Teléfono: 650 30 91 26
Diseño Intuitivo
Teléfono: 650 30 91 26
13 Nov 2015
Comentarios: 9

Por qué poner anuncios en tu blog puede no ser buena idea

Google Adsense

La idea de crear un blog y vivir de la publicidad es tentadora. Lamentablemente las cosas no son tan fáciles cuando uno decide ponerse manos a la obra insertando los primeros anuncios. El dinero no fluye como habíamos pensado y tal vez hasta nos replanteemos si el blogging no es lo nuestro.

La publicidad es una de las vías más habituales o al menos la que más rápido nos viene a la cabeza cuando pensamos en estrategias de monetización. También se caracteriza por no ser la más adecuada en la mayoría de los casos. No es el que el blogging no sea lo tuyo, sino más bien que has presionado la tecla incorrecta.

Aquí te contamos algunos elementos que conviene tener en cuenta antes de lanzarnos:

  1. Son una forma muy lenta de monetización: Si tienes un blog con algunos cientos de usuarios diarios y crees que ya es hora de dar el salto, haz cálculos. Suponiendo que tu blog tiene 1.000 visitas diarias, un ratio por clic medio del 0,1% y cada clic te proporciona 0,1 euros, ganarías exactamente esto: 0,1 euros al día=3 euros al mes=36 euros al año por todo el esfuerzo que te supone mantener un tráfico de 30.000 lectores mensuales.
  2. Compiten por la atención de tus lectores: Pensar en el dinero tal vez no sea lo más adecuado. Al insertar anuncios estás introduciendo elementos que competirán por la atención de tus lectores. Cada vez que escribes un post o produces un vídeo inviertes tiempo para que el nivel de calidad sea elevado y tus seguidores te cedan unos minutos de su día o decidan volver en otro momento. La cuestión es que los anuncios con los que esperas ganar dinero harán exactamente lo mismo. De hecho, eso es lo que quieres, que los visitantes los miren y hagan clic en ellos después. Por eso debes preguntarte primero si los anuncios pueden dilapidar los esfuerzos invertidos en producir buenos contenidos, robando atención y, a la larga, tráfico, que es precisamente lo que necesitas para ganar dinero con ellos.
  3. Dañan la conversión de tu blog: Cada elemento en el blog que invita a tus lectores a realizar una acción forma parte de tu estrategia para guiarles por el universo de tus contenidos. Tal vez quieras que lean un post, y luego otro, y luego otro… O simplemente que se suscriban a tu newsletter. Para cada una de estas opciones tienes su correspondiente ‘call-to-action’. El problema es que los anuncios, a la vez que competidores por la atención, también compiten por el clic. Si suben los clics en tus anuncios, bajarán los clics en el resto de tu página, lo que afectará a la tasa de retención de tus visitantes.
  4. Pueden interferir con los objetivos de tu blog: Como blogger uno de tus principales objetivos es que los visitantes se queden para leer contenidos interesantes. El matrimonio puede romperse si los anuncios se convierten en elementos molestos que realmente no están buscando, por lo que tus lectores querrán irse y no volver.
  5. Te roban tiempo de crear contenidos: Poner anuncios no es solo activarlos y esperar a escuchar el tintineo de las máquinas tragaperras. Para que realmente ganes algo de dinero es necesario dedicar tiempo a gestionar los programas, analizar los resultados, optimizar y analizar de nuevo… Esto significa tiempo. Tiempo que te quitas de crear contenidos, de innovar con contenidos diferentes, de organizar reuniones con tus lectores y de pensar en otras formas de monetización.
  6. Pueden poner en riesgo tu reputación: Al insertar publicidad verás que salen muchos anuncios de productos y servicios diferentes que tal vez no te gusten demasiado. Sin embargo, solo por estar en tu web corres el riesgo de que tu imagen (y de la de tu blog) quede alineada con dichos productos o servicios al parecer que los estás recomendando. Tal vez no pase nada, pero es un factor que has de tener en cuenta antes de decidir.
  7. Pueden ralentizar tu web: Uno de los factores que más contribuye a que los visitantes abandonen una web antes incluso de que esta se muestre antes sus ojos es precisamente la velocidad de carga. Hay varias causas por las que tu blog puede tardar en cargar, entre ellos la programación de los estilos, las imágenes, el almacenamiento de caché… y también los anuncios.
  8. Los lectores pueden sentirse mercancía barata: Por un lado tratas de decirle a tus lectores que son importantes, por otro, quieres vender su atención por céntimos a Google o a otras plataformas de afiliación. ¿Cómo crees que les hará sentir? Si eres un blogger que has hecho de la calidad tu principal elemento diferenciador, ten cuidado porque la publicidad puede acabar con él de un plumazo.

Con esto no queremos decir que insertar anuncios en tu blog sea una mala idea. Si no, no los veríamos en muchas webs y blogs de noticias. Incluso aquí en Superblogger los hemos probado con diferentes resultados. Simplemente defendemos que no siempre es una buena idea, especialmente cuando nuestro blog no tiene un tráfico muy significativo porque tenemos más que perder que ganar. La buena noticia es que hay muchas otras formas de monetización que pueden resultarte más efectivas que los anuncios, como por ejemplo:

  • Ofrece un servicio que movilice a tus lectores (servicios de coaching, de consultoría…).
  • Crea productos que tu audiencia esté deseando (ebooks, cursos, contenidos exclusivos…).
  • Si no tienes tiempo de crear un producto tuyo, promociona alguno con el que de verdad te sientas identificado, y díselo a tus lectores.
  • Céntrate en tus habilidades. Tal vez eres diseñador, escritor o cocinas que da gusto. ¿por qué no utilizar tu blog como plataforma para dar a conocer tu experiencia y esas habilidades que te hacen único?

Y tú, ¿cómo monetizas tu blog?


15 Oct 2015
Comentarios: 2

Herramientas y consejos para convertirte en un blogger “caza tendencias”

blogger “caza tendencias”

Una de las formas más efectivas para aumentar el tráfico de tu blog es publicar contenidos sobre temas que marcan tendencia y están relacionados con el tipo de contenidos que publicas. Ser un blogger “caza tendencias” no es una tipología de blogger, simplemente una actitud que te hace explorar de forma incansable lo que sucede en Internet y fuera de él. Significa acercarte lo más posible al origen de los acontecimientos, o al menos algo más que esperando  las noticias del telediario en el sofá.

Lo ideal, por supuesto, sería viajar a congresos por todo el mundo, asistir a cada reunión de expertos en la materia, leer todos los blogs del mundo… pero, a falta de tiempo, nos quedaremos con unas cuantas herramientas que pueden ayudarte a dar un aire fresco a tu blog:

  • Explora Google Trends: Se trata de una de las herramientas más útiles gracias al poderoso sistema de búsquedas que tiene detrás, lo que te permitirá saber qué es lo se está buscando en la red. La interfaz es sencilla y te permite realizar búsquedas por regiones. Hay varias formas de sacar partido de Google Trends. Una de ellas es dejarte llevar por la información que te ofrece en el panel principal. No obstante, tal vez te resulte demasiado general e irrelevante para el nicho de tu blog, por lo que quizás prefieras hacer búsquedas de términos filtrando por categoría. Por ejemplo, si tienes un blog sobre nutrición, puedes elegir la categoría de “Comida y bebida” y buscar “postres”. Pero si prefieres saber cuál es el volumen de búsquedas más relacionadas con dietas que con recetas de postres, podrás seleccionar  la categoría “salud” y obtendrás resultados diferentes. Las sugerencias son tal vez lo más interesante de Google Trends. Cuando busques un término verás en la parte inferior de la pantalla términos relacionados con tu búsqueda. Tal vez “postres” no te diga mucho, pero si ves “postres sin gluten” entre las búsquedas más destacadas, ahí sí que tienes una tendencia interesante.
  • Bucea en las listas de ebooks de Amazon: Si Amazon se ha convertido en lo que es hoy en día es por su habilidad para categorizar productos, procesar datos y hacer recomendaciones, entre otras cosas. La sección de ebooks es una mina de oro para todo blogger que busque información sobre lo que se consume. Tenemos infinidad de categorías donde elegir y la posibilidad filtrar por libros gratuitos o de pago. Esto es importante, porque te permitirá saber qué temas son los que los consumidores buscan de forma gratuita, y cuáles son los contenidos por los que están dispuestos a pagar.
  • Echa mano de los agregadores de contenidos: Estas aplicaciones te permiten suscribirte a diferentes fuentes de información relacionadas con un tema e incluso te ofrecen sugerencias. A nosotros nos gusta mucho Feedly por su sencillez y facilidad de navegación, aunque existen otras alternativas muy recomendables. Un ejemplo es Pulse, que desde que fue comprada por Linkedin ha evolucionado hasta convertirse en un agregador de noticias que bebe de fuentes de información de la propia red social.
  • Navega por Trendsmap: Si Google ofrece el potencial de los datos sobre búsquedas, Trendsmap te muestra de un vistazo las principales conversaciones que están teniendo lugar en Twitter. Si algo está pasando, es difícil que no se esté hablando de ello en Twitter. En la opción gratuita podrás comprobar los ‘trending topics’ globales y por región, aunque no podrás consultar las de otros días.
  • Piérdete en Youtube Trends Map: Lo mismo que Trendsmap, pero para Youtube. El punto negativo es que está centrado en Estados Unidos.  No obstante, en comparación con la sección de Google Trends dedicada a Youtube, esta herramienta ofrece una interesante segmentación de consumo de vídeo por edad y sexo.
  • Mantente cerca de los influencers: Si no tienes tiempo para estar cerca de donde surgen las tendencias, deja que otros lo hagan por ti, pero quédate cerca. Localiza a los expertos y fuentes de información que merecen la pena y síguelos en Twitter o en las redes sociales donde estés presente. Hay herramientas gratuitas y de pago que pueden ayudarte, pero si no sabes por dónde empezar, piensa en alguna autoridad que ya conozcas en el tema en cuestión y comienza investigando a quién sigue.
  • Suscríbete a revistas especializadas: A veces nos podemos sorprender del nivel de especialización de algunas publicaciones sectoriales. Las hay hasta de servicios funerarios. Eso las hace una fuente de gran valor cuando nuestro blog es muy especializado o, aún siendo general, su ámbito de especialización abarca alguno de los temas de estas revistas.

Aquí te hemos sugerido algunas de las opciones que más nos gustan, porque nosotros también las ponemos en práctica para nuestra vida profesional. Ahora bien, aún más importante que las herramientas es encontrar el método para utilizarlas con frecuencia o no servirán para nada. Nosotros mismos nos encontramos a menudo con esta dificultad. Lo mejor es reservar un tiempo cada día para este fin. Pero para empezar te invitamos a probar con los agregadores de contenidos, que podrás consultar fácilmente desde tu móvil mientras vas en el metro.

 

 

 

 

 


23 Sep 2015
Comentarios: 5

Cómo saber si tus lectores son fieles o no (sin utilizar egométricas)

Cómo saber si tus lectores son fieles o no

Todo blogger ha publicado alguna vez un post y mirado las estadísticas de tráfico repetidamente a lo largo de un día para ver cuántos visitantes lo leían. Lo que a priori no es más que un acto de curiosidad, a veces se convierte en una patología con consecuencias fatales para un blog en el medio o largo plazo. El número de visitantes diarios o el número de lectores de un post son como música para nuestros oídos. Nos susurran lo que queremos oír. Por algo llaman a este tipo de indicadores “egométricas”. Porque nos ensalzan el ego, pero realmente dicen bastante poco del elemento principal: nuestros lectores. No nos cuentan si están satisfechos o no, ni si nos dan segundas o terceras oportunidades. Aún peor, no sabemos si los lectores de hace un mes son los mismos que ahora, si se han sumado nuevos lectores o, por el contrario, si nos han abandonado.

Un superblogger que se precie huye de las egométricas y se mantiene vigilante ante otros indicadores que le permiten saber con mayor grado de fiabilidad si sus lectores están verdaderamente implicados con los contenidos.

Aunque parece evidente que un lector fiel es más importante de otro que no lo es, aquí te enumeramos algunas razones:

  • Le dice a los buscadores, a través del tiempo de permanencia en la web y patrón de navegación, que tu web es relevante.
  • Si vendes cosas a través de tu blog, es más probable que generes ingresos gracias a los lectores fieles que a los que no lo son.
  • Influyen en la viralidad de tus contenidos y de tu blog, compartiendo tus post en redes sociales o contándoselo a sus amigos.
  • Te ayudan a monetizar tu proyecto. Incluso si tienes un volumen no muy alto de seguidores, si estos son muy fieles quiere decir que has dado con un target muy definido. Cualquier anunciante o red de patrocinio interesados tendrán altas probabilidades de llegar a él con éxito y estarán dispuestos a recompensarte.

En busca de los lectores fieles, ¿o no?

Algunos empiezan midiendo el grado de implicación o “engagement” de sus usuarios en base a una serie de indicadores como los que te ponemos a continuación. Aunque pueda parecer que estas métricas aportan datos interesantes, si investigamos más a fondo nos daremos cuenta de que no todo es oro como parece. En su lugar, te proponemos considerar otras alternativas.

  1. Tiempo en la página: Si un usuario pasa más tiempo en tu página que otro, la teoría dice que el primero es más leal. Exacto, la teoría, porque realmente puede haber muchas excepciones. Imaginemos a un lector entrenado que es capaz de leer un post en 1 minuto cuando lo habitual es que tome 3 minutos. Imaginemos ahora a otro lector que ha estado conectado pero se ha ido a la cocina y ha regresado 3 minutos después para cerrar la ventana de tu blog. ¿Quién es más leal ahora? Esto no quiere decir que sea un indicador inservible. En el fondo tiene un mayor grado de fiabilidad que otros (como la tasa de rebote que veremos a continuación), y a grandes rasgos nos da una idea del ‘engagement’ de nuestro contenido y de si surten efecto las acciones que ponemos en práctica. Te proponemos esta alternativa:
    • Porcentaje de usuarios que comentan tras leer el post: es cierto, no es lo mismo el tiempo que pasa un usuario en la página que la acción de leer un post. Y para detectar la diferencia necesitarás ir un poco más allá de Google Analytics e incorporar códigos o instalar plugins capaces de medir ciertos parámetros del comportamiento del usuario para determinar si lo ha leído o no. Un método habitual es detectar si ha hecho ‘scroll down’ hasta el final de la página o no, lo que no deja de ser matizable, ya que un usuario puede hacerlo por accidente, porque es algo nervioso al navegar o porque le ha llamado algo la atención. En cualquier caso, esta métrica te invita a tomar decisiones y pasos para animar a los usuarios a comentar.
  2. Páginas por sesión: En principio tiene sentido que un visitante que ve más páginas por sesión sea más fiel que otro que ve menos. Sin embargo, debemos preguntarnos si esto es de verdad importante para nuestro blog. ¿Me beneficio en algo? ¿Gano más dinero? ¿Me permite mejorar mi blog? Si la respuesta es NO, quiere decir que estamos ante una egométrica. El único beneficiado es nuestro ego. No es que el número de páginas por sesión no sea un dato interesante, es que para nuestro blog puede no significar nada. ¿Cuándo puede resultar interesante? Por ejemplo, en aquellos blogs o plataformas cuyos ingresos por publicidad dependan de las páginas vistas. En ese caso, mejoras en esta métrica sí pueden estar directamente relacionadas con incrementos en tus ingresos. Te proponemos estas alternativas:
    • Veces que se comparte tu contenido en redes sociales a través de tu blog.
    • Número de suscripciones: que un usuario se suscriba después de leer un contenido es probable que te diga mucho más que si se va a ver otro post.
    • Tasa de rebote: Se trata de un indicador interesante pero que debemos analizar con cautela. El hecho de que haya un número significativo de lectores que solo ven una página y “rebotan” no quiere decir tu blog no funcione, ya que puede tratarse simplemente de lectores que proceden de redes sociales, leen el texto y se van. La tasa de rebote significa solo eso, usuarios que se van habiendo visto solo una página. ¿Debo correr despavorido por tener una tasa de rebote elevada? Ciertamente no, aunque tal vez querrás saber si hay alguna razón de peso.
    • Tasa de conversión: el porcentaje de visitantes que realizaron una acción determinada.
  3. Seguidores en redes sociales: Hoy en día, darle al botón de “seguir” dice bien poco. Podemos estar ante un robot que está siguiendo a muchísimas cuentas a la vez o simplemente ante un usuario que quiere que le devuelvas el follow. Te proponemos estas alternativas:
    • Comentarios, likes y veces que se ha compartido un post.
    • Ratio de ‘engagement’ por seguidor. Es decir, el número de seguidores que han interactuado de entre el total de seguidores.
    • Seguidores de tus competidores que no te siguen a ti. Aunque no es una métrica para medir el ‘engagement’ de tus fans, sí que te permite tener una idea en relación con la audiencia potencial.
  4. Tasa de apertura de emails: Tal vez estés orgulloso de tu lista de suscriptores y de tu tasa de apertura de emails, pero si solo te quedas ahí puede que no estés midiendo bien la interacción real. Abrir un email no significa leerlo, y mucho menos hacer click en un enlace a tu blog. Te proponemos esta alternativa:
    • Ratio de clics: porcentaje de usuarios que abrieron el email e hicieron clic en el enlace.
  5. Número de descargas: Si has desarrollado una app como complemento a tu actividad como blogger u ofreces un ebook descargable, seguramente te hayas visto atraído por una de las más importantes egométricas del momento. Sin embargo, ¿qué significa una descarga si el usuario nunca más utiliza la app o lee el ebook? El reto es encontrar una forma de medir un grado de interacción determinado tras la descarga. Te proponemos estas alternativas:
    • Porcentajes de descargas activas: por ejemplo, aquellas que han generado alguna interacción posterior a la descarga.
    • Porcentaje de reviews por número de descargas del ebook.

Detectar una egométrica puede parecer complicado al principio, pero te proponemos un ejercicio muy sencillo: si después de ver un dato te planteas actuar para mejorarlo, entonces estás ante una métrica relevante para tu blog y que te permitirá mejorar el ‘engagement’ de tus usuarios con el tiempo. Sin embargo, si después te vas a dormir “tan ancho”, deberías hacer sonar las alarmas.


04 Sep 2015
Comentarios: 1

Aprovecha Slideshare para promocionar tu blog

slideshare-blog

Hay muchas redes sociales para promocionar tu blog, pero lo que resulta más difícil es saber cuáles te darán mejor resultado. Sin duda, Slideshare es una de las más atractivas y, curiosamente, menos aprovechadas de todas ellas.

Slideshare es una plataforma social (propiedad de Linkedin) que te permite compartir vídeos y presentaciones en varios formatos (pdf, ppt), así como consultar las creaciones de otros usuarios. Arrancó hace años con el objetivo de compartir el conocimiento en Internet y se ha convertido en la mayor comunidad para compartir contenidos y presentaciones en la Red.
Leer más


26 Ago 2015
Comentarios: 2

Cómo diseñar una estrategia de marketing de contenidos en 6 pasos

Cómo diseñar una estrategia de marketing de contenidos en 6 pasos

Como blogger seguramente te hayas topado con el problema de crear contenido en cantidad y frecuencia suficiente para atraer un tráfico estable. Incluso en momentos de flaqueza quizás te hayas replanteado si tu blog es realmente interesante para la audiencia a la que te diriges. La clave para resolver estos obstáculos y dudas tan comunes es tener una estrategia de marketing de contenidos que nos guíe por el asombroso pero a veces agotador proceso de creación de contenidos.

Beneficios de una estrategia de marketing de contenidos

Tal vez pienses que una estrategia de marketing de contenidos solo es necesaria para grandes proyectos que ganen dinero. Nada más lejos. No importa que tu blog sea un hobby o que tenga un fin profesional o económico. Precisamente, la esencia de una estrategia de este tipo es que sus acciones deben estar conectadas a tus propios objetivos. Sin embargo, los beneficios, sea cual sea la naturaleza de tu proyecto, son numerosos. Destacamos algunos:

  • Te aportará mejores resultados en la difusión de tus contenidos.
  • Reducirás tu carga de trabajo.
  • Crearás contenido pensando aún más en tus lectores.
  • Sacarás partido de verdad a las redes sociales.
  • Marcarás la diferencia con otros blogs competidores.

Los pasos para crear tu estrategia

Piensa en el plan de marketing de contenidos como una hoja de ruta que te dice por dónde continúa el camino marcado y que incluye unos elementos básicos. La nuestra contendrá información sobre nuestras metas, la audiencia a la que nos dirigimos, lo que queremos decir y nuestra estrategia en cada canal.

  1. Establece tus objetivos: Es hora de preguntarse por qué hacemos lo que hacemos. ¿Qué objetivo tenemos con nuestro blog? ¿Qué necesidades detectamos? Si lo que queremos es mejorar nuestro blog no vale un “ninguno” o “nada” por respuesta. Estos son algunos de los objetivos más habituales:
    • Generar tráfico
    • Conseguir más seguidores en las redes sociales
    • Fidelizar a tus fans
    • Generar más interacción
    • Conseguir más ingresos

    Aún más importante que establecer tus objetivos es preguntarse, ¿cómo voy a medir si cumplo o no esos objetivos? Aquí es donde entran las métricas, que no son más que indicadores que nos dicen si algo se cumple o no. Eso sí, cuidado con la llamadas egométricas o métricas de vanidad, es decir, aquellas que realmente están pensadas para satisfacer nuestro ego pero no aportan información relevante. Por ejemplo, uno puede saber cuántos visitantes ha tenido su blog procedentes de una campaña de anuncios en Facebook. Sin embargo, ¿sirve de algo si el 95% de esos visitantes se ha ido según ha llegado? Otro ejemplo, el tráfico total de una web solo puede crecer (es lo natural, así que dice muy poco). La métrica importante sería el porcentaje de visitantes que consideramos activos o de valor.

  2. ¿A quién me dirijo?: Regla número 1: tú no eres tu audiencia, por mucho que te guste como escribes :). Aquí no se trata de saber hasta la talla de zapatos de tus seguidores. Pero resulta útil establecer unos perfiles que representen a tus lectores. Para ello necesitarás encontrar algo de información. Te proponemos los siguientes métodos:
    • Bucea en las estadísticas de Google Analytics: ¿Encuentras datos sociodemográficos que puedas rescatar? Edad, sexo, procedencia geográfica e incluso categorías de web que suelen visitar constituyen información valiosa para empezar a hacernos una idea más precisa de nuestra audiencia.
    • Investiga en las redes: Interactúa con tus seguidores. Pregúntales cosas. Indaga en sus perfiles. Incluso te recomendamos hacer un poco de espionaje en los perfiles de los seguidores de la competencia, que a lo mejor también te siguen a ti.
    • Organiza encuentros con tus seguidores: Los datos, aunque nos permiten sacar conclusiones si los cruzamos adecuadamente y en base a nuestra intuición, tienen ciertos límites. Por eso es importante salir ahí fuera y poner cara a tus lectores. Tómate un café con ellos o incluso organiza una cena informal con varios de tus fans para saber por qué te siguen, qué contenidos les gustan más y qué es lo que esperan de tu blog.
    • Averigua los contenidos que funcionan en blogs competidores: Un poco de espionaje (del bueno eso sí) siempre es positivo para no dar rodeos innecesarios. Herramientas como Buzzsumo te ayudarán a saber de un vistazo qué contenidos son más exitosos entre la audiencia de una web determinada. Así podremos sacar conclusiones sobre sus intereses.
  3. Planifica los contenidos que necesitas: Tenemos unos objetivos claros y una idea bastante buena de nuestra audiencia. Determinar los contenidos que necesitamos debería ser fácil, ¿verdad? Este es un paso crítico en el que debemos asegurarnos de que esos contenidos sirven para ambos extremos de la cuerda. Nos permiten alcanzar nuestras metas pero también resultan de interés para la audiencia. Sin una de ellas difícilmente lograremos la otra. Para ponértelo más fácil te sugerimos ejemplos de contenidos según tipos de objetivos:
    • Objetivo – Aumentar el tráfico a tu web: Posts bien optimizados para posicionamiento en buscadores, colaboraciones en otros blogs de tu sector, newsletters, anuncios en redes sociales…
    • Objetivo – Mejorar la visibilidad de tu blog como referencia dentro de su nicho: Videotutoriales, estudios, posts en redes sociales a propósito de eventos importantes, presentaciones en Slideshare…
  4. ¿Qué recursos necesito para crear los contenidos?: Para “sobrevivir” a este paso conviene que seas realista. ¿Quieres hacer vídeos efectistas? ¿Tienes los conocimientos para ello? Y si no, ¿hay alguien que conozcas que pueda hacerlo por ti? ¿Tienes recursos para pagarlo? La clave no es cerrar puertas, sino dar respuesta a nuestros problemas. Nuestros objetivos y las necesidades de nuestra audiencia nos han llevado hasta este paso. Sabemos qué queremos hacer pero no el cómo lo queremos. Aquí nos centraremos en el cómo, y para ello buscaremos todas las alternativas que se nos ocurran o que descubramos. Recuerda: un problema no es un muro infranqueable sino una señal que te invita a dar un rodeo.
  5. Diseña tu estrategia de promoción de contenidos. Todo lo que hemos hecho hasta ahora, todos los datos reunidos y las conclusiones a las que hemos llegado conducen al paso más importante, aquel en el que decidimos qué hacer y dónde. Ya tenemos una idea de los contenidos necesarios y cómo vamos a desarrollarlos. Pero nada tendrá sentido si no son  leídos. Si has hecho las cosas bien, este paso marcará la diferencia entre un blog con y sin estrategia de marketing de contenidos.
    Para ello vamos a tener en cuenta dos elementos:

    • La situación de tus seguidores: Esto es, ¿en qué etapa se encuentra la relación con tu lector? ¿Acaba de conocerte? ¿Es ya un lector fiel? ¿O ni siquiera sabe que existes pero es un lector potencial? En general se definen cuatro etapas en la vida de un lector o un cliente: descubrimiento (conocimiento de tu blog), consideración (interés en lo que cuentas), acción (depende de tu proyecto y lo que te propongas puede ser desde comprar un producto, usar una app, registrarse, compartir algo…) y fidelización (el lector es leal y vuelve en busca de algo). Estas etapas pueden ocurrir perfectamente separadas o ser coincidentes en el tiempo. Por ejemplo, un lector puede descubrir tu app de recetas buscando en una tienda de apps (conocimiento) y decidir descargarla acto seguido (consideración).
    • El canal de comunicación: ¿nos encuentran a través de un buscador? ¿En las redes sociales? ¿O a través de anuncios pagados? Existen tres tipos de canales: medios pagados, propios y ganados. En medios pagados entran todos aquellos canales que contratamos a un tercero (anuncios en redes sociales por ejemplo). Los medios propios son los canales de tu propiedad (tus cuentas de redes sociales, tu blog, etc). Finalmente, los medios ganados son aquellos que pertenecen a terceros pero que no suponen un coste (menciones en medios de comunicación o menciones en redes sociales, entre otros).

    La razón de que nos importe diferenciar a un lector que nos acaba de descubrir de otro que es fiel es porque sus necesidades seguramente sean diferentes, y por tanto los contenidos que requieren para avanzar en su relación con nuestro blog también son distintos. Te recomendamos hacer una tabla con tres columnas, una para cada canal, y cuatro filas marcando las diferentes etapas que hemos mencionado. A continuación puedes rellenar las distintas acciones que se te ocurran, preferiblemente canal por canal. Puede que, de acuerdo con tus objetivos, haya un determinado grupo de audiencia que te interese más, y que quieras centrarte más en un canal determinado. O también que el presupuesto no te dé para invertir en medios pagados. Lo importante no es completar toda la tabla, sino reflexionar sobre tus recursos y prioridades.

  6. Selecciona las herramientas de medición que necesitas: Y, por último, algo no menos importante que todo lo anterior. Y es que no hay buena estrategia de marketing de contenidos si no puedes saber si ha conseguido o no sus objetivos. Esto nos obliga a establecer métricas (ver el punto 1), pero también a seleccionar las herramientas que nos permitirán recoger esos datos. Esto no es tan obvio como parece. Uno puede establecer métricas fantásticas, pero si no hay recursos para conseguir la información necesaria o cuestan un dinero que no tenemos, ¿de qué sirve? Tal vez Google Analytics sea suficiente para tu estrategia, ya que sus funcionalidades de segmentación son bastante potentes y recoge gran cantidad de datos. No obstante, a medida que las métricas se hagan más complicadas o realices acciones en otros canales tal vez quieras ir más allá y utilizar otras herramientas, como por ejemplo Socialbro (medición en redes sociales).

Aunque la estrategia conste de seis pasos definidos piensa en ella como una carretera de doble sentido y con curvas. Cuando definas tu plan a menudo necesitarás volver atrás en busca de nuevos datos o porque has cometido un error. Incluso a lo largo del tiempo descubrirás nuevas cosas -porque tu audiencia va cambiando- y querrás redefinir tu estrategia. Es importante que sea así. Cada pieza de una estrategia de marketing de contenidos afecta a otras. Si un elemento cambia y no necesitas replantearte nada más, a lo mejor es que no es tan importante o has cometido un error.


19 Ago 2015
Comentarios: 1

Ideas para aumentar el tráfico a tu blog sin crear más contenido

Ideas para aumentar el tráfico a tu blog

Lo primero que nos suele venir a la cabeza cuando llevamos poco tiempo al frente de un blog y queremos aumentar las visitas es que necesitamos crear más contenido. Invertimos demasiado tiempo en desarrollar nuevos posts y pensar en nuevas ideas, sin darnos cuenta de que el tráfico de un blog se sostiene sobre numerosas patas. El contenido es clave, pero el que haya más o menos no tiene por qué ser lo más importante.

Antes de empezar conviene ser críticos con nuestro blog: ¿Están bien posicionados nuestros posts a través de los buscadores? ¿Es nuestro blog una fuente de información con reputación? ¿Trabajamos la visibilidad en redes sociales? ¿Tenemos seguidores leales? Estos interrogantes nos ayudarán a concretar acciones, como estas que te proponemos a continuación, para mejorar el tráfico hacia tu web.

  • Planifica una estrategia de medios: ¿Puedes hacer que tu blog sea noticia? Hoy en día los periodistas se apoyan en blogs como fuente de información, citándoles e incluso enlazándoles. No creas que por ser un blogger no puedes salir incluso en los medios más importantes de tu país. Piensa en cómo podrías ser de utilidad para un medio y una sección en concreto y planifica los pasos adecuados. Por ejemplo, si tienes un blog sobre cocina casera igual puedes ofrecerte para colaborar con una revista de cocina para compartir tus recetas. O igual te ayuda el participar en eventos sobre tu nicho para conectar con los periodistas de los medios que te interesen. El objetivo es conseguir enlaces relevantes desde estos medios que te ayuden a incrementar la autoridad de tu página. También puedes optar por servicios gratuitos de distribución de notas de prensa para comunicar el lanzamiento de tu blog o cualquier hecho noticioso sobre tu proyecto o contenidos.
  • Mejora tu estrategia de selección de términos ‘long tail’: Los términos ‘long tail’ son aquellos que se refieren a búsquedas específicas, por lo que generan menos búsquedas de forma individual y tienen menos competencia. No obstante, en su conjunto generan el 70% de búsquedas en Google y resultan esenciales para atraer tráfico de calidad a nuestra página. ¿Cómo podemos hacerlo? En primer lugar podemos seleccionar una serie de posts que atraigan tráfico sostenido a nuestra web y centrarnos en ellos para mejorar la selección de palabras clave por los que se posicionan en buscadores. Utilizamos después la herramienta de Google Keywords, donde iremos introduciendo de forma manual los términos que, desde nuestra intuición, deberían generar búsquedas. Google Keywords nos dará datos sobre el volumen de búsquedas de cada término y nos dará sugerencias sobre otros que tal vez sean más populares que los que inicialmente habíamos pensado. Una vez que hayamos buscado todos los términos que se nos ocurran hacemos una selección de las palabras más buscadas y nos las llevamos a Google. Aquí vamos a utilizar la función de sugerencias y los propios resultados del buscador. Google nos aportará pistas sobre cómo buscan los usuarios, pero también deberemos comprobar los resultados de esas búsquedas para ver si los resultados están relacionados con nuestros contenidos. En este paso filtramos nuevamente la lista de palabras hasta quedarnos con aquellas que no solo generan búsquedas sino que son también relevantes.
  • Aumenta tu lista de suscriptores: ¿Dedicas todos los esfuerzos necesarios a incrementar poco a poco el número de suscriptores? Esto es importante porque tus suscriptores son una fuente de tráfico estable y leal a lo largo del tiempo. Para ello no es necesario que crees más contenido necesariamente, sino que a partir de ahora tomes ciertos pasos para aprovechar el tráfico existente, por ejemplo, ofreciéndoles la posibilidad de hacerse suscriptor de una manera más visible, o incluso dándoles algo a cambio (un pequeño regalo o “freebie”). Si tienes algo de dinero para invertir en tu blog puedes recurrir a anuncios en redes sociales. Con una segmentación adecuada conseguirás un buen número de suscriptores de forma rápida.
  • Asegúrate de que la estructura de tu blog es adecuada: Muchas veces la clave no es la cantidad de contenido sino cómo ese contenido está estructurado, de forma que la autoridad de tu página fluya correctamente por todas las páginas de la misma. Comprueba que la jerarquización de las páginas es correcta y lógica, de forma que los diferentes posts estén alojados en las secciones correctas, o que la información es fácilmente navegable, enlazando todos los post relacionados entre ellos, incluso los más viejos a los más nuevos. Investiga también si hay nuevas plantillas para tu blog que pueden mejorar en este apartado. La web cambia rápidamente, y también los hábitos de los usuarios y los requerimientos de los buscadores.
  • Dedica más tiempo a las redes sociales: Si eres de los que invierte un 99% de su tiempo a desarrollar tus posts y solo un 1% a promocionarlos, tal vez deberías trabajar para equilibrar la balanza con algunas de estas ideas. Además, las redes sociales no solo son una fuente de tráfico directa muy importante en la primera etapa de tu blog, sino que también son clave en combinación con tu estrategia de SEO. El buen contenido ayuda, pero los buscadores cada vez miran más a las llamadas “señales de redes sociales”. Aprovecha plataformas que otros no usan tanto, por ejemplo SlideShare. Últimamente hemos hablado de cómo usar SlideShare para promocionar un blog.
  • Date de alta en directorios de blogs: Los directorios son una parte importante dentro de nuestra estrategia para conseguir enlaces y aumentar la autoridad de nuestra página. Nos interesan no obstante aquellos que son especializados, para que los enlaces tengan valor. Y, sobre todo, es esencial seguir unos pasos para que estos enlaces no sean considerados “artificiales” por los buscadores.
  • Crea más páginas: En cierto modo parece una incongruencia, porque para crear páginas en tu blog necesitarás contenido. Pero la diferencia es que no lo haces necesariamente para mejorar el SEO de tu blog, sino para que tu página tenga más páginas indexadas y más autoridad, que es importante. Piensa en formas de crear páginas que aporten valor a tus lectores pero no requieren mucho tiempo de desarrollo, como por ejemplo glosarios o preguntas frecuentes.

08 Jul 2015
Comentarios: 1

Ideas para promocionar tus contenidos en redes sociales

A veces la carga de trabajo nos hace dejar de lado algo no menos importante que el desarrollo de contenidos en sí mismo. Ese “algo” es la promoción de nuestros contenidos. Es habitual encontrar a bloggers que invierten un 99% de su tiempo en redactar post y solo un 1% en publicarlos en redes sociales. Los resultados son esperables. El tráfico web no acaba de despegar y nuestro blog nos sigue pidiendo, cual coche sediento, su gasolina para poder sobrevivir en la blogosfera. Sin quererlo, nos metemos en un círculo vicioso que nos obligará a seguir invirtiendo el 99% de nuestro tiempo en desarrollar contenidos.

¿Cuál es la solución? La teoría aconseja que tomemos medidas para ir reduciendo gradualmente ese 99% a, por ejemplo, un 60-70%, de forma que podamos aprovechar el verdadero potencial de los contenidos que publicamos. El otro gran beneficio de dedicar más tiempo a esta parte de nuestra estrategia de marketing de contenidos es no vivir tan del día a día y dejarnos tiempo para innovar y descubrir nuevas herramientas. Un blog es como una empresa: si no se da un tiempo para ser consciente de la evolución del entorno acabará ahogándose en su propia realidad sin saber que el mundo de ahí fuera había cambiado.

Una buena forma de ponerse manos a la obra es probar con alguna o varias de estas propuestas Leer más


03 Jul 2015
Comentarios: 0

Cómo seguir publicando en tu blog a 40ºC de temperatura

Cómo seguir publicando en tu blog a 40ºC de temperatura
Lo confieso. Llevo dos horas intentando arrastrarme hasta el ordenador para escribir un post. Si ya de por sí uno se relaja un poco en estas fechas, el tener 40º grados ahí fuera no ayuda. Nuestro rendimiento es inversamente proporcional a la temperatura, y admito que el mío está ahora mismo por los suelos :). Sospecho que muchos bloggers del hemisferio norte padecerán un síndrome parecido en estos momentos.

Sacar un post en estas circunstancias se convierte en una labor imposible. Imagina cómo sería teclear con la gravedad lunar… pues algo parecido. Un día no pasada nada, pero si no logramos recuperarnos, nuestro blog puede verse seriamente afectado a la vuelta del verano.

¿Cómo podemos evitar que el tráfico de nuestro blog se resienta? Lo primero es admitir que es normal que el ritmo de publicaciones baje un poco por estas fechas. Marcarse objetivos irrealizables solo conduciría al fracaso. Ahora bien, aplicando una serie de prácticas podemos sacar partido a las pocas energías que nos quedan y mantener nuestro blog todo lo activo que sea posible:

  1. Escribe en lugares estimulantes: Has pasado todo el año regateando minutos al reloj, sacando ratos de aquí y allá para sacar adelante tus post desde tu mesa de trabajo de siempre. ¿Por qué no relajarte un poco y cambiar de aires? Haz una lista de lugares donde escribirías a gusto. ¿En una terraza mirando al mar o a la montaña? ¿En un castillo? ¿Navegando por el mar? ¿En un bar que no conoces tomándote una jarra de cerveza? Una vez que hayas terminado, tu misión será ir tachándolos de la lista uno a uno. Incluso puedes gamificar la misión introduciendo un objetivo de número de post que piensas escribir en cada uno de estos lugares. Por ejemplo, si te vas a escribir frente al mar, ¿acaso no serás capaz de encontrar motivación para más de un post? Si lo consigues, date la recompensa que te mereces.
  2. Vuelve sobre post anteriores que hayan tenido éxito y dales una vuelta. El verano es una buena época para tomar atajos, reutilizando contenidos de calidad pero obviamente con un enfoque nuevo y actualizándolos todo lo que sea necesario.
  3. Piensa en contenidos alternativos: A lo mejor el caluroso verano no es el mejor momento para hacer los mismos contenidos de siempre. Prueba a innovar con contenidos diferentes, como por ejemplo vídeos, o apuesta por formatos que te resulten más fáciles de integrar en tu rutina estival, como realizar entrevistas por email a personas interesantes o relevantes para los contenidos de tu blog. A lo mejor puedes darte una vuelta por tus blogs favoritos en español o inglés y encontrar algún tema sobre el que te gustaría reflexionar.
  4. Involucra a tus fans: Si tu no tienes fuerzas para escribir, tal vez tus fans estén deseando hacerlo. Propón a tus lectores a través de tus canales en redes sociales que escriban un post con la posibilidad de publicarlo en tu blog si tiene la calidad e interés suficientes.
  5. Realiza actividades que te inspiren y motiven (*a ser posible con aire acondicionado): Bajar el ritmo es una cosa, entrar en modo letargo veraniego es algo bien diferente. Visita museos, ve tus series favoritas o aprende cosas nuevas. Probablemente estimules tu mente con estas actividades y gracias a ellas reúnas la motivación necesaria para sentarte a escribir.
  6. Prueba con diferentes técnicas de productividad: Aunque no seremos tan activos como durante el resto del año, hay cierto margen para recuperar la productividad perdida. Parte del problema puede ser el calor, pero otra puede deberse a nuestra pauta de trabajo. Un cambio en el método mediante estas técnicas de productividad pueden ser de gran ayuda. ¡Incluso siempre podemos escribir más rápido y salir corriendo a la piscina!
  7. Presta atención a tu curva de productividad: Diversos estudios confirman que la productividad desciende en verano hasta en un 20%. Una de las mejores formas para recuperar la concentración es analizar tu curva de productividad a lo largo del día para saber en qué momentos estás más activos. Si durante el año no sueles prestarle mucha atención, tal vez este sea el momento de hacerlo. Cada uno de nosotros tenemos ciclos de rendimiento diferentes, aunque por lo general hay dos patrones muy marcados: los que son muy eficientes desde tempranas horas de la mañana (Alondras) o los que despiertan por la noche (Búhos). El truco es detectar cuándo rendimos más y aprovechar esos momentos al máximo.
  8. Aprovecha para iniciar un proyecto nuevo: El verano puede ser un buen momento para hacer algo diferente. No pasa nada por bajar un poco el ritmo de publicaciones si tienes en la manga un proyecto que, una vez en marcha, pueda beneficiar a tu blog y atraer a más visitantes. Esto es algo así como dar un paso atrás para dar tres hacia delante. Aquí te damos ideas para mejorar tu blog. 
  9. Duerme lo suficiente: Si eres de los que pasan el año con sueño a cuestas, tal vez este sea el momento para dormir más, o por lo menos descansar todo lo que sea posible. Te sorprenderás de lo efectivo y lúcido que puedes llegar a ser solo con dormir una hora más al día que de costumbre. Lo bueno del verano es que no solo descansas tú, también lo hace el resto :).
  10. Si aún así no puedes seguir el ritmo, ¡no se te olvide volver!:  La tentación de hacer un parón es demasiado grande a veces y es posible que algunos de vosotros decidáis daros un respiro después de meses de duro trabajo. Es una decisión respetable, pero has de ser consciente que la vuelta puede no ser tan fácil como parece. A menudo volvemos de las vacaciones más cansados de lo que nos fuimos y recuperar la rutina es una tarea imposible. ¡Aquí os damos algunos consejos a modo de aviso para navegantes!

18 Jun 2015
Comentarios: 2

Rutina de ejercicios para tener buenas ideas

Rutina de ejercicios para tener buenas ideas
Hace poco os propusimos una rutina de ejercicios para poder escribir todos los días. Estos ejercicios estaban destinados a desarrollar el oficio de escribir, porque es esto, y no la inspiración, lo que nos hace publicar con frecuencia pese a estar reventados después de un día de trabajo. Es decir, las buenas ideas son como el flamante motor de un deportivo, pero el oficio es la gasolina que lo hace moverse. Ahora que muchos ya tenéis provisiones de combustible suficiente es hora de trabajar en la parte más sofisticada: el motor, las ideas, lo que nos inspira y motiva. Leer más


09 Jun 2015
Comentarios: 2

Errores que debes evitar si utilizas WordPress

Errores que debes evitar si utilizas WordPress
WordPress es una plataforma fundamental para todo blogger, ya que nos hace la vida mucho más sencilla. O eso pensamos. En la práctica, por muchas facilidades que tengamos, tendemos a complicarnos la existencia de cualquier manera, y lo peor, somos tozudos hasta para cometer errores. Leer más


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies