Teléfono: 650 30 91 26
Diseño Intuitivo
Teléfono: 650 30 91 26
26 Ago 2015
Comentarios: 2

Cómo diseñar una estrategia de marketing de contenidos en 6 pasos

Cómo diseñar una estrategia de marketing de contenidos en 6 pasos

Como blogger seguramente te hayas topado con el problema de crear contenido en cantidad y frecuencia suficiente para atraer un tráfico estable. Incluso en momentos de flaqueza quizás te hayas replanteado si tu blog es realmente interesante para la audiencia a la que te diriges. La clave para resolver estos obstáculos y dudas tan comunes es tener una estrategia de marketing de contenidos que nos guíe por el asombroso pero a veces agotador proceso de creación de contenidos.

Beneficios de una estrategia de marketing de contenidos

Tal vez pienses que una estrategia de marketing de contenidos solo es necesaria para grandes proyectos que ganen dinero. Nada más lejos. No importa que tu blog sea un hobby o que tenga un fin profesional o económico. Precisamente, la esencia de una estrategia de este tipo es que sus acciones deben estar conectadas a tus propios objetivos. Sin embargo, los beneficios, sea cual sea la naturaleza de tu proyecto, son numerosos. Destacamos algunos:

  • Te aportará mejores resultados en la difusión de tus contenidos.
  • Reducirás tu carga de trabajo.
  • Crearás contenido pensando aún más en tus lectores.
  • Sacarás partido de verdad a las redes sociales.
  • Marcarás la diferencia con otros blogs competidores.

Los pasos para crear tu estrategia

Piensa en el plan de marketing de contenidos como una hoja de ruta que te dice por dónde continúa el camino marcado y que incluye unos elementos básicos. La nuestra contendrá información sobre nuestras metas, la audiencia a la que nos dirigimos, lo que queremos decir y nuestra estrategia en cada canal.

  1. Establece tus objetivos: Es hora de preguntarse por qué hacemos lo que hacemos. ¿Qué objetivo tenemos con nuestro blog? ¿Qué necesidades detectamos? Si lo que queremos es mejorar nuestro blog no vale un “ninguno” o “nada” por respuesta. Estos son algunos de los objetivos más habituales:
    • Generar tráfico
    • Conseguir más seguidores en las redes sociales
    • Fidelizar a tus fans
    • Generar más interacción
    • Conseguir más ingresos

    Aún más importante que establecer tus objetivos es preguntarse, ¿cómo voy a medir si cumplo o no esos objetivos? Aquí es donde entran las métricas, que no son más que indicadores que nos dicen si algo se cumple o no. Eso sí, cuidado con la llamadas egométricas o métricas de vanidad, es decir, aquellas que realmente están pensadas para satisfacer nuestro ego pero no aportan información relevante. Por ejemplo, uno puede saber cuántos visitantes ha tenido su blog procedentes de una campaña de anuncios en Facebook. Sin embargo, ¿sirve de algo si el 95% de esos visitantes se ha ido según ha llegado? Otro ejemplo, el tráfico total de una web solo puede crecer (es lo natural, así que dice muy poco). La métrica importante sería el porcentaje de visitantes que consideramos activos o de valor.

  2. ¿A quién me dirijo?: Regla número 1: tú no eres tu audiencia, por mucho que te guste como escribes :). Aquí no se trata de saber hasta la talla de zapatos de tus seguidores. Pero resulta útil establecer unos perfiles que representen a tus lectores. Para ello necesitarás encontrar algo de información. Te proponemos los siguientes métodos:
    • Bucea en las estadísticas de Google Analytics: ¿Encuentras datos sociodemográficos que puedas rescatar? Edad, sexo, procedencia geográfica e incluso categorías de web que suelen visitar constituyen información valiosa para empezar a hacernos una idea más precisa de nuestra audiencia.
    • Investiga en las redes: Interactúa con tus seguidores. Pregúntales cosas. Indaga en sus perfiles. Incluso te recomendamos hacer un poco de espionaje en los perfiles de los seguidores de la competencia, que a lo mejor también te siguen a ti.
    • Organiza encuentros con tus seguidores: Los datos, aunque nos permiten sacar conclusiones si los cruzamos adecuadamente y en base a nuestra intuición, tienen ciertos límites. Por eso es importante salir ahí fuera y poner cara a tus lectores. Tómate un café con ellos o incluso organiza una cena informal con varios de tus fans para saber por qué te siguen, qué contenidos les gustan más y qué es lo que esperan de tu blog.
    • Averigua los contenidos que funcionan en blogs competidores: Un poco de espionaje (del bueno eso sí) siempre es positivo para no dar rodeos innecesarios. Herramientas como Buzzsumo te ayudarán a saber de un vistazo qué contenidos son más exitosos entre la audiencia de una web determinada. Así podremos sacar conclusiones sobre sus intereses.
  3. Planifica los contenidos que necesitas: Tenemos unos objetivos claros y una idea bastante buena de nuestra audiencia. Determinar los contenidos que necesitamos debería ser fácil, ¿verdad? Este es un paso crítico en el que debemos asegurarnos de que esos contenidos sirven para ambos extremos de la cuerda. Nos permiten alcanzar nuestras metas pero también resultan de interés para la audiencia. Sin una de ellas difícilmente lograremos la otra. Para ponértelo más fácil te sugerimos ejemplos de contenidos según tipos de objetivos:
    • Objetivo – Aumentar el tráfico a tu web: Posts bien optimizados para posicionamiento en buscadores, colaboraciones en otros blogs de tu sector, newsletters, anuncios en redes sociales…
    • Objetivo – Mejorar la visibilidad de tu blog como referencia dentro de su nicho: Videotutoriales, estudios, posts en redes sociales a propósito de eventos importantes, presentaciones en Slideshare…
  4. ¿Qué recursos necesito para crear los contenidos?: Para “sobrevivir” a este paso conviene que seas realista. ¿Quieres hacer vídeos efectistas? ¿Tienes los conocimientos para ello? Y si no, ¿hay alguien que conozcas que pueda hacerlo por ti? ¿Tienes recursos para pagarlo? La clave no es cerrar puertas, sino dar respuesta a nuestros problemas. Nuestros objetivos y las necesidades de nuestra audiencia nos han llevado hasta este paso. Sabemos qué queremos hacer pero no el cómo lo queremos. Aquí nos centraremos en el cómo, y para ello buscaremos todas las alternativas que se nos ocurran o que descubramos. Recuerda: un problema no es un muro infranqueable sino una señal que te invita a dar un rodeo.
  5. Diseña tu estrategia de promoción de contenidos. Todo lo que hemos hecho hasta ahora, todos los datos reunidos y las conclusiones a las que hemos llegado conducen al paso más importante, aquel en el que decidimos qué hacer y dónde. Ya tenemos una idea de los contenidos necesarios y cómo vamos a desarrollarlos. Pero nada tendrá sentido si no son  leídos. Si has hecho las cosas bien, este paso marcará la diferencia entre un blog con y sin estrategia de marketing de contenidos.
    Para ello vamos a tener en cuenta dos elementos:

    • La situación de tus seguidores: Esto es, ¿en qué etapa se encuentra la relación con tu lector? ¿Acaba de conocerte? ¿Es ya un lector fiel? ¿O ni siquiera sabe que existes pero es un lector potencial? En general se definen cuatro etapas en la vida de un lector o un cliente: descubrimiento (conocimiento de tu blog), consideración (interés en lo que cuentas), acción (depende de tu proyecto y lo que te propongas puede ser desde comprar un producto, usar una app, registrarse, compartir algo…) y fidelización (el lector es leal y vuelve en busca de algo). Estas etapas pueden ocurrir perfectamente separadas o ser coincidentes en el tiempo. Por ejemplo, un lector puede descubrir tu app de recetas buscando en una tienda de apps (conocimiento) y decidir descargarla acto seguido (consideración).
    • El canal de comunicación: ¿nos encuentran a través de un buscador? ¿En las redes sociales? ¿O a través de anuncios pagados? Existen tres tipos de canales: medios pagados, propios y ganados. En medios pagados entran todos aquellos canales que contratamos a un tercero (anuncios en redes sociales por ejemplo). Los medios propios son los canales de tu propiedad (tus cuentas de redes sociales, tu blog, etc). Finalmente, los medios ganados son aquellos que pertenecen a terceros pero que no suponen un coste (menciones en medios de comunicación o menciones en redes sociales, entre otros).

    La razón de que nos importe diferenciar a un lector que nos acaba de descubrir de otro que es fiel es porque sus necesidades seguramente sean diferentes, y por tanto los contenidos que requieren para avanzar en su relación con nuestro blog también son distintos. Te recomendamos hacer una tabla con tres columnas, una para cada canal, y cuatro filas marcando las diferentes etapas que hemos mencionado. A continuación puedes rellenar las distintas acciones que se te ocurran, preferiblemente canal por canal. Puede que, de acuerdo con tus objetivos, haya un determinado grupo de audiencia que te interese más, y que quieras centrarte más en un canal determinado. O también que el presupuesto no te dé para invertir en medios pagados. Lo importante no es completar toda la tabla, sino reflexionar sobre tus recursos y prioridades.

  6. Selecciona las herramientas de medición que necesitas: Y, por último, algo no menos importante que todo lo anterior. Y es que no hay buena estrategia de marketing de contenidos si no puedes saber si ha conseguido o no sus objetivos. Esto nos obliga a establecer métricas (ver el punto 1), pero también a seleccionar las herramientas que nos permitirán recoger esos datos. Esto no es tan obvio como parece. Uno puede establecer métricas fantásticas, pero si no hay recursos para conseguir la información necesaria o cuestan un dinero que no tenemos, ¿de qué sirve? Tal vez Google Analytics sea suficiente para tu estrategia, ya que sus funcionalidades de segmentación son bastante potentes y recoge gran cantidad de datos. No obstante, a medida que las métricas se hagan más complicadas o realices acciones en otros canales tal vez quieras ir más allá y utilizar otras herramientas, como por ejemplo Socialbro (medición en redes sociales).

Aunque la estrategia conste de seis pasos definidos piensa en ella como una carretera de doble sentido y con curvas. Cuando definas tu plan a menudo necesitarás volver atrás en busca de nuevos datos o porque has cometido un error. Incluso a lo largo del tiempo descubrirás nuevas cosas -porque tu audiencia va cambiando- y querrás redefinir tu estrategia. Es importante que sea así. Cada pieza de una estrategia de marketing de contenidos afecta a otras. Si un elemento cambia y no necesitas replantearte nada más, a lo mejor es que no es tan importante o has cometido un error.


21 Ago 2015
Comentarios: 7

¿Qué es Periscope y por qué lo está petando?

periscope
Periscope es una app que permite hacer retransmisiones en directo desde tu propio móvil. La plataforma, propiedad de Twitter, consiguió cerca de un millón de usuarios en sus primeros días y eso que solo estaba disponible para iPhone. La versión Android llegó en mayo.

Hoy, solo cinco meses después de su lanzamiento, cuenta ya con 10 millones de usuarios.

Y el futuro es aún más prometedor. Según el departamento de análisis de tendencias de Ericsson, en cinco años se consumirán más horas de contenido en streaming que de forma convencional.

Tengo que confesar que a mí apenas me sonaba vagamente su nombre de haberlo visto en Twitter. Y esta semana, tras leer unos cuantos artículos sobre esta herramienta y pasar algunas horas visionando retransmisiones, estoy como loca con Periscope. Llena de ganas de hacer cosas con vosotros. Y de contaros cómo le podéis sacar partido en vuestros blogs.

¿Y por qué tanto revuelo? ¿Qué tiene eso de las retransmisiones de especial? ¿No es un poco parecido a YouTube? Es por la exclusividad de la inmediatez, es la pureza del directo y sobre todo, por encima de todas esas cosas, es por la interacción.

Pero me estoy adelantando, vayamos por partes. Primero vamos a comentar las principales características de Periscope para conocerlo mejor.

Las 15 características que definen a Periscope

O por qué Periscope está cambiando las reglas del juego en lo que a contenidos online se refiere.

Periscope

  1. Necesitas una cuenta de Twitter y un smartphone con cámara delantera.
  2. Se conecta con Twitter, permitiéndote agregar fácilmente a la gente que sigues.
  3. Tu móvil te avisa cuando uno de tus contactos acaba de empezar a emitir (a menos que desactives las notificaciones).
  4. Las retransmisiones también se pueden ver desde un navegador de Internet, no solo desde la app.
  5. Iniciar un streaming tarda unos 10 segundos, dependiendo de tu conexión a Internet.
  6. Las emisiones son en vertical. Es posible que en un futuro no muy lejano añadan el “modo paisaje”, pero aún no existe.
  7. Se puede controlar la privacidad. Es decir, aunque lo habitual es emitir para el mundo entero, puedes crear una emisión en vivo solo para tus contactos.
  8. Se pueden añadir etiquetas geográficas al vídeo, haciendo que aparezcan en un gran mapa mundial que permite a los usuarios descubrir contenido dependiendo del área donde ha sido creado.
  9. Los usuarios pueden interactuar en directo. Pueden enviar comentarios de texto que aparecen en tiempo real en la pantalla (también para el que retransmite) o dar pequeñas pulsaciones para que aparezcan corazones y demostrar que les gusta lo que está apareciendo.
  10. Las retransmisiones se quedan almacenadas durante 24 horas en la plataforma.
  11. Una vez emitidos, puedes descargarte los vídeos de tus retransmisiones.
  12. Las retransmisiones se pueden compartir fácilmente por Twitter o copiando la URL directa.
  13. En tu perfil aparece el número de corazones que has recibido.
  14. Aunque no estés viendo una retransmisión en directo, igualmente puedes enviar corazones.
  15. Al visionar una retransmisión que ya se ha emitido no puedes hacer avance rápido, es totalmente lineal.

Ventajas de Periscope para bloggers

A continuación os damos unas cuantas ideas para usar Periscope como complemento a vuestro blog. No os olvidéis de que las retransmisiones de Periscope, aunque permanecen solo 24h en la plataforma, se pueden descargar desde vuestro perfil así que es una forma muy rápida de generar contenidos para un canal de YouTube, por ejemplo.

  1. Conectar con tus lectores. En Superblogger siempre insistimos en lo importante que es conocer a fondo a tu público para poder crear contenidos de verdadero interés. ¿Qué necesitan? ¿Qué les preocupa? Con Periscope puedes preguntárselo en directo, y además interactúas con ellos de forma mucho más personal que el email o las redes sociales. Si tienes un blog de empresa, estás humanizando tu marca.
  2. Visitas guiadas. Si eres bloguero de viajes, Periscope es una forma fantástica de mostrar a tus seguidores los sitios a los que vas, haciendo comentarios sobre la marcha.
  3. Entrevistas en directo. El directo le da el valor añadido de la espontaneidad, y las opciones de interacción permiten que los usuarios envíen preguntas a la persona entrevistada.
  4. Tutoriales en directo. Si tu blog es sobre manualidades, DIY, recetas o cualquier cosa que se haga con las manos, Periscope es una potente herramienta para hacer talleres en directo…
  5. …y también toda clase de demostraciones. Imagina a los egobloggers retransmitiendo en directo la elección de su ‘outfit’ del día, cómo se maquillan, cómo se peinan. Y no solo ellos, ¿qué tal un mago que hace pequeñas demostraciones sus juegos?, ¿un blogger dedicado al ejercicio y la vida sana?
  6. Rondas de preguntas. Puedes convocar a tus lectores a un pequeño encuentro donde te hagan preguntas concretas que puedas responder rápidamente.
  7. Lectura de titulares. Si la industria sobre la que trata tu blog es de las que produce muchísimas noticias cada día, puedes organizar pequeñas emisiones de Periscope todas las mañanas para comentar las novedades.
  8. ‘Unboxing’ de productos. ¿Tienes un blog sobre tecnología, sobre juegos de mesa, sobre coleccionismo? Imagina hacer emisiones cada vez que desembales un nuevo producto, permitiendo a tus seguidores hacerte preguntas sobre cosas que no se pueden transmitir fácilmente en vídeo: cómo huele, qué tacto tiene…

Imagínate que en Superblogger os convocásemos todos los viernes a hacer un Taller de Creatividad en Directo. Imagina que en ese taller, en unos pocos minutos, fuéramos contando todos los trucos que tenemos en la chistera. Imagina que puedes decirnos en directo lo que vas escribiendo. Y nosotros te contestamos. ¿Ya te lo has imaginado? ¿A que es bastante diferente a una playlist de YouTube con minitutoriales?

Si esta idea te ha parecido interesante, dínoslo en comentarios y empezaremos a hacer emisiones desde Superblogger. Lo prometo.


19 Ago 2015
Comentarios: 1

Ideas para aumentar el tráfico a tu blog sin crear más contenido

Ideas para aumentar el tráfico a tu blog

Lo primero que nos suele venir a la cabeza cuando llevamos poco tiempo al frente de un blog y queremos aumentar las visitas es que necesitamos crear más contenido. Invertimos demasiado tiempo en desarrollar nuevos posts y pensar en nuevas ideas, sin darnos cuenta de que el tráfico de un blog se sostiene sobre numerosas patas. El contenido es clave, pero el que haya más o menos no tiene por qué ser lo más importante.

Antes de empezar conviene ser críticos con nuestro blog: ¿Están bien posicionados nuestros posts a través de los buscadores? ¿Es nuestro blog una fuente de información con reputación? ¿Trabajamos la visibilidad en redes sociales? ¿Tenemos seguidores leales? Estos interrogantes nos ayudarán a concretar acciones, como estas que te proponemos a continuación, para mejorar el tráfico hacia tu web.

  • Planifica una estrategia de medios: ¿Puedes hacer que tu blog sea noticia? Hoy en día los periodistas se apoyan en blogs como fuente de información, citándoles e incluso enlazándoles. No creas que por ser un blogger no puedes salir incluso en los medios más importantes de tu país. Piensa en cómo podrías ser de utilidad para un medio y una sección en concreto y planifica los pasos adecuados. Por ejemplo, si tienes un blog sobre cocina casera igual puedes ofrecerte para colaborar con una revista de cocina para compartir tus recetas. O igual te ayuda el participar en eventos sobre tu nicho para conectar con los periodistas de los medios que te interesen. El objetivo es conseguir enlaces relevantes desde estos medios que te ayuden a incrementar la autoridad de tu página. También puedes optar por servicios gratuitos de distribución de notas de prensa para comunicar el lanzamiento de tu blog o cualquier hecho noticioso sobre tu proyecto o contenidos.
  • Mejora tu estrategia de selección de términos ‘long tail’: Los términos ‘long tail’ son aquellos que se refieren a búsquedas específicas, por lo que generan menos búsquedas de forma individual y tienen menos competencia. No obstante, en su conjunto generan el 70% de búsquedas en Google y resultan esenciales para atraer tráfico de calidad a nuestra página. ¿Cómo podemos hacerlo? En primer lugar podemos seleccionar una serie de posts que atraigan tráfico sostenido a nuestra web y centrarnos en ellos para mejorar la selección de palabras clave por los que se posicionan en buscadores. Utilizamos después la herramienta de Google Keywords, donde iremos introduciendo de forma manual los términos que, desde nuestra intuición, deberían generar búsquedas. Google Keywords nos dará datos sobre el volumen de búsquedas de cada término y nos dará sugerencias sobre otros que tal vez sean más populares que los que inicialmente habíamos pensado. Una vez que hayamos buscado todos los términos que se nos ocurran hacemos una selección de las palabras más buscadas y nos las llevamos a Google. Aquí vamos a utilizar la función de sugerencias y los propios resultados del buscador. Google nos aportará pistas sobre cómo buscan los usuarios, pero también deberemos comprobar los resultados de esas búsquedas para ver si los resultados están relacionados con nuestros contenidos. En este paso filtramos nuevamente la lista de palabras hasta quedarnos con aquellas que no solo generan búsquedas sino que son también relevantes.
  • Aumenta tu lista de suscriptores: ¿Dedicas todos los esfuerzos necesarios a incrementar poco a poco el número de suscriptores? Esto es importante porque tus suscriptores son una fuente de tráfico estable y leal a lo largo del tiempo. Para ello no es necesario que crees más contenido necesariamente, sino que a partir de ahora tomes ciertos pasos para aprovechar el tráfico existente, por ejemplo, ofreciéndoles la posibilidad de hacerse suscriptor de una manera más visible, o incluso dándoles algo a cambio (un pequeño regalo o “freebie”). Si tienes algo de dinero para invertir en tu blog puedes recurrir a anuncios en redes sociales. Con una segmentación adecuada conseguirás un buen número de suscriptores de forma rápida.
  • Asegúrate de que la estructura de tu blog es adecuada: Muchas veces la clave no es la cantidad de contenido sino cómo ese contenido está estructurado, de forma que la autoridad de tu página fluya correctamente por todas las páginas de la misma. Comprueba que la jerarquización de las páginas es correcta y lógica, de forma que los diferentes posts estén alojados en las secciones correctas, o que la información es fácilmente navegable, enlazando todos los post relacionados entre ellos, incluso los más viejos a los más nuevos. Investiga también si hay nuevas plantillas para tu blog que pueden mejorar en este apartado. La web cambia rápidamente, y también los hábitos de los usuarios y los requerimientos de los buscadores.
  • Dedica más tiempo a las redes sociales: Si eres de los que invierte un 99% de su tiempo a desarrollar tus posts y solo un 1% a promocionarlos, tal vez deberías trabajar para equilibrar la balanza con algunas de estas ideas. Además, las redes sociales no solo son una fuente de tráfico directa muy importante en la primera etapa de tu blog, sino que también son clave en combinación con tu estrategia de SEO. El buen contenido ayuda, pero los buscadores cada vez miran más a las llamadas “señales de redes sociales”. Aprovecha plataformas que otros no usan tanto, por ejemplo SlideShare. Últimamente hemos hablado de cómo usar SlideShare para promocionar un blog.
  • Date de alta en directorios de blogs: Los directorios son una parte importante dentro de nuestra estrategia para conseguir enlaces y aumentar la autoridad de nuestra página. Nos interesan no obstante aquellos que son especializados, para que los enlaces tengan valor. Y, sobre todo, es esencial seguir unos pasos para que estos enlaces no sean considerados “artificiales” por los buscadores.
  • Crea más páginas: En cierto modo parece una incongruencia, porque para crear páginas en tu blog necesitarás contenido. Pero la diferencia es que no lo haces necesariamente para mejorar el SEO de tu blog, sino para que tu página tenga más páginas indexadas y más autoridad, que es importante. Piensa en formas de crear páginas que aporten valor a tus lectores pero no requieren mucho tiempo de desarrollo, como por ejemplo glosarios o preguntas frecuentes.

12 Ago 2015
Comentarios: 5

11 formas de atrapar al lector al inicio de un post

Los titulares son cruciales. Los titulares son el destello que hace brillar el diamante en la roca, atrayendo su atención hacia nuestro contenido. Las palabras más importantes del artículo. Pero los arranques también son importantísimos. Y es que la gasolina del titular solamente da para que lean el arranque.

Si clavas el titular pero desatiendes la primera línea, estás pinchando tu propio globo. Y cuanto más atractivo, irresistible y rompedor sea el titular, mejor debe ser el comienzo, porque si no deslucirá en comparación. ¿Quieres saber cómo hacer aperturas efectivas? Sigue leyendo.

Y es que esa es la premisa básica del arranque: hacer que sigan leyendo. Que sigan excavando hasta sacar el diamante.

1) Identifica una necesidad

Crear un artículo interesante implica ponerse en la piel de tus lectores, comprender sus necesidades y ofrecerles respuestas a sus problemas.

Si lo has hecho bien, el titular ya debería exponer el beneficio que les aportará leer el artículo. En esta técnica de apertura, describimos esa necesidad aportando detalles sobre cómo es, la importancia que tiene resolverla y decimos abiertamente que vamos a ayudarles a cubrir esa necesidad.

2) Haz una pregunta retórica

Este método consiste en hacer una pregunta en relación al contenido que solo pueda tener una respuesta posible: Sí. Ejemplos de arranques de este tipo son: “¿Quieres saber cómo…?”, “¿Quieres descubrir…”

Este tipo de preguntas tienen dos funciones:

  1. reforzamos la temática del post. Todo se lee muy rápido y en un contexto de constantes interrupciones para el lector. No está de más un poco de repetición.
  2. reforzamos el compromiso del lector. Es como cuando te invitan a una fiesta y dices que sí. Luego nos resulta mucho más difícil no ir, ¿verdad?

3) Haz una pregunta intrigante

La intriga es otro anzuelo que a todos nos gusta morder. Si en la técnica anterior hacíamos una pregunta cuya respuesta era evidente, en esta trabajamos todo lo contrario: lanzamos una pregunta que deja al lector preguntándose cuál será la respuesta y deseando que se la digan.

Ejemplos de este tipo de preguntas son: “¿Qué tienen en común Arguiñano y Amancio Ortega?”, “¿Es el nuevo iPhone el mejor teléfono inventado jamás?”.

4) Di algo inesperado

Imagina por ejemplo una empresa de diseño web proclamando que quiere que sus clientes no la necesiten, para luego desgranar que le gusta perfeccionar tanto el trabajo que no haya errores que notificar. Lo diferente, la sorpresa y la provocación es lo que funciona en este método.

También es interesante romper con aquello a lo que tienes acostumbrado a tus lectores. Por ejemplo, si nunca hablas de tu vida personal, lanzar una confesión.

5) Cuenta una historia o comparte una analogía

Las historias llevan encandilándonos desde la noche de los tiempos. Pueden ser historias largas o cortas, historias personales o de alguien que conoces, pueden ser reales o inventadas. En línea con lo que comentábamos en el punto anterior, si en tu blog tienes un tono serio e informativo, abrir con una historia además sorprenderá a tu audiencia. Dobles puntos 🙂 Es una técnica maravillosa y fascinante, y puedes saber más sobre ella en estos artículos sobre storytelling.

Por otro lado están las analogías. El mecanismo básico de la analogía es ayudar a ilustrar un argumento, como hemos hecho en este artículo con el diamante en bruto que los lectores tienen que excavar a medida que leen.

6) Haz una promesa o una afirmación

A veces una afirmación tajante es una buena forma de hacer que la gente siga leyendo. Por ejemplo, puedes exponer con rotundidad algún éxito propio que esté conectado con el tema del artículo.

Otras veces, se trata simplemente de reforzar el beneficio insinuado en el titular con una promesa: “En este artículo te enseñaremos a…”, “En este post te voy a contar…”. Personalmente encuentro este último método muy manido, ya que es el típico arranque en los listartículos (artículos de listas) y a menudo se abusa de él como pretexto para repetir las ‘keywords’ de cara a los buscadores.

Y por supuesto, más vale que mantengas tu promesa.

7) Haz una afirmación polémica

Los lectores se tiran de cabeza a la piscina con esta clase de provocaciones. Si tu blog trata sobre tecnología, cine, televisión o libros seguro que ya sabes a lo que me refiero: esa clase de afirmaciones que automáticamente dividen a la gente en ‘haters’ y ‘fanboys’. Y si por casualidad hay algún lector que no está posicionado, es muy probable que también entre solo para ver cómo se hacen sangre unos a otros en los comentarios.

8) Pinta un escenario

Esta técnica requiere bastante habilidad, pero si te gusta escribir ficción, te sentirás como pez en el agua con ella. Se trata de describir minuciosamente un escenario, haciendo que el lector se lo imagine: colores, olores, sabores, sonidos… transportarlo a ese momento que has descrito para arrancar la acción desde ahí.

Se puede usar en dos sentidos: positivo (un escenario de éxito tras resolver un problema) o negativo (escenario de fracaso, detallando las consecuencias). Esto está directamente relacionado con el beneficio del artículo, poniendo a trabajar para nosotros la imaginación del lector para conectar con sus sentimientos y sus miedos.

Es un arranque muy poderoso que se emplea no solo en artículos sino también en ponencias porque atrapa muy bien a la audiencia y les motiva para tomar acción respecto a lo que les vas a contar.

9) Usa las estadísticas

A esta técnica la llamo “el KO por datos”. Comienzas con un dato impactante, y luego desgranas dos o tres más relacionados con éste hasta lograr el noqueo total, asegurándote de que el lector comparte tu punto de vista sobre la cuestión que vas a tratar.

Es un método muy interesante que aporta autoridad al artículo (las opiniones fundamentadas en datos son percibidas mejor) y que conecta muy bien con lectores que devoran datos. A lo mejor en un blog literario no funciona muy bien, pero en un blog económico, social o de tecnología funcionará muy bien.

10) Comienza con una cita

Este arranque proviene del mundo offline, podemos verlo mucho en prensa. Consiste en tomar frases de otras personas para establecer el enfoque del artículo e ir hilvanando a partir de ahí. Por supuesto la calidad y oportunidad de la cita con respecto al tema tratado es decisiva.

11) Usa una imagen

No tienes por qué empezar con texto, puedes poner una imagen. Aunque es importante entender la diferencia entre imágenes que ilustran e imágenes de arranque. Imágenes que ilustran son las típicas que ponemos para acompañar nuestros artículos, apoyando visualmente el mensaje general o incluso el título en particular.

Las imágenes de arranque tienen que ser muy atractivas y han de motivarte lo suficiente para construir tu discurso a partir de ellas. Es decir, tienes que hacer referencia directa a ellas. Si no te sale, siempre puedes echar un vistazo a blogs basados enteramente en comentar imágenes, como por ejemplo Photoshop Disasters.

Estas técnicas las hemos extraído de un interesante artículo de Darren Rowse en su blog, pero ¿qué otras técnicas empleas para empezar tus artículos? ¡Cuéntanos!

Imagen | Obra derivada de una fotografía de AntanO en Commons.


05 Ago 2015
Comentarios: 1

Comprendiendo un tema de WordPress por dentro

tema de WordPress

La mayoría de las plantillas de WordPress, sin importar lo diferentes que sean sus diseños, están confeccionadas con los mismos componentes. Si no conoces su funcionamiento, hoy te introducimos algunas nociones muy básicas que te ayudarán a desenvolverte con más soltura entre sus ficheros. Una vez que comprendas estas primeras claves, verás que es bastante sencillo empezar a hacer esos pequeños cambios que siempre has querido introducir para mejorar tu blog.

Los temas de WordPress (en inglés, ‘themes’) consisten en una carpeta con ficheros de plantillas escritas en código PHP. Cada una de ellas controla una pieza concreta del aspecto de tu blog y del contenido que se muestra en ella. A grandes rasgos, podemos diferenciar cinco elementos clave:

  1. Los elementos comunes, que aparecen en todas partes sin importar en qué página estás, es decir cabecera, lateral y pie. Se definen en las plantillas header.php, sidebar.php y footer.php, respectivamente.
  2. La portada, controlada desde el fichero index.php
  3. Los post, definidos por el fichero single.php
  4. Las páginas estáticas, como “Acerca de” y “Contacto”, creadas desde el panel de control como “Páginas”
  5. Las páginas dinámicas, que se construyen con contenido extraído de la base de datos dependiendo de lo que el usuario esté viendo: páginas de archivo, páginas de categoría, páginas de autor.

1) Elementos comunes

Header.php

La cabecera (header.php) es un fichero global que muestra el título del blog y la navegación principal (los enlaces a las diferentes secciones, páginas, etc.). También contiene código propio de la cabecera HTML como las etiquetas meta y las llamadas a los ficheros básicos de visualización de la plantilla (css, javascript, el fichero del favicon, etc.)

Sidebar.php

La barra lateral (sidebar.php) define lo que se muestra en la columna que hay en el lateral de nuestro blog. Se pueden establecer diferentes ficheros “sidebar” y controlar cuál aparece dónde desde el fichero “functions.php”. Si el ‘sidebar’ está automatizado mediante widgets, puedes configurarlos desde el panel de control de WordPress, en el menú “Apariencia > Widgets” (http://tudominioweb/wp-admin/widgets.php)

En este trozo de código suelen aparecer los enlaces a los últimos post publicados, los archivos de meses anteriores, las categorías, etc. Por ejemplo en Superblogger además de estos elementos es donde tenemos el campo de suscripción, el buscador y las redes sociales.

Footer.php

El fichero del pie de página (footer.php) suele contener algunos enlaces importantes dentro del blog, la información de copyright y similares. A nivel de código, es indispensable porque cierra todas las etiquetas HTML de la plantilla.

2) Portada (index.php)

El fichero index.php controla el aspecto de la portada del blog. Por defecto, contiene un ‘loop’, un fragmento de código que se encarga de consultar en la base de datos si hay post, y en caso de haberlos, mostrárnoslos. Por defecto, se muestran en orden cronológico ascendiente (es decir, los más recientes primero), porque este es el rasgo definitorio de la organización de contenidos en un blog.

Sin embargo, esto es por defecto. En WordPress existe la posibilidad de indicar al sistema que muestre un fichero .php cualquiera que tengamos en nuestra template desde el panel de control, en el menú Ajustes > Lectura (http://tudominioweb/wp-admin/options-reading.php)

3) Artículos (single.php)

El archivo single.php controla cómo se muestran los post individuales una vez accedes a ellos. Contiene otro ‘loop’ encargado de mostrar el post una sola vez, pero en toda su extensión y con toda la información relacionada (autor, fecha, etiquetas, categorías, etc.)

Contiene llamadas a otros ficheros PHP que controlan aspectos estándar de la plantilla de los artículos, como por ejemplo los trozos de código que controlan los comentarios (comments.php)

Lo más interesante de que los artículos estén en un fichero aparte, es que puedes definir un “sidebar.php” específico para ellos, de forma que no tienes por qué mostrar lo mismo en el lateral de los artículos que en el de la portada.

4) Páginas estáticas (page.php)

En page.php están definidos todos los valores que controlan el aspecto de los contenidos de tipo “página”. Al igual que hemos comentado con single.php, puedes decidir eliminar el ‘sidebar’, poner otro específico para las páginas, o incluir un elemento que no existía en la portada.

Un aspecto muy versátil de WordPress es que puedes definir diferentes plantillas de página para cada página. La forma de hacerlo es muy sencilla, basta copiar page.php, ponerle otro nombre y añadir el siguiente código en la parte superior:

<?php 
/* 
Template Name: Nombredelaplantilla 
*/ 
?>

Después, para conectar la página con la plantilla que acabamos de crear, la editamos desde el panel de control y lo indicamos en la caja del lateral derecho.

5) Páginas dinámicas

Nos referimos a las páginas de los ficheros archive.php, category.php, tag-php, etc. Son páginas que principalmente cumplen la función de listados, y para ello emplean el ‘loop’ que comentábamos antes.

Puedes definir el aspecto de diferentes archivos modificando estas plantillas. Si en el tema que estás editando no existe alguna de estas plantillas, WordPress tomará por defecto index.php. Del mismo modo, si creas la plantilla “category.php” lo que definas ahí sobreescribirá lo que estaba indicado en “archive.php”.

Otros ficheros importantes

Para terminar, os explicamos algunos elementos que hemos mencionado de pasada y que también contribuyen de forma esencial al funcionamiento de un tema en WordPress. Los podemos modificar según nuestras necesidades, y juegan un papel decisivo en la forma en que se muestra nuestro blog:

  • Functions.php. Te permite incluir tu propio código PHP para modificar elementos principales del tema. Se utiliza a menudo para indicar múltiples ‘sidebars’, cambiar el número de caracteres en el “Extracto” o añadir opciones personalizadas al panel de administración.
  • Comments.php. Este fichero controla la forma en la que se muestran los comentarios, aunque puedes sobreescribirlo si utilizas plugins específicos de comentarios como Disqus, que sirve para externalizar la funcionalidad de los comentarios.
  • Style.css. Es el principal fichero CSS de tu tema, lo que significa que es donde se establecen los tipos de letra, los colores, los tamaños de texto, las dimensiones de los elementos y todos los parámetros que tienen que ver con el aspecto visual de la plantilla. También contiene texto en la parte superior que le indica a WordPress cómo se llama el tema, quién es el autor y la URL de su sitio web.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies