Además de mostrarnos los resultados de la búsqueda, ofrece datos sobre nº de mensajes/hora, porcentaje de sentimiento (positivo, neutral, negativo) y una gráfica con la evolución del término en las últimas semanas, para que podamos determinar si es tendencia o no.

Estas estadísticas resultan muy interesantes. Nosotros hemos jugado un poco con la herramienta y hemos introducido dos términos muy dispares para ver el tipo de datos que ofrecía. Por un lado las siglas de la Agencia de Seguridad Nacional de EEUU (NSA), que esta semana ha sido noticia porque la Wikimedia Foundation (la organización que gestiona Wikipedia) y algunas organizaciones pro derechos humanos les ha demandado por sus cuestionables métodos para vigilar Internet. Por otro, la abreviatura de una serie de ciencia ficción estrenada recientemente en la televisión pública española, el Ministerio del Tiempo (MdT).

tagboard-nsa-versus-mdt

La NSA es conocida a nivel internacional, y por eso el dato es de mensajes/hora, mientras que el de la serie es de mensajes/semana. Los patrones de evolución son muy diferentes: la agencia va oscilando a medida que se producen nuevos acontecimientos. Por otro lado, como la serie se estrenó hace tres semanas, anteriormente a esa fecha el gráfico es totalmente plano. En lo que respecta al sentimiento, los mensajes sobre la NSA son en diferentes tonos emocionales, mientras que los mensajes sobre la serie son mayoritariamente neutrales o positivos.

Es una herramienta muy útil si queremos evaluar la evolución de una tendencia, obtener rápidamente el dato de nº de mensajes o valorar si el “buzz” que está generando una marca, un producto o un acontecimiento es favorable o desfavorable. Si nos registramos, podemos guardar tagboards para consultarlos más adelante.

3) Hashtagify.me

Hashtagify.me ofrece estadísticas de popularidad de cada ‘hashtag’, y permite conocer además otros datos relacionados muy interesantes:

Gráfico de relaciones: términos que están interconectados con el nuestro. Nos muestra esta información en diagramas de árbol donde se nos indica el grado de correlación entre ambos términos y la popularidad de cada término relacionado.

hashtags data by hashtagify.me

Gráfico de tendencias: podemos comparar la evolución de dos o más términos, algo muy útil si existen diferentes variantes de un mismo hashtag circulando a la vez por las redes sociales y queremos saber cuál se está utilizando más. El gráfico se puede generar para un solo ‘hashtag’ en formato línea o en formato sparkline y también para múltiples ‘hashtags’ (desde 2 hasta 9 etiquetas)

hashtags data by hashtagify.me

 

Tabla de ‘trending topics’: un ranking con los 30 términos más utilizados, su popularidad y evolución. Podemos seleccionar un periodo de un mes, una semana o ver en tiempo real qué etiquetas están creciendo exponencialmente.

Además de que como podéis comprobar, todos estos gráficos se pueden incrustar en cualquier página web gracias a un sencillo código HTML, otra función muy interesante de cara a la monitorización es que Hashtagify ofrece la posibilidad de crear alertas por email para ciertas etiquetas. También podemos obtener información sobre “influencers”, es decir, los usuarios más populares de entre todos los que están utilizando el término indicado.

 4) RiteTag

RiteTag te ayuda a determinar si has escogido buenos ‘hashtag’ mediante barras de colores que destacan si se usan mucho, poco o si tienen un alto nº de interacciones. Ofrece datos muy buenos, aunque a diferencia de las otras herramientas que hemos comentado está limitado a Twitter:

Así funciona:

ritetag-ejemplo-uso

Algo que me encanta de esta herramienta es que por sí misma ofrece variantes semánticas relacionadas con el ‘hashtag’ que nosotros introducimos, y te indica mediante un código de color el grado de uso (gris, rojo, azul y verde, siendo el gris lo mínimo y el verde lo máximo).

Además de ser una herramienta online, también podemos descargar extensiones de navegador para integrar estas funcionalidades en nuestra herramienta de gestión de redes sociales favorita, con soporte tanto para Twitter.com como para otras muy populares como Buffer, Hootsuite, Tweetdeck, SocialOomph y SproutSocial.

Las opciones básicas incluyen stats detalladas como nº de mensajes y RT por hora, visualizaciones potenciales por hora, y ratios de tweets con imagen, con enlace o con menciones. Si nos registramos, la plataforma nos ofrece además gráficos con evolución a través del tiempo tanto en tweets únicos como en retweets, alcance y tipo (imagen, enlace, mención), listado de ‘influencers’ y los mensajes más populares que llevan la etiqueta.

Por último, ofrece la posibilidad de conectar con nuestra propia cuenta para evaluar si los ‘hashtags’ que empleamos están optimizados, ofreciéndonos sugerencias concretas para cambiarlos por otros más efectivos e incluso tips sobre la longitud, el tipo o la hora de publicación.

5) Trendsmap

Trendsmap ubica los ‘hashtags’ de forma geográfica, una herramienta muy útil para negocios locales ya que podemos analizar las tendencias por regiones. La versión gratuita ofrece las tendencias globales y locales, pero de forma limitada y con publicidad: las opciones más interesantes (top de usuarios, vídeos, imágenes, zoom detallado, histórico de 7 días, filtro por usuario o palabra) son todas de pago.

6) Tweet-tag

Tweet-tag es una herramienta de monitorización profesional de Twitter que en su versión gratuita nos permite hacer seguimiento de hasta tres ‘hashtags’. La plataforma extrae estadísticas avanzadas del uso del término como por ejemplo los tweets más populares, palabras más repetidas en tweets con ese ‘hashtag’, nº de participantes, ranking de participantes por nº de tweets, tipo de dispositivo empleado, evolución por hora del término y un largo etcétera. Echad un vistazo al panel del hashtag del Mobile World Congress:

tweet-tag

La información se nos muestra en un panel que se actualiza en tiempo real y que se borra en una semana máximo por tratarse de una versión gratuita. La versión de pago no la hemos probado, pero permite acceder a  funciones extra como exportar los datos a un fichero .xls, mantener el panel durante un año, geolocalizar los tweets, etc.

7) Followthehashtag

Followthehashtag también trabaja exclusivamente con Twitter. Es necesario conectar la aplicación con nuestra cuenta de Twitter, pero una vez lo hacemos nos permite monitorizar cualquier término (no solo los ‘hashtags’), por lo que es muy apropiada para hacer seguimiento de menciones a nuestra marca. Ofrece datos como nº total de tweets, audiencia total de los tweets donde se mencionaba el término, nº total de usuarios que publicaron los tweets, respuestas, RT… Como factor diferencial respecto a otras plataformas, esta herramienta nos ofrece datos como la mejor hora del día o el mejor día de la semana.

followthehastag

¿Y tú? ¿Qué herramienta utilizas para optimizar los ‘hashtag’ que escoges para tus mensajes en redes sociales? No dudes en compartir en comentarios tus apps favoritas para que todos podamos sacar partido de ellas 🙂


09 Mar 2015
Comentarios: 1

Cosas que debes tener en cuenta al publicar contenidos patrocinados

 

Publicar contenidos patrocinados es una de las primeras opciones que se nos ocurre cuando pensamos en monetizar nuestro blog. Es una forma de monetización interesante, especialmente si todos salen ganando: el cliente porque ve publicado contenido sobre su marca; tú, porque generas ingresos, y tu audiencia, porque recibe contenido relevante. Esta es la teoría. La práctica, sin embargo, puede ser bien diferente porque entran intereses de por medio que pueden traicionar la esencia del contenido patrocinado.

Antes de lanzarte a aceptar contenidos patrocinados debes tener en cuenta una serie de obligaciones y consejos para que algo en teoría beneficioso para ti no se te acabe volviendo en contra. Lo primero que deberías hacer al recibir una oferta de este tipo es ponerte en la piel de tus seguidores. ¿Es algo que les interesa? ¿Cómo te gustaría que te contasen la historia si estuvieses al otro lado? ¿Te gustaría saber que se trata de contenido patrocinado?

Patrocinado o no patrocinado

Hay clientes que, erróneamente, presionan al blogger para que no distinga un contenido patrocinado del que no lo es, y evitar así una supuesta reacción negativa por parte de los lectores. Lo primero que hay que explicarle es que la ley nos obliga a señalarlo de forma explícita y nos exponemos a multas si no lo hacemos. Por otra parte, como bloggers, tenemos una obligación para con nuestra audiencia basada en una relación de confianza mutua. En un mundo tan sobrecargado de información, el hecho de que una persona nos visite y se tome tiempo para leer los contenidos del blog es una demostración de confianza que no podemos ignorar. Por eso debemos actuar con honestidad.

Por otra parte, el argumento en contra de etiquetar un contenido patrocinado falla desde la base. Si para llegar a un lector tenemos que engañarle, entonces ese es el síntoma de que lo correcto es precisamente hacer lo contrario. La lógica de un cliente que piensa que el engaño es un método efectivo se basa en los siguientes supuestos:

  1. Como el contenido no se identifica como patrocinado, habrá más lectores que lean el post.
  2. Al tener más lectores, también habrá más probabilidad de que nuestro contenido se comparta.

Sin embargo, el engaño en Internet desencadena reacciones muy diferentes. Estas son las respuestas habituales que genera una estrategia digital basada en el engaño como esta:

  1. Como la “trampa” está escondida, lo normal es que el número de personas que caigan será similar se diga o no que es patrocinado.
  2. Buena parte de los lectores, incluso los que están verdaderamente interesados en el tema, se darán cuenta a medida que lean de que el post es patrocinado y se marcharán porque lo concebirán como publicidad engañosa.
  3. Los lectores que se vayan, que serán más o menos según lo astuta que sea la trampa, se irán cabreados. Como consecuencia, perderán confianza en tu blog y en los contenidos que publicas.

Cuando decimos que un contenido es patrocinado, los lectores verdaderamente interesados en el tema pasan a evaluar el contenido sabiendo en todo momento que hay una marca detrás. Si el tema les resulta relevante, el hecho de que se trate de contenidos pagados no será un impedimento para que sea compartido, con el consiguiente impacto positivo en la marca. Es decir, ser honesto es beneficioso hasta para la marca. Lo que realmente nos tenemos que plantear, nosotros y el cliente, es que si no queremos reconocer que hay relación económica de por medio tal vez sea porque:

  1. Queremos hacer caja a expensas de nuestra audiencia.
  2. Y además, no confiamos en la relevancia del contenido.

Para muchos la ley es suficiente motivo para ser “honesto”. Sin embargo, hecha la ley, hecha la trampa. Hay bloggers que utilizan todo tipo de estrategias para cumplir la ley sin que ello les afecte. Por ejemplo, en vez de decir de forma explícita que es un contenido patrocinado, incluyen una etiqueta “publicidad” entre la lista de etiquetas del post. Otros lo ponen abajo, al final de texto, y en pequeño. Pero si releemos lo anterior, estas acciones son inefectivas y además impiden beneficiarnos de las ventajas de publicar contenido patrocinado interesante. Personalmente, como lector, pensaría que me están tratando de engañar igualmente y reaccionaría en consecuencia.

Códigos de confianza

Con la generalización de los contenidos patrocinados, han surgido iniciativas para poner algo de orden en todo esto, como por ejemplo los códigos de confianza. El objetivo de estos códigos es permitir a los lectores evaluar la independencia del creador de los contenidos respecto a la información que publica. A su vez, permite a los bloggers saber cómo tienen que identificar sus contenidos siguiendo un formato estándar. Para ello solo tienen que introducir un sello y un link a otra página con más información al respecto.

Las marcas trabajan cada vez más de cerca con ‘influencers’ porque se han dado cuenta de que les resulta más barato y efectivo que otras formas de publicidad tradicionales. Algo que parece una mina de oro para los que se dedican al blogging, puede ser una espada de Damocles si no se actúa de forma responsable. Nos jugamos la credibilidad de los blogs como fuentes de información, y tenemos que pensar si un puñado de euros valen la pena a cambio de poner en riesgo la confianza que nos han dado nuestros lectores.

Hay diversos códigos de confianza, según el grado de implicación de la marca. Por ejemplo, el código de atención (c2c) sirve para indicar que para la elaboración del post hemos contado con alguna atención especial por parte de los representantes de la marca. Por ejemplo, mediante una invitación a un evento o el pago del desplazamiento. En el caso de que haya una retribución por medio, tendremos que utilizar el código c6c, que indica que se trata de una colaboración de carácter comercial.

La desventaja de este sistema es que los lectores pueden no saber a qué se refiere el código en concreto, y para ello tienen que acudir a una página externa. Aunque lo hagamos explícito, si no lo destacamos lo suficiente, estamos en las mismas.

Elijas el sistema que elijas, la regla de oro que no falla es utilizar un sistema que nos dé certeza de que el lector sabe en todo momento que está leyendo un contenido por el que hemos sido retribuidos. Ya sea utilizando el branding de la marca o los códigos de confianza, lo importante es ser honestos porque, como hemos visto, la honestidad tiene recompensa.

 

 


03 Mar 2015
Comentarios: 0

¿Cometes estos errores en redes sociales?

errores-redes-sociales
Las redes sociales son una parte demasiado importante de nuestro blog como para no asegurarnos de que sacamos el máximo partido de ellas. Probablemente la mayor parte de las interacciones con nuestros lectores se producirán ahí, y no en nuestra web. Por eso, hemos recopilado una serie de errores frecuentes y soluciones:

  1. Tus redes sociales son un todo en uno: Aunque es una forma cómoda de gestionar las redes sociales, automatizar el proceso de publicación como si se tratase de una línea de fabricación en serie solo te conducirá al fracaso. Cada red social tiene sus particularidades. El “estar en todas partes” no es una buena razón de ser para tu estrategia de redes sociales.
    Solución: Prepara un plan para cada red social. No hace falta que te compliques, pero al menos ten claros tus objetivos para estar en Twitter, Facebook o Linkedin. Ten en cuenta por qué y cómo las usan otros blogs competidores. También cuál es el lenguaje y tono adecuados para conectar con tu audiencia en esas plataformas. A partir de ahí, desarrolla un plan de contenidos variado para sacarles partido a todas ellas.
  2. No agradeces a los que te recomiendan: Si alguien se ha tomado el tiempo para escribir una mención favorable sobre tu blog (o incluso una crítica constructiva), y tú no contestas, equivale a que en la vida real alguien te agradezca algo que has hecho por él y te des la vuelta sin ni siquiera mirarle.
    Solución: Por muy ocupados que estemos, es importante dedicar 20 minutos diarios a leer comentarios y preguntas relacionados sobre tus contenidos. Lo ideal es revisarlos frecuentemente, aunque esto dependerá de las expectativas de tu audiencia y el tipo de contenidos de tu blog.
  3. No aprovechas los ‘hashtags’: Una pregunta rápida a la que debes contestar también muy rápido. ¿Conoces cuáles son los 5 ‘hashtags’ más relevantes para tu nicho de contenidos? Un ‘hashtag’ es una etiqueta, pero no solo eso, yo diría que es un enlace a una conversación donde otras personas están hablando de un tema en concreto. Usar los ‘hashtags’ más importantes para ti te ayudará a expandir tu audiencia y conectar con otros blogs o colaboradores con intereses similares.
    Solución: Haz una lista de 5 o 10 ‘hashtags’ que sean importantes para tu blog. Puedes utilizar herramientas para monitorizar estos hashtags, como por ejemplo Hootsuite, o simplemente echar un vistazo a los mensajes de otros blogs competidores.
  4. No utilizas imágenes o las utilizas de forma incorrecta: Usar imágenes en tus post es tan importante como asegurarte de que el tamaño de las mismas es el correcto. Las imágenes te permitirán tener mejores ratios de interacción. Ahora bien, es esencial que el tamaño y resolución se ajusten a la plataforma.
    Solución: Utiliza imágenes, pero no a cualquier costa. Si de verdad quieres llamar la atención y ser algo original, puedes utilizar fotos de tu cosecha, de algún colaborador, de plataformas de pago o incluso gratuitas pero siempre de forma que tengan un valor añadido. Aquí tienes una infografía muy útil sobre los tamaños adecuados para las fotografías en Facebook.
  5. Publicas demasiado, o demasiado poco: Tan negativo es publicar con poca frecuencia como hacerlo de forma obsesiva, ya que puedes provocar cansancio en tu audiencia.
    Solución: Impón ciertas restricciones básicas a la hora de publicar. Pregúntate siempre si el post tiene algún interés para tus seguidores o si podría afectar a otro que acabas de publicar limitando su impacto. Ahora con Twitter Analytics podemos tener una idea más precisa de forma rápida y gratuita sobre el funcionamiento de nuestros post y así tomar decisiones sobre qué temas conviene compartir y cuáles no.
  6. Compras seguidores o estás tentado de hacerlo: Comprar seguidores no sirve nada más que para aumentar tu ego. Lo importante no son los números, sino las interacciones con tus contenidos. Y de esto último obtendrás bien poco porque la mayor parte de los seguidores serán falsos.
    Solución: Fácil. No comprar seguidores y armarse de paciencia. Si ya lo has hecho, no te fustigues: aún puedes eliminar esos seguidores fantasma.
  7. Improvisas y procrastinas sin remedio 🙂 Hay algo peor que cometer fallos en redes sociales que es no estar en ellas porque no tienes tiempo. Si el “Luego lo hago, que ahora no puedo” es tu lema, probablemente nunca llegues a hacerlo. Si ya estás, pero aún así te comportas de forma errática, las consecuencias son parecidas. En las redes sociales es bueno dar una imagen de que estás ahí y ser consistente. ¿Por qué va a perder nadie su tiempo si tú no estás dispuesto a hacerlo primero?
    Solución: Lánzate, aunque cometas errores. Ponerte manos a la obra en las redes sociales clave para tu blog te ayudará a planificar más tarde. Si ya estás en ellas pero te cuesta ser consistente, racionaliza tu tiempo en vez de intentar trabajar más con estos consejos. También puedes recurrir a plataformas de ‘freelancers’, como Elance o Workana, donde encontrarás personas especializadas dispuestas a ayudarte y con un coste bastante razonable.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies