Teléfono: 650 30 91 26
Diseño Intuitivo
Teléfono: 650 30 91 26
10 Sep 2014
Comentarios: 4

Entrena tu creatividad con un cuaderno de notas

Algunas de las mentes más brillantes de todos los tiempos tenían la costumbre de tomar notas en un cuaderno. Albert Einstein, Pablo Picasso, Charles Darwin… especialmente conocido es el caso de Leonardo Da Vinci, quien dejó unas 13.000 páginas de texto y dibujos en sus célebres códices escritos del revés.

¿Por qué lo hacían?

Joan Didion, escritora y periodista estadounidense que trabajó más de media vida como editora y copywriter dijo una vez sobre esta costumbre: “El impulso de anotar cosas es una compulsión peculiar, inexplicable para aquellos que no lo comparten, útil solo de forma accidental, solo de forma secundaria, en la forma en la que cualquier compulsión trata de justificarse a sí misma.”

Lo cierto es que los cuadernos de notas son excelentes herramientas de creatividad: sirven para atrapar ideas y darles forma. No importa si apuntas cosas que a priori te parecen inútiles, ya podrás sacarles partido más adelante cuando vuelvas sobre ellas. De hecho, anotar ideas sugerentes pero sin utilidad aparente es una de las principales razones de existir de las libretas. Es algo así como un brainstorming con uno mismo sostenido en el tiempo. La clave está en no filtrar en el momento, ya lo harás más adelante.

Un aspecto importante a tener en cuenta es que el pensamiento creativo no es lineal: a diferencia de los razonamientos lógicos, no es un camino que recorres de principio a fin. Es más bien como fuegos artificiales centelleando en el cielo nocturno: fogonazos que a menudo no tienen conexión entre sí, que hacen que tu mente vuele de un concepto a otro hasta que se queda orbitando alrededor de una idea concreta.

Steve Jobs comentó en cierta ocasión que “La creatividad consiste en conectar cosas. Cuando le preguntas a un creativo cómo hizo algo se siente un poco culpable porque sencillamente no lo hizo, simplemente vio algo. El resultado a él le parece obvio”. Apuntar ideas sobre diferentes temas en un mismo lugar, y repasarlas algún tiempo después, fortalece nuestra capacidad para “conectar los puntos”.

Lo más interesante de los cuadernos de notas es que acostumbrarse a usarlos a diario sirve para entrenar tus habilidades creativas de forma progresiva. Adquirir este hábito contribuirá a ir mejorando día a día tu capacidad de tener ideas, pero también de capturarlas, conectarlas y de darles forma.

Existen populares apps para tomar notas como Evernote, Catch, Google Keep, One Note… apuntar las notas digitalmente tiene varias ventajas:

  • Puedes ordenarlas a posteriori mediante categorías y etiquetas.
  • El papel se acaba, en cambio la capacidad de almacenamiento de una app es prácticamente ilimitada.
  • Te permiten hacer notas multimedia: además de textos y dibujos a mano alzada, tomar notas digitales te permite añadir fotos, vídeos, enlaces…
  • Puedes acceder a ellas desde varios dispositivos, incluso aunque no sean tuyos, porque todo está en la nube.

Sin embargo, los “cuadernistas” o “sketchbookers”, como se autodenominan quienes practican este hábito mitad arte mitad compulsión, defienden que la mejor forma de hacerlo es a lo tradicional: lápiz y papel. Estas son algunas de las razones que exponen:

  • No hay pérdida de tiempo entre el nacimiento de la idea y su captación. En los sistemas digitales tardas algo más de tiempo en acceder la app e iniciar sesión que lo que tardas en sacarte la libreta del bolsillo.
  • Favorece la memoria porque activa una parte mucho mayor del cerebro. Según diversos estudios, las personas recordamos mejor aquello que escribimos a mano.
  • Es más cómodo para hacer dibujos a mano alzada que complementen las ideas. Con las app tienes que hacer los dibujos en un papel y luego capturarlos.
  • Si lo que escribimos son listas de tareas o metas, reforzamos cognitivamente nuestros propósitos de hacerlo. Al escribirlos de nuestro puño y letra, nos comprometemos más con lo escrito.

Vale, ya me has convencido, ¿y ahora qué anoto si no tengo ideas?

Si te interesa empezar un cuaderno de notas y no sabes por dónde comenzar, aquí tienes algunas ideas.

  • Haz listas. Cosas que te gustan, títulos para futuros post, libros que has leído o que quieres leer, tareas pendientes, pasos para completar un proyecto…
  • Dibuja, pinta, haz collages o practica caligrafía. Todas estas actividades disparan procesos cognitivos en el lado derecho del cerebro. Este hemisferio es el que se ocupa de la intuición, el amor, la libertad, la pasión… te interesa entrenarlo para tener un buen “músculo creativo”.
  • Escribe. Puedes empezar un diario, escribir poesía, cartas para ti mismo en el futuro… cualquier cosa que salga de tu cabeza.
  • Problemas. Si tienes un problema, puedes hacer esquemas sobre el mismo, sobre cómo vas a resolverlo o simplemente ordenar tus ideas sobre el particular.

¡Que anotes bien!


04 Sep 2014
Comentarios: 6

5 signos prematuros de que tu blog se muere

Botón del pánico

¿Sabías que más del 95% de los blogs acaban siendo abandonados? La mayor parte, antes de que se cumplan 90 días desde su lanzamiento.

Y no es de extrañar, porque bloguear requiere constancia y un poco de autodisciplina. Empezar un blog no es fácil: hace falta una buena cantidad de horas inicial, pero compensamos esa inversión de tiempo libre impulsados por la emoción y la ilusión de comenzar un proyecto nuevo.

Sin embargo, una vez “en el aire”, el blog requiere una inversión de tiempo más o menos constante para garantizar su supervivencia. Y entonces, ya enmarcados en nuestra rutina diaria, se nos hace cada vez más difícil encontrar el momento para sentarnos a escribir. O encontrar temas, o encontrar lectores… o encontrar las claves de acceso. O sencillamente, nos desanimamos porque no hemos cubierto nuestras propias expectativas.

Y entonces el blog muere.

Sin embargo, justo antes de morir, aparecen ciertos síntomas. Estos signos, como los siete sellos del Apocalipsis, suelen preconizar la inminente defunción de un blog y en cuanto los veas aparecer te aconsejamos que les pongas remedio de forma urgente.

En este artículo analizaremos algunos de esos síntomas de que un blog se muere y te ayudaremos con consejos para evitar que entre en la fase terminal.

1) “He vuelto”

La mayor parte de los blogs que he visto nacer y morir acabaron con un último canto del cisne en forma de post titulado “He vuelto” o alguna variante similar. Seguro que conoces algún caso: tras una larga ausencia, el autor escribe una nota en la que entona el mea culpa por no haber publicado en mucho tiempo y expone sus propósitos de reformarse.

Puede considerarse que los blog en esta fase no tienen remedio, porque una larga ausencia suele ser síntoma de que el autor no ha sido capaz de hacer hueco en su rutina diaria para bloguear.

Pero no creo que sea así. Tras un post “He vuelto”, pueden pasar dos cosas: que el autor cumpla su promesa o que no lo haga. Si la cumple, y logra publicar 2-3 post después, seguramente se salve.

¿Y si no la cumple? El verdadero problema es que pocas, muy pocas personas, llegan a escribir un segundo “He vuelto” porque es vergonzoso, porque esta vez además de fallarle a los lectores se han fallado a sí mismos. Y con público.

Escribir un post “He vuelto” con la esperanza de que así te estás obligando a ti mismo a sacar tiempo para el blog es una quimera, equiparable a pagar un año de gimnasio por adelantado. Es una mala idea… si lo estás pensando, descártalo por favor.

Natalia Marcos, blogger de Quinta Temporada, nos decía que el ritmo de publicación ha de ser como una especie de “pacto entre escritor y lector”. Estamos totalmente de acuerdo, pero si te lo saltas, no te fustigues en público. Volver a publicar de forma regular es la mejor forma de decirle a tus lectores que has vuelto y que vas a seguir ahí.

2) Bloqueos mentales

Otra dolencia común en los primeros meses de vida del blog es la sequía de ideas. Si tienes tiempo y ganas de escribir, pero a la hora de la verdad te quedas bloqueado ante la página en blanco, echa un vistazo a estos factores externos que podrían estar afectándote.

Aunque, si quieres librarte para siempre del fantasma del bloqueo, tendrás que adoptar algunos “hábitos saludables” para propiciar la aparición de ideas: en la sección de creatividad encontrarás artículos sobre cómo inspirarte y cómo buscar temas cuando estás atascado.

A grandes rasgos, las estrategias a seguir consisten en:

  • Haz listas con futuros temas para artículos. Anota las ideas que se te ocurran, por muy abstractas que sean, para poder hacerlas germinar más adelante.
  • Planifica un calendario de publicaciones. ¿Recuerdas, en el colegio, que era mucho más fácil hacer una redacción sobre un tema determinado que cuando te daban “tema libre”? Sentarte a escribir con un tema en mente es mucho más sencillo.
  • Lee blogs, revistas y otras fuentes de información dentro de tu área temática. Seguro que se te ocurren temas haciéndolo.

3) ‘Blogger burnout’

En otras ocasiones, resulta que el blog lleva un buen ritmo de publicaciones pero el que se está empezando a hartar eres tú mismo. Si has empezado a tener pensamientos como “Es una pérdida de tiempo”, “No me lee nadie” o “Realmente no tengo nada interesante que decir” seguramente lo estás padeciendo.

  1. En primer lugar, no te regodees en esos pensamientos. No te van a ayudar en nada. En lugar de hacerte una bola, echa un vistazo a tus artículos ya publicados, especialmente con los que más disfrutaste mientras escribías. ¿Por qué fue? ¿Quién los leyó? Ahí tienes un buen filón para reflexionar.
  2. No abuses. Tener una estricta disciplina para sentarse a escribir ayuda mucho, pero si de verdad no te apetece en absoluto, mejor no lo hagas. Acabarás odiando lo que tanto te gusta y no lo harás tan bien como cuando estás al 100%. ¿Preocupado por el ritmo de publicación? Cuando tengas buenas épocas haz uno o dos post extra para tenerlos en la reserva para cuando necesites tomarte un respiro.
  3. No te exijas demasiado. Las ilusiones que alimentamos en nuestro interior cuando iniciamos un nuevo proyecto son muy estimulantes, pero si apuntas demasiado alto pueden volverse en tu contra. Es natural frustrarse porque no alcanzamos nuestros objetivos, lo que hay que hacer es fijarse objetivos más realistas.
  4. Habla con blogger veteranos. Por ejemplo, en los foros de Superblogger puedes encontrar algunas almas libres dispuestas a contarte sus propias experiencias a los mandos de un blog durante varios años. Te ayudarán a tomar perspectiva sobre lo que es un éxito y lo que no, o te contarán cómo superaron sus propios “burnout”.

4) Tienes más de 100 comentarios para moderar

Si cada vez que accedes al panel de control de tu blog el número de comentarios pendientes de moderación es más y más grande, tienes un problema. Y no me refiero solamente a que se te esté acumulando el trabajo, sino a que esto será perjudicial a medio-largo plazo.

Si los comentarios se publican en cuanto son enviados, lo más probable es que tengas tus post plagados de spam. Esto afecta negativamente al SEO (porque los comentarios spam contienen enlaces salientes a sitios de dudosa calidad, que te penalizan) y, por supuesto, a la imagen que tienen los lectores de tu blog.

Si, por el contrario, los comentarios solamente se publican cuando los apruebas, entonces estás limitando la capacidad de generar conversaciones en torno a tu contenido. Al ver que sus mensajes no fueron publicados, tus lectores pueden pensar que han sido censurados o que nadie lee los comentarios… por lo que dejarán de enviarlos. Y la falta de comentarios puede llevarte al blogger burnout del que hablábamos antes.

Si recibes mucho SPAM y se te hace muy difícil gestionarlo, considera adoptar alguna de estas medidas:

  • Blogger. Esta plataforma permite configurar los mensajes para que se publiquen solo si el post tiene menos de X días de vida. Los robots de los spammers no suelen comentar artículos recientes, porque aún no han sido indexados, y en cambio sí notarán que sus comentarios no se publican y dirigirán sus esfuerzos hacia otro blog.
  • WordPress. Instala un plugin que detecte los mensajes spam, como por ejemplo Akismet. Este plugin tiene sistemas de filtrado que archivan como spam los comentarios con demasiados enlaces, con nombres sospechosos, en otro idioma, e incluso puedes configurarlo para que filtre los que contienen determinadas palabras.

Busca un momento cada semana para moderar y borrar los mensajes. Y, por supuesto, a responderlos. Es la mejor manera de alentar nuevos comentarios.

5) Tienes muchos enlaces rotos

Los enlaces rotos son otro síntoma de que a un blog no se le están prodigando los cuidados necesarios. La presencia de enlaces que dan como resultado un error de “No encontrado” resulta descorazonadora para los lectores, porque revela que el blog está desactualizado. Los motores de búsqueda también toman buena nota de ello, y posicionarán tu blog más abajo en las búsquedas.

A veces, un contenido que podría ser perfectamente vigente se echa a perder porque los enlaces ya no están disponibles. Puedes resolver esto fácilmente dedicando dos o tres tardes al año a pasar un validador de enlaces rotos para detectarlos y corregirlos.

Para ello, te vendrán bien estas herramientas:

  • W3C Link checker. Es el validador del W3C, la entidad que regula el uso de HTML, HTTP y otros estándares en Internet. Al ser online, te permite validar cualquier página rápidamente sin necesidad de instalar ningún software en tu ordenador. Eso sí, solamente te servirá para escanear una URL concreta, como la portada, la sección “Enlaces” o un post con muchos vínculos.
  • Xenu’s Link Sleuth. Es un programa de uso muy extendido entre los consultores SEO, que se instala en tu equipo. Hace un detallado escaneo de tu web al completo y te ofrece un listado de todos los enlaces que contiene, aunque puedes solicitar que te muestre solo aquellos que están rotos para poder encontrarlos y corregirlos.

Comprobar los enlaces de tu página web de forma periódica debería estar incluido en tus tareas como blogger, igual que escribir, buscar ideas, cuidar tu salud mental o moderar comentarios.

Es decir, si no quieres dejar morir tu blog.


27 Ago 2014
Comentarios: 1

Pon un blog en tu vida: 10 razones para convertirte en blogger

En Superblogger nos pasamos el día hablando sobre blogs, contenidos y redes sociales, y sin embargo aún no nos habíamos detenido a reflexionar por qué ser blogger es una experiencia tan satisfactoria y recomendable. Este artículo va dedicado a todos los que quieren iniciar un blog, a los que se lo van a plantear a raíz de este artículo y a los que ya son bloggers pero pasan por tiempos de dudas.

  • Hará que te ilusiones: ¿Has tenido alguna vez esa sensación de plenitud al iniciar un nuevo proyecto? Es parecida a cuando te pones ropa o zapatos nuevos o cuando te compras un libro o un videojuego. Te falta tiempo para estrenarlos. Quieres llegar a casa para probarlos. Se convierte en una pequeña obsesión. Pero una obsesión sana, de esas que te hacen sentir vivo. Cuando eres blogger sucede algo parecido. Los primeros días solo quieres escribir. Necesitas contarle al mundo todo lo que llevas dentro y tu cabeza anda dándole vueltas a posibles temas durante todo el día. Da igual cuanto dure esta sensación. No dejes que nadie te quite las ganas, que siempre hay gente que buscará desmotivarte, aunque no sea a propósito. Tú solo preocúpate de disfrutar.
  • Tendrás nuevas ideas: Escribir es como apretar un botón y poner en marcha el engranaje de una maquinaria. Cuando escribimos necesitamos reflexionar y nuestro cerebro se pone a trabajar de forma automática. Si eres de esos que tiene muchos pájaros en la cabeza, convertirte en blogger será el mejor medicamento para poner orden tus ideas. Pero tampoco hace falta tener grandes ideas para empezar un blog. Deja que las buenas ideas te sorprendan blogueando.
  • Te conocerás mejor a ti mismo: Un blog es como una máquina del tiempo. Todo el contenido que publiques quedará registrado. Cuando lleves meses o años blogueando, mirarás hacia atrás y te darás cuenta de cómo han evolucionado tus ideas. Y lo que es mejor, podrás identificar los errores cometidos y aprender de ellos para ser mejor en el futuro. Hay gente que vive sin ser consciente de cómo ha cambiado. Un blog te ayuda a tener perspectiva sobre tu propia evolución. Te hace sentirte vivo.
  • Será tu propio experimento: ¿Recuerdas cuando fabricabas “inventos” de pequeño? ¿O cuando hiciste tu primera “receta de cocina” y obligaste a toda tu familia a probarla? Son solo un par de ejemplos. Pero seguro que tienes muchos más. Ahora pregúntate a ti mismo cuánto hace que no juegas ni inventas. Un blog es tu propio set de experimentos. Escribe, promociona el contenido, analiza los resultados, saca conclusiones, descubre nuevas herramientas, atrae a colaboradores, prueba, falla, pásatelo bien, responde a tus seguidores o “discute” con ellos. Todo viene en el pack. Y lo bueno es que tú serás tu propio jefe. Solo te debes a ti mismo y a tus lectores.
  • Escribirás mejor:  Escribir hace al escritor. Tal vez tengas una espinita clavada por no haber mejorado tu escritura antes. O a lo mejor te gustaría ser periodista o novelista. No te puedes imaginar cómo progresará tu estilo si dedicas unas horas para escribir dos o tres artículos cada semana.
  • Será un arma potente para encontrar trabajo: Tener un blog sobre temas relacionados con el sector donde buscas trabajo es una de las mejores armas de presentación. Demuestra que no solo tienes experiencia, sino que eres capaz de procesarla y compartirla con otros utilizando enfoques originales. Además, dice mucho de tu personalidad. Por ejemplo, que eres curioso, inquieto, innovador…
  • Llevarás una vida más saludable: Es cierto que no hay estudios científicos que relacionen directamente el blogging con la salud. Pero ser blogger te obliga a llevar una vida más creativa y disciplinada. Si has leído alguno de nuestros artículos con consejos para evitar el bloqueo mental, sabrás que es muy importante tener rituales para dar rienda suelta a tu creatividad. Hay gente que hace deporte, otros toman un baño caliente. Hasta los hay que meditan. Sea lo que sea que te ayude a despejarte e inspirarte, aprenderás a cuidar cuerpo y mente.
  • Es gratis: No hace falta gastar dinero para crear un blog. Es cierto que si quieres hacer de tu proyecto algo más que un simple hobby, te recomendamos utilizar un servicio de hosting de pago y un dominio propio. En cualquier caso, el coste es mínimo.
  • Ganarás confianza: Vivimos en un mundo que cambia a gran velocidad. A veces demasiado agresivo y violento en el día a día. Es normal tener inseguridades. Y ser blogger te ayudará mucho a tener más confianza porque te abrirás a las personas que te rodean compartiendo tus visiones, experiencias o ideas, y encontrarás a gente interesada en escucharte. Cuando tienes un blog recibes muchas satisfacciones. Hay que tener paciencia, pero con el tiempo las visitas y los comentarios positivos llegan. Cada vez te sentirás más cómodo y te embarcarás en pequeñas aventuras. No solo eso. Recibirás la admiración de tus fans, amigos y familiares por tu trabajo bien hecho. Además, proyectarás más seguridad en ti mismo.
  • Inspirarás a otros: Es lunes. Arranca la semana. Pongamos que Juan García se levanta y avanza torpemente hasta la cocina. Se prepara un zumo de naranja y enciende el portátil. Hace una búsqueda en Google y por azar llega a tu blog. Lee un artículo. Siente que algo le sube por el estómago. Es la llamada de una idea. ¡Eureka! Has inspirado a Juan, que a su vez correrá a contárselo a todos sus amigos esa misma noche entre cervezas. ¿Qué puede dar más satisfacción que ayudar a otros a tener nuevas ideas?

Y tú, ¿por qué quieres bloguear?


21 Ago 2014
Comentarios: 5

Cómo monetizar tu blog en cada etapa

Monetiza tu blog

Hay muchas formas de monetizar un blog, pero no todas tienen por qué ser adecuadas a nuestro proyecto. Gestionar un blog requiere un gran esfuerzo que a veces no es recompensado directamente como quisiéramos. Así que es natural que en gran parte de los casos, la supervivencia del mismo dependa de que seamos capaces de obtener un rendimiento económico a medio o largo plazo.

Por esta misma razón tenemos que pensar bien cómo monetizamos el blog. Una estrategia inadecuada puede incidir en el tráfico y expectativas de la audiencia, así como echar al lastre parte de los logros conseguidos con tanto sacrificio. Es importante ser consciente de la etapa en qué se encuentra nuestro blog y tener mucha, mucha paciencia.

Opciones de monetización para cada etapa

  1. Estamos empezando… No es fácil monetizar un blog nada más empezar, pero no por ello tenemos que darnos por vencidos. De hecho, en esta etapa se pueden sentar bases sólidas que repercutirán en nuestra capacidad para obtener beneficios en fases posteriores. El primer obstáculo cuando empezamos nuestro blog es que apenas tenemos tráfico y éste crece muy lentamente en los primeros meses. Si publicamos 3 o 4 veces por semana y solo dependes del crecimiento orgánico, lo habitual es que te muevas en rangos de 1.000 a 3.000 visitas mensuales al principio. Que sean más o menos depende del nicho en concreto y tu dedicación. En cualquier caso estos números son muy bajos para tirar de publicidad. Si tu blog está en un nicho muy específico, por ejemplo, sobre rutas de montaña, y consideras que mostrar anuncios de botas de senderismo ofrece valor añadido a tus fans, pues adelante. Al margen de los números, podrás experimentar con herramientas y campañas antes de que el tráfico remonte. Como en esta etapa nuestro blog es excesivamente dependiente de nuestros contenidos, la opción más efectiva para generar ingresos es precisamente crear contenidos de alto valor y cobrar por ello. Por ejemplo:
    • Ebooks: Ya hemos comentado anteriormente cómo y dónde podemos monetizar nuestros libros electrónicos. Si hacemos un ebook original y con un tema atractivo las posibilidades son enormes. Siguiendo con el ejemplo del blog de montaña, imagina que haces un ebook sobre “Rutas de montaña para senderistas novatos” basado en tu propia experiencia y con datos obtenidos sobre el terreno. Si cobras por cada ejemplar 10 euros y logras ventas de 5 o 10 unidades mensuales, que no es difícil si dedicas tiempo a publicitarlo allí donde puedas, al menos ya tienes para recuperar la inversión del hosting y algo más. Lo bueno es que a medida que el tráfico aumente también lo harán las ventas. Y también podrás hacer más ebooks.
    • Contenido premium: Es decir, posts de un alto valor por la profundidad y rigurosidad de la información. Puedes crear un área de acceso exclusivo para miembros, que pagan una pequeña cantidad mensual para leer estos posts. Es posible que esta opción te resulte difícil al principio, si tienes poco tráfico y no eres reconocido. Aún así, si quieres hacer de tu blog tu carta de presentación profesional (por ejemplo, eres coacher o consultor), no dudes en hacerlo. A medida que te des a conocer en el mundo exterior le sacarás rendimiento. En cualquier caso, cuanto más extensa sea tu lista de artículos premium, más valor tendrá para los futuros lectores de cara a pagar por acceder a ella.
    • Lista de emails: No hay que esperar a que el blog ya esté en su fase madura para comenzar a construir tu lista de emails. Por sí solo, conseguir emails no te aportará ingresos, pero te dará acceso directo a la bandeja de entrada de tus lectores. Si vendes productos en tu blog o ya has escrito algún ebook, puedes mandarles ofertas o sugerencias de compra de acuerdo con sus intereses. Tu capacidad de sacar partido de una lista de emails dependerá de la naturaleza del blog. Aunque tengas poco tráfico, si tu blog está asociado a una tienda online y tus lectores están interesados será útil desde el principio. Aún así, elaborar una lista de correos de tus lectores desde el día uno te dará ventajas en la siguiente fase.
    • Servicios de consultoría: Muchos bloggers aprovechan su web para expandir sus oportunidades profesionales. Tal vez no tengas el tráfico, pero sí las habilidades y el conocimiento. En este caso Linkedin y el boca a boca pueden ser grandes aliados.
    • Publicidad: Aún tienes poco tráfico y el potencial de ingresos es bastante reducido. La pregunta que debes hacerte es: ¿tiene algún valor añadido ofrecer publicidad en mi página web? Si la respuesta es “no” o “tal vez sí…”, lo mejor es esperar. Pero este es un buen momento para integrar banners de nuestros propios productos, ebooks, contenidos premium… Y así acostumbrar a los lectores a la presencia de espacios publicitarios en la página.
  2. La fase del despegue: Con constancia y paciencia, al final las estadísticas nos empiezan a dar la razón. Tanto esfuerzo ha valido la pena. Las visitas suben y aunque todavía no es para tirar cohetes, ya tenemos más alternativas para obtener un dinerillo de nuestro blog. Es el momento de plantearse las siguientes opciones:
    • Venta de espacio para anuncios: Puedes establecer contactos con empresas directamente o bien a través de plataformas de publicidad como Adpv, Coobis o Buysellads. La primera opción te da más libertad y margen de ingresos, ya que a través de las plataformas de venta publicitaria tendrás que ceder una comisión. No te dejes intimidar por establecer acuerdos publicitarios directos. Si asistes a eventos relacionados con tu nicho, y conoces empresas que podrían estar interesadas en anunciarse en tu blog, habla con ellas.
    • Programas de anuncios: Otra opción es mostrar los anuncios de programas como la conocida Google Adsense. Existen muchísimas alternativas interesantes, como Infolinks, que escanea las páginas en busca de palabras clave relevantes y coloca los anuncios como enlaces. Si tienes un blog alojado en WordPress.com también puedes poner anuncios a través de su solución Word Ads. Otras opciones son Bidvertiser, Exoclick, Clicksor o Impresiones Web.
    • Plataformas de afiliación: Un programa de afiliación es un acuerdo que estableces con un anunciante a cambio de una comisión por una acción por parte de tu audiencia que repercuta en su beneficio. Las plataformas de afiliación, como Tradedoubler, Zanox, Affilinet, Adjal o Nettafilitation, te hacen la vida más fácil, ya que no siempre tienes ni el tiempo ni la capacidad de contactar uno por uno con todas las empresas relevantes de tu nicho. Amazon, por ejemplo, tiene un programa de afiliados para promocionar ebooks y películas. Te recomendamos leer el artículo en el que explicamos en detalle cómo obtener ingresos mediante este método.
  3. Madurez: Tu blog ya es un pez gordo de la blogosfera. Tus visitas se cuentan por miles al día. Realmente, en esta etapa tienes capacidad suficiente para generar ingresos mediante todos los métodos anteriores. También puedes vender productos a tu audiencia, que estará ya bien segmentada, o crear algo de ‘merchandising’ propio para aprovechar más el potencial de tu marca. Por ejemplo, si tienes un blog de cocina puedes hacer delantales con el logo del blog y dedicarlos a tus fans. Aún así, tal vez estés cansado y quieres empezar un nuevo proyecto totalmente diferente. Si es así, también puedes monetizar el ocaso de tu blog. Así es. Puedes vender tu dominio a través de webs como Flippa o vendermiweb.com.

Estas tres fases y posibles estrategias de monetización son orientativas. Cada blog es diferente y por eso te sugerimos que lo tomes solo como una guía. Como siempre, lo importante es experimentar, analizar y mejorar.


19 Ago 2014
Comentarios: 6

Los factores externos que te bloquean al crear contenidos

En mayor o menor medida, todos hemos padecido el síndrome del bloqueo a la hora de crear contenidos para nuestro blog. A veces es un bloqueo radical, como si nos quedásemos en blanco, y en otras ocasiones es solo una especie de pereza mental que nos impide generar nuevas ideas.

El problema es que al pasar por una situación de bloqueo a menudo solemos buscar las razones dentro de nosotros, y no fuera. Podemos pensar antes en lo mediocres que somos, en que no valemos para esto, en que la idea del blog no era tan buena después de todo, antes que hacer un esfuerzo para identificar otras causas externas igual de importantes.

‘Stop’ al bloqueo mental

Parte de la solución subyace en identificar el problema. Así que la próxima vez que te bloquees analiza cada uno de los siguientes factores, por si te ves reflejado…

  1. Tu escritorio es un almacén, y tu ordenador de todo menos ordenado: En Superblogger tenemos la manía de pedir a los bloggers que entrevistamos una foto de su espacio de trabajo. No es curiosidad gratuita. El espacio de trabajo dice mucho de la personalidad y del trabajo de una persona. Y es que escribir un artículo es solo la última fase de un proceso que empieza mucho antes, desde la concepción de la idea pasando por nuestra disposición mental cuando comenzamos a desarrollarla. Una mesa desorganizada, llena de papeles y objetos nos provoca estrés y sensación de urgencia, al igual que lo hace una pantalla llena de iconos dispuestos sin ninguna jerarquía. Por el contrario, un escritorio que solo tiene lo necesario de una forma ordenada nos ayuda a mantener la calma. En resumen, nuestra mente puede ocuparse en generar ideas, porque no tiene que lidiar con el caos alrededor. Esto no significa que haya que mantener nuestra mesa impoluta y vacía. De hecho, algunos estudios confirman la relación entre la existencia de un cierto grado de desorden con la creatividad. Sin obsesionarse, lo ideal es que nuestro espacio de trabajo incluya elementos estimulantes pero sin llegar al caos absoluto.
  2. No tienes rituales: Muchos artistas y personajes célebres, como Hemingway o Benjamin Franklin, seguían sus pequeñas rutinas matutinas antes de ponerse a trabajar. Se dice que el escritor de Por quién doblan las campanas se levantaba siempre a las 5.30 de la mañana, aunque hubiese bebido la noche anterior, y que al político estadounidense le gustaba arrancar la jornada deambulando desnudo por su casa, lo que llamaba darse un “baño de aire”. Los rituales son ritos preparatorios para nuestro cuerpo y mente. Nos ayudan a activar los mecanismos generadores de ideas por medio de la repetición. Eso sí, es importante diferenciar entre rutina y ritual. La primera tiene un objetivo funcional y la segunda es resultado de una selección consciente en busca un beneficio. Es cierto que el cerebro responde bien a los actos rutinarios porque puede realizarlos sin esfuerzo. Por ejemplo, cuando tenemos un trabajo con horario fijo nos sentimos bien porque no tenemos que preocuparnos por tener un horario diferente cada día. El problema es que la rutina, que tiene sus ventajas de cara a la productividad, puede desembocar en tedio. Por su parte, el ritual ofrece una recompensa más directa, como relajarse, divertirse o saciar nuestro ‘apetito’ social.
  3. Buscas la creatividad donde no está: Como hemos visto en artículos anteriores, la creatividad es resultado de un proceso metódico, no de una lucidez repentina. Si esperas a que las buenas ideas lleguen a ti, antes de ir tú mismo a buscarlas, lo más seguro es que nunca lleguen. Incluso esas ideas brillantes que uno tiene “de repente” son resultado de procesos de aprendizaje previos que no recordamos pero afloran en un momento dado. Tampoco desesperes si el proceso creativo no sale como habías planificado. Recuerda que se trata de un proceso no lineal que sirve para estimular nuestra mente, en ningún caso de un mecanismo automático como cuando uno acciona la rueda de un mechero y sale la llama.
  4. Vives demasiado al día: Por las mismas razones que rechazamos la rutina, muchas veces nos negamos a planificar por adelantado porque es aburrido y requiere un esfuerzo. O tal vez estamos demasiado ocupados y siempre esperamos al último minuto para hacer algo. Que sepas que las prisas y la improvisación son los peores enemigos a la hora de crear contenidos con cierto grado de éxito. Ya hemos hablado sobre las ventajas de contar con un calendario de publicación de contenidos para evitar perder la rutina adquirida con tanto esfuerzo. Pero además la planificación es todavía más importante si tenemos perfiles en redes sociales, donde la predicción es imprescindible. Si solo publicamos cuando nos acordamos o tenemos tiempo, será muy difícil que luego podamos medir nuestros resultados y sacar conclusiones para mejorar.
  5. No descansas lo suficiente: Los ordenadores se sobrecalientan cuando llevas mucho tiempo trabajando con ellos, y su rendimiento baja como consecuencia. Nuestro cerebro también necesita un descanso de vez en cuando. No se trata solo de dormir las 7 u 8 horas recomendadas, sino de tomarnos un respiro de forma regular a lo largo del día y de cambiar sustancialmente nuestra forma de trabajar. Estudios científicos revelan que nos pasamos más de la mitad del día recibiendo y procesando información, pero sin llegar a utilizarla para realizar nuestro trabajo. Iniciamos la jornada con una pila de emails que apenas nos da tiempo de leer y que respondemos de forma impulsiva. Estamos demasiado ocupados en procesar, y no nos damos cuenta de lo importante que es ausentarnos, dejar la mente en blanco, no hacer nada. Lo maravilloso de la mente humana es que continúa trabajando cuando descansamos, consolidando lo aprendido y reponiendo las fuerzas que necesitamos para tener buenas ideas. Pero estos procesos solo ocurren cuando descansamos. Prueba a realizar pausas de 10 o 15 minutos cada hora de trabajo y verás como tu capacidad de concentración aumenta cuando vuelves.

El bloqueo mental es otro de los grandes enemigos de la productividad, y probablemente uno de los más difíciles de derrotar porque se retroalimenta con nociones erróneas. Trabajamos sin descanso y con prisas con la idea de que así somos más productivos, cuando sucede todo lo contrario. No prestamos atención a los rituales, porque los confundimos erróneamente con actos rutinarios y aburridos, lo que adormece aún más nuestra mente. Pensamos que la creatividad es cosa de genios, obviando que es resultado de la constancia. Y encima justificamos el desorden de nuestro escritorio utilizando a nuestro favor el argumento de que somos muy creativos. La buena noticia es que ya estás un paso más lejos del bloqueo mental 🙂


14 Ago 2014
Comentarios: 6

Por qué no es recomendable que crees tu blog en una plataforma gratuita

Tanto si ya has creado un blog como si te dispones a ello, seguramente te hayas planteado si es mejor comenzar con una plataforma gratuita o por el contrario debes echar mano al bolsillo. Es normal que la opción de pagar por un dominio y el servicio de hosting, cuando ni siquiera sabes si vas a ganar dinero, no resulte demasiado atractiva nada más empezar. Puede que no solo sea el tema económico lo que te echa para atrás. A priori, crear un blog en una plataforma gratuita como Blogger o WordPress.com resulta más fácil que tener que elegir un buen nombre para un dominio y seleccionar una empresa de hosting que no nos time, por no hablar de elegir una plantilla decente, que a menudo también conlleva un coste.

Cuando tenemos una idea, lo más incómodo siempre es tener que lidiar con elementos que consideramos ajenos a la propia idea. Pero el lugar donde alojamos nuestra web es tan importante como el propósito de la web en sí misma.

Hosting gratuito VS hosting de pago

Cuando creas y alojas tu blog en una de estas plataformas gratuitas, tendrás un subdominio del estilo de “superblogger.[nombre de la plataforma].com”. Por el contrario, en la opción del hosting de pago, tú elegirás el dominio para la web que vas a alojar (por ejemplo, superblogger.es). Aunque no te parezca una gran diferencia, en este artículo queremos explicarte por qué la decisión que tomes en este punto puede condicionar tu proyecto en el futuro.

  1. No serás el propietario de tu blog: Lamentablemente, cuando abres un blog de forma gratuita en una plataforma de hosting, la propiedad del mismo no es tuya, sino de la propia plataforma. Esto quiere decir que si la plataforma cierra, tu blog desaparecerá con ella. Siempre puedes migrarlo a otro lugar, pero más adelante te contamos por qué esta opción también puede ser un quebradero de cabeza. No obstante, Blogger y WordPress.com sí permiten registrar un dominio personalizado a un precio muy barato, por lo que no tendrás por qué conformarte con tu subdominio y sí que tendrás propiedad sobre él.
  2. Limitaciones en la optimización para buscadores: Otro de los temas controvertidos entre la opción gratuita y la de pago es la capacidad de control sobre la optimización de la web para buscadores. Un dominio de pago no posicionará bien en buscadores de forma automática, ya que eso dependerá de la relevancia de los contenidos, pero al menos serás tú el que tenga el control pleno sobre el SEO de tu blog. Si consigues un buen posicionamiento obtendrás más tráfico y como consecuencia tendrás más posibilidades de generar ingresos con tus contenidos. Si lo haces bien no solo recuperarás lo invertido en el dominio, sino que podrás hasta ganarte la vida.
  3. Diseño estándar: Si queremos que nuestro blog tenga personalidad, no solo a través del contenido, sino también a través de su diseño, la plantilla estándar que te ofrecen los sistemas gratuitos puede resultar insuficiente. En una plataforma de blogging gratuita no podremos alterar el código HTML a nuestro gusto. Es cierto que hay blogs que triunfan con un diseño muy neutro. Pero incluso las plantillas más sencillas para sistemas de gestión de contenidos como WordPress.org, Drupal o Joomla te darán posibilidades de personalización que no requieren grandes conocimientos técnicos.
  4. Te puedes olvidar de los plugins: Una de las características más interesantes de WordPress.org, el software de gestión de contenidos de WordPress para los bloggers que se ocupan del hosting ellos mismos, es la gran cantidad de plugins disponibles para añadir a tus plantillas. Aunque elijas un diseño gratuito, puedes instalar estas pequeñas aplicaciones fácilmente, ofreciendo al usuario diferentes experiencias de interacción. A veces estos plugins te ayudarán a gestionar mejor tu página web, filtrando el correo spam o visualizando el nivel de optimización para buscadores de cada uno de tus posts. En plataformas gratuitas, como WordPress.com, también encontrarás ‘widgets’, pero no tanta variedad.
  5. Dificultad para monetizar tu proyecto: Si optas por la vía gratuita no solo no podrás vender tu blog, ya que realmente no es tuyo, sino que no podrás sacar ventaja de programas para afiliados de la misma forma. No quiere decir que no puedas, pero no con la misma libertad. No obstante, Blogger sí te permitirá habilitar su programa de anuncios Adsense en tu blog, al igual que WordPress.com con Wordads.
  6. Migrar tu web será misión casi imposible: Si en algún momento decides cambiar tu web a otro dominio puedes perder todos los enlaces entrantes y tu fuerza SEO, al menos durante un tiempo. Los enlaces externos hacia tu web le dicen a los buscadores de qué trata tu página, por lo que son una parte importante en el posicionamiento. Para que los motores de búsqueda tengan en cuenta todos enlaces tienes que comunicarles el cambio, y la mejor forma es haciendo un redirección 301. De esta manera, los buscadores saben que el viejo dominio ha cambiado y que todo el valor de los enlaces debe ser transferido al nuevo. El problema es que realizar esta redirección desde plataformas gratuitas no es posible normalmente, y la alternativa requiere realizar ciertas configuraciones. Lo más probable es que acabe afectando a tu ranking y al tráfico temporalmente hasta que tu nuevo dominio vuelva a estar indexado.
  7. Afectará a tu reputación: Un subdominio gratuito en una plataforma de uso masivo como blogger puede ser visto de forma negativa por tus lectores, aunque tus contenidos sean brillantes y tengas mucho que decir. La razón principal es que hay personas que utilizan estas plataformas para mandar spam. Como hemos visto, Blogger ofrece la posibilidad de tener un dominio personalizado a muy bajo coste, lo que es un punto a su favor.

Por último, un subdominio gratuito puede parecer una forma “barata” de convertirte en blogger. El problema es que a la larga te puede salir más caro, como hemos visto. En realidad un dominio de pago no tiene por qué ser caro. En este artículo tampoco queremos decir que los subdominios gratuitos sean una opción desaconsejable para todos los bloggers. Pero si te gustaría ganarte la vida o al menos obtener algunos ingresos por tus contenidos, lo mejor es apostar por la vía de pago desde el principio.


11 Ago 2014
Comentarios: 6

Algunas cosas que debes saber para no tener problemas con la ley

Partiendo de la nada, has conseguido construir tu propio rinconcito en la blogosfera. Con gran esfuerzo y mucha disciplina, mantienes un ritmo constante de publicación. Te visitan, te leen, te dejan comentarios.

Qué demonios, hasta has empezado a ganar algo de dinero con publicidad, captando clientes para tu negocio o con ebooks que anuncias a un selecto grupo de suscriptores que un día te confiaron su email. Es poquito, pero te hace mucha ilusión. Tienes grandes planes para hacer crecer ese caudal de ingresos en el futuro.

Y de pronto, un día, te llega una carta de la Agencia Española de Protección de Datos con una multa que equivale a 20 veces más de lo que has ganado con tu blog.

Y te desanimas. Y decides cerrar el blog. Y tu voz se apaga para siempre en Internet, así que todos perdemos porque ya no podremos leerte más.

Para evitar esto, te explicamos algunos aspectos de la legislación española que deberías conocer si te has adentrado en el mundo del blogging, ya sea con una bitácora corporativa o por amor al arte.

1) Licencias de uso

Imagino que la mayoría de quienes leéis Superblogger ya sabéis lo que voy a decir a continuación.

No puedes utilizar libremente cualquier imagen que encuentres por ahí. Si haces una búsqueda en Google Images, la mayor parte de las fotos que aparecerán están sujetas a derechos de autor. Eso significa que no tienes derecho a publicarlas, y lo mismo pasa con textos, música o vídeo.

Lo siento 🙁

Pero tengo una buena noticia. Hay cantidad de fotógrafos y gente de bien en general que ofrecen sus imágenes de forma totalmente altruista en Internet. Este tipo de trabajos utilizan algo llamado licencias copyleft.

Las licencias copyleft son algo así como lo opuesto al copyright: son licencias especialmente diseñadas para que los autores puedan liberar los derechos relacionados con sus obras. Existe un proyecto llamado Creative Commons que se ha ocupado de definir diferentes modalidades de licencias copyleft dependiendo del tipo de derechos a los que se renuncia y de los requisitos que deben cumplir quienes usen las obras. Están muy extendidas: en Flickr hay ya más de 300 millones de fotos con este tipo de licencias.

Por otro lado, hay obras que se consideran de dominio público y que por tanto no están sujetas a derechos de autor. Esto puede deberse principalmente a dos razones: una, que el autor así lo quiso expresamente al publicar la obra. Y dos, que el autor lleve ya mucho tiempo fallecido y por tanto no se apliquen los derechos de propiedad intelectual. En España ese tiempo es de 70 años, pero en otros países lo más habitual es que sean 50.

El tema de los derechos de autor es muy interesante y complejo, así que es probable que lo tratemos en detalle más adelante. Si quieres que lo hagamos, no dudes en dejarnos un comentario animándonos a ello. ¡Estamos a tus órdenes!

2) Aviso Legal

Todas las páginas webs de empresa y blogs corporativos, así como webs de comercio electrónico o que tienen publicidad están obligadas a tener una página informativa denominada “Aviso Legal”.

Es decir, el único caso en el que estás exento de ponerlo es si tu blog es personal y no tienes publicidad ni tampoco has hecho nunca reseñas de productos/servicios de otros.

En el Aviso Legal estamos obligados a indicar los siguientes datos:

  • Si es una empresa/sociedad:
    • Denominación social, CIF, domicilio, teléfono y email de contacto.
    • Datos de inscripción en el Registro Mercantil.
  • Si eres un profesional:
    • Nombre y apellidos, NIF, domicilio y email de contacto.
    • Si estás colegiado, el nº de colegiado y la institución.
    • Título académico e institución que lo expidió.
    • Normas profesionales aplicables al ejercicio de tu profesión.
    • Códigos de conducta a los que te has adherido y dónde consultarlos.
  • Si eres un particular:
    • Nombre y apellidos, NIF, domicilio y email de contacto.

En esta página también puedes indicar la propiedad intelectual sobre los contenidos e imágenes que publicas, así como las condiciones de uso.

Te alegrará saber que al incluir la página de Aviso Legal, no solo estás cumpliendo con la normativa, también ganas puntos a ojos de Google. El buscador considera la presencia del Aviso Legal como un indicador de que la página merece confianza y recompensa a los sitios web que la contienen posicionándolos mejor en las búsquedas.

3) Política de Privacidad

La Política de Privacidad es una página informativa donde se detallan qué datos personales del usuario almacenamos y para qué los vamos a utilizar, sobre todo si recogemos esta información a través de formularios.

Necesitarás incluir esta página si en tu blog hay alguno de estos elementos:

  • Registro de usuarios (para foros, para dejar comentarios, etc.)
  • Caja de suscripciones
  • Formulario de contacto

También estamos obligados a informar al usuario de su derecho a rectificar o eliminar estos datos, indicándole cómo ponerse en contacto con nosotros para ejercerlo.

4) Aviso de cookies

En España es obligatorio mostrar un aviso a los usuarios en aquellos sitios web que utilizan cookies propias y de terceros. Las cookies son pequeños ficheros con información sobre el usuario que se guardan en su propio ordenador. Las webs las utilizan para recordar aspectos concretos de su interacción con el sitio web con diferentes fines.

Es posible que tu primera reacción sea decir “Ah, yo no uso de eso, ni siquiera sabía lo que eran hasta hace medio minuto”. En realidad lo más probable es que sí las estés utilizando sin darte cuenta, si usas en tu web alguno de estos servicios:

  • Google Analytics
  • Google Adsense
  • Google Maps
  • YouTube
  • Ciertos plugins de WordPress (p. ej. Jetpack)

En este caso es obligatorio que incluyas en tu blog un Aviso de Cookies automático que salte cuando los usuarios accedan a tu web y una página informativa sobre el Uso de las Cookies detallando qué servicios las instalan y con qué fines.

Es importante que las cookies no se instalen hasta que el usuario haya dado su consentimiento, porque si no la Agencia Española de Protección de Datos te podría imponer una multa de entre 500€ y 3.000€.

5) Canon AEDE

Dejamos para el final un asunto muy reciente. El pasado 22 de julio, la Comisión de Cultura del Congreso de los Diputados aprobó una reforma de la Ley de Propiedad Intelectual que incluía el llamado “Canon AEDE” o “Tasa Google”.

Empecemos por explicar el nombre. AEDE es una organización privada que agrupa a los principales medios impresos, y junto con la entidad CEDRO será la encargada de recaudar el canon. Curiosamente el nombre “tasa Google” no es apropiado, ya que la norma excluye a Google por ofrecer listados de búsquedas.

La ley perseguirá los enlaces de los medios que consideren afectados sus derechos de propiedad intelectual en “sitios web de actualización periódica y que tengan una finalidad informativa, de creación de opinión pública o entretenimiento.” En otras palabras, afecta a:

  • Páginas web
  • Blogs
  • Foros
  • Wikipedia
  • Menéame
  • Agregadores de RSS como Feedly, Flipboard y Zite

El aspecto más controvertido de la norma es que a diferencia de leyes similares aprobadas en otros países, en la española la tasa tiene carácter de “derecho irrenunciable”. Eso significa que aunque no se enlace a los medios de AEDE, se recaudará la multa igualmente. En resumen, también te afecta como blogger, aunque otros cobrarán tu dinero por ti.

Si nadie da marcha atrás, la ley empezará a aplicarse en septiembre. En ese momento comenzarán a buscar en los sitios web enlaces hacia los asociados y enviar peticiones de la tasa. Te recomendamos que repases el contenido que has publicado en tu blog y elimines enlaces a los principales medios AEDE (Prisa, Vocento, Unidad Editorial) y obras de propiedad intelectual.

Imagen (CC) Ken Teegardin


29 Jul 2014
Comentarios: 3

Entrevista a Quique Infante: “Los buenos bloggers están pendientes de los cambios y se adaptan”

Entrevista a Quique Infante

Muy poco se parecen los blogs de hoy en día a aquellos grupos de noticias y bitácoras de hace 20 o 30 años de donde han evolucionado. Echando la vista atrás para observar los cambios ocurridos tanto en el tipo, distribución y formato de los contenidos como en diseño web, es inevitable preguntarse cómo serán los blogs del futuro. Y sobre todo, qué debe saber un blogger que comience hoy en día para sobrevivir en un mundo cada vez más competitivo y también con más oportunidades.

Hemos invitado a Quique Infante, experto en comunicación digital y marketing de contenidos, para que comparta con la Comunidad Superblogger su visión sobre las tendencias que afectan al mundo del blogging en los campos de la creación de contenidos, monetización, formación y redes sociales.

Quique Infante es periodista de formación y tiene una dilatada experiencia en negocios de Internet desde un punto de vista estratégico. Ha formado parte de proyectos digitales vanguardistas como Marca.com y Diximedia, editora de lainformacion.com, Mujer.es o el blog 233 grados. En la actualidad es Director de Desarrollo Académico en UNIR (Universidad Internacional de la Rioja).

Monetización

¿Qué le dirías a un blogger que quiere empezar un proyecto y rentabilizarlo?

Que tenga muy claro a qué precios reales se está ‘cotizando’ el tráfico para que se haga una idea de cuánto sería razonable ingresar. A veces he visto algunos planes de ingresos con precios absolutamente desorbitados que luego generan grandes decepciones. Prefiero un cálculo bajo y unos resultados altos que una previsión optimista y unos resultados ‘realistas.
También es importante que dedique un tiempo a estudiar las distintas fórmulas de ingresos más allá de la publicidad pura y dura: ingresos por redes, comercio electrónico, afiliación, sindicación de contenidos. No todas funcionan en todos los soportes, ni mucho menos, pero algunas funcionan muy bien en determinados soportes.

¿En qué tipos de blogs crees que puede funcionar mejor la publicidad como medio de monetización?

En los que tengan mucho tráfico (eso no suele ocurrir), en los que sean capaces de demostrar eficacia (eso suele ocurrir cuando el público está muy bien segmentado) o aquellos que, por la razón que sea, consigan mucha afinidad con determinado tipo de anunciantes: un ejemplo muy típico es un blog de deportes de riesgo y una marca de bebidas energéticas.
Al final, ganarán dinero los que consigan publicidad eficaz.

¿Crees que las empresas y los blogs más individuales acortarán distancias y colaborarán de forma más estrecha en los próximos años?

Sí, estoy convencido. Entiendo que las marcas quieren contar historias a sus consumidores para ganar prestigio. Esas marcas las pueden contar sus departamentos de publicidad y comunicación o las pueden contar actores. Es decir, contenidos que hablan de las marcas pero no están escritos por ellas. Así, creo que cada vez será más interesante ver cómo es la unión entre contenidos y marcas cuando saben que su público objetivo es el mismo. Igual que en este momento hay programas de radio con la marca de una empresa de telecomunicaciones o espacios musicales con el nombre de una cerveza, cada vez será más habitual ver blogs de gran calidad dependientes de marcas o productos.

¿Cómo crees que será el futuro de los blogs?

Serán cada vez más especializados. Creo que los blogs que hablan de todo serán un espacio con poco interés y, por el contrario, los blogs verticales serán cada vez más interesantes. También creo que se irá acrecentando el modelo de lectura ‘no lineal’ en el que todos consumiremos contenidos de cientos de sitios sin pasar por sus portadas y, en muchos casos, sin conocer sus marcas. Fenómenos como el posicionamiento en buscadores, los enlaces desde redes sociales o las recomendaciones realizadas por algoritmos harán que nuestra manera de leer y publicar cambie. El papel de los buenos blogs en este escenario será muy importante.

Estrategia de contenidos

Desde tu experiencia planificando contenidos, ¿qué aspectos crees que son fundamentales para diseñar una buena estrategia de contenidos?

Es muy importante pararse a pensar antes de generar un contenido. Muchas veces publicamos cosas porque nos gustan los soportes o simplemente porque nuestra competencia lo hace. A veces olvidamos hacer un pequeño ejercicio de reflexión sobre los objetivos que tenemos, los medios que podremos dedicar y cómo y cuándo mediremos los resultados.
Hay que hacer una combinación inteligente entre la velocidad en llegar a los soportes y su utilidad real.

En la pasada edición de la feria de marketing digital Omexpo hablaste sobre la estrategia de integración de contenidos en Internet. ¿Qué significa integrar los contenidos y por qué es importante para un blog o un negocio online?

Integración es una de las palabras mágicas. No se trata de hacer muchas cosas sino de hacer lo que necesita mi marca. No solo hay que definir muy bien qué quiero contar acerca de mi marca, sino que es fundamental acertar sobre quién debería contar las historias de mi marca (yo mismo, los medios o los usuarios), saber dónde deben contarlas (en mis propios soportes, en los medios de comunicación o en los medios sociales). Por último, y siempre dentro de este proceso de integración y optimización, hay que tener claro de qué manera intentaré atraer al público a mi sitio. No es lo mismo tener una estrategia de mérito (SEO, enlaces, etc.) que una de captación por la vía del pago (anuncios, SEM, etc.). En la mayoría de los casos, la virtud está en la buena combinación de los ‘qués’, los ‘quiénes’, los ‘dóndes’ y los ‘cómos’.

Entre 2012 y 2013 fuiste director de estrategia de lainformacion.com, una cabecera que nació con vocación de revolucionar el panorama digital, pero que también se ha visto golpeada duramente por la crisis publicitaria, ¿cómo describirías el reto de participar en ese proyecto?

Fue un reto apasionante. Se trataba de sacar al mercado un medio nativo digital en el que se combinara el trabajo periodístico con una fuerte apuesta por dos factores: las nuevas narrativas y la integración de la tecnología en el trabajo de un medio de información. Creo que el resultado de ambas apuestas fue acertado y se hizo un producto muy bueno.
Sin embargo, los dos retos eran caros de implementar y ahí es donde más daño hizo la crisis publicitaria. Resultaba muy difícil cubrir esas inversiones y los perfiles que debían mantener un nivel excelente con campañas a un CPM muy bajo y con una gran bajada de los patrocinios y la publicidad institucional de grandes marcas y organismos.
A pesar de todo, la web se colocó rápido entre los medios de mayor audiencia de España y no ha dejado esas posiciones a pesar de los enormes recortes que sufrió. En un momento no tan agresivo de crisis creo que estaríamos hablando de lainformacion.com como uno de los grandes referentes de los medios digitales.

¿Crees que el crecimiento orgánico es suficiente para dar a conocer un contenido de calidad?

No. Creo que para dar a conocer un contenido de calidad hay que combinar muchos factores, técnicas y canales. Es cierto que el crecimiento orgánico es lento pero estable, pero hay que hacer tremendos esfuerzos para conseguirlo y mantenerlo.
Las políticas de fidelización de usuarios a través de canales ‘push’, los acuerdos de intercambio inteligente de enlaces y una buena política de distribución y sindicación también pueden ser grandes armas para hacer triunfar a un contenido.
No hay que descuidar la comunicación tradicional y el importantísimo impulso de las redes sociales. Dependiendo del contenido que sea no me parece mal asignar campañas de captación de tráfico, sobre todo las basadas en ‘performance marketing’. Es decir, en determinados casos pagar por una visita puede ser una manera rápida y rentable de amortizar un buen contenido.

Formación

Hay una avalancha de nuevas soluciones digitales, cambios tecnológicos que afectan a la forma en que consumimos contenidos y en la educación. ¿Crees que el blogger tiene todos los instrumentos necesarios y la capacidad para poder aguantar el reto de la evolución tecnológica frente a organizaciones más grandes?

Eso dependerá de cada blogger. No existe una academia donde te formen para entender toda la realidad tecnológica. Y si existiese se quedaría obsoleta en un período de tiempo pequeño. El conocimiento de la realidad tecnológica es un tema que tiene mucho que ver con la actitud que tengamos ante ella. Los buenos bloggers están pendientes de los cambios y se adaptan a ellos con gran facilidad si funciona esa actitud.

¿Recomendarías a un estudiante de periodismo que busque trabajo en un medio de comunicación o mejor que se haga un blog?

Las dos cosas. A mis alumnos de la facultad siempre les digo que antes uno no tenía oportunidad de demostrar su talento y de practicar sus conocimientos. Ahora ya no hay excusa; quien quiere publicar lo puede hacer sin pedir permiso a nadie. Muchísimas veces, al recibir un currículum o una recomendación de algún periodista joven lo primero que he hecho ha sido buscar su nombre en Google y comprobar si ya estaba publicando contenidos en algún blog o no. Me sirve para medir su predisposición y para juzgar ‘con fuego real’ su trabajo.

Redes sociales

Parece que Google + siempre está entre la espada y la pared. Muchos lo critican porque no tiene el tirón como red social que tiene Facebook, pero otros lo alaban como plataforma para promocionar una marca. ¿Crees que desaparecerá como algunos auguran o por el contrario que puede subsistir y crecer sobre la base de empresas, gurús y bloggers compartiendo lo que publican? ¿Qué valor crees que tiene Google + para un proyecto de contenidos web?

Creo que Google+ tiene mucha más fuerza de la que aparenta. Lo peor que le pasa es que todos lo comparamos con Facebook y nos resulta más complicado. Es normal porque es una herramienta para hacer muchas más cosas. Creo que si se generalizase su uso entre los usuarios finales y las compañías estaríamos delante de un profundo cambio en nuestra manera de compartir información. Cuando he visto empresas que hacen un uso avanzado de sus aplicaciones me ha parecido una maravilla. Además, nunca hay que olvidar que Google tiene el mejor incentivo que se le puede dar a un contenido: la capacidad de situarlo mejor en los resultados de búsqueda. Creo que con el programa de Google Authorship ya nos han enseñado por dónde avanzará el tema.

Muchas webs situaban a Linkedin como una de las tendencias en el marketing de contenidos de cara al ‘user engagement’ en este año. ¿Qué opinas del potencial de Linkedin como plataforma dentro de una estrategia de ‘outreach’ de un proyecto de contenidos? ¿Se han cumplido las previsiones?

Linkedin está consiguiendo un posicionamiento fortísimo a la hora de publicar perfiles profesionales. Sin embargo, creo que todavía no ha terminado de calar en cuanto a publicación de contenidos. Me parece que la gran mayoría de los usuarios le saca un rendimiento muy bajo a esta red social. Están porque creen que deben estar. Por el otro lado, los usuarios que han decidido invertir algo de su tiempo en averiguar cómo funciona le sacan un partido espectacular.

 

Si quieres saber más sobre Quique Infante puedes visitar su web o seguirle en Twitter.


17 Jul 2014
Comentarios: 4

¿Quieres hacer un blog pero no sabes de qué escribir? Cómo encontrar el tema perfecto

No todos los bloggers se han iniciado en este mundo sabiendo bien de qué querían escribir. De hecho, muchos de los más exitosos circularon por la blogosfera durante años con más pena que gloria hasta que dieron con el tema perfecto. Lo normal es tener dudas. Saber que se quiere hacer un blog, pero no qué contar. Con un poco de suerte, puede que tengas una idea muy general sobre lo que te gusta. Si estás en esta situación, este post te será de utilidad.

Si somos personas curiosas, es muy probable que nos cueste centrarnos en un tema en concreto. En el caso de que estemos algo más centrados, tal vez el problema es que no sabemos enfocarlo como es debido. La solución en ambos casos es parecida. Hay que generar ideas y organizarlas. Es decir, primero propiciar una dinámica creativa y de descubrimiento que nos rescate de la pereza mental, y después ordenar y priorizar toda la información.

En busca del tema perfecto

Siempre es mejor escribir sobre algo que te apasiona, porque solo así lograrás ser constante en el tiempo. Cuando llegas del trabajo o de pronto descubres que no has escrito el post de esta semana, es mucho más fácil ponerte al ordenador si el tema te interesa que si no.

Tal vez quieras aprovechar una oportunidad o bien encontrar un tema fácil de monetizar aunque no te interese tanto. Obviamente, el tema perfecto sería uno que te apasiona y que además tiene tirón.

Te recomendamos comenzar de esta forma:

  1. Coge un cuaderno y navega: Dejáte llevar por la Red y anota todo aquello que te interesa. Lo bueno de Internet es que sin demasiado esfuerzo podemos encontrar una mina de temas interesantes. Una vez participé en un programa británico para formar a futuros productores en televisión, The Network TV. Recuerdo cómo íbamos a algún museo local para coger ideas y desarrollar nuestros propios formatos televisivos de éxito. Solíamos pararnos delante de un invento o algún objeto interesante y divagar. El museo era ese pretexto para activar la mente. Una vez activada, el poder relacional de nuestras neuronas hacía el resto. Internet es como un museo en sí mismo. Aprovéchalo.
  2. Piensa en los temas que interesan a tus conocidos: Nuestra familia, amigos, compañeros de trabajo o contactos profesionales pueden ser una gran fuente de inspiración. Anota o averigua los temas que les interesan. Al fin y al cabo, tu red de contactos integra a personas con las que te gusta socializar y que de alguna manera son una valiosa fuente de reconocimiento personal.
  3. Genera tus propias ideas: Con anterioridad hemos hablado del proceso creativo y cómo dar a luz nuevas ideas. Nuestra cabeza está llena de pájaros, sí, pero también de brillantes ideas a veces ocultas o demasiado revueltas. Las mentes brillantes no confían en la suerte de dar con la idea del siglo, sino en el método que lleva a ella. Esta etapa es un buen momento para dar los primeros pasos del proceso creativo.
  4. Selecciona el tipo de blog que más te gusta: A veces solo necesitamos un pequeño empujón para ver las ideas más claras. Tal vez te sea de ayuda echar un vistazo a los tipos de blogs más comunes en la blogosfera:
    • Blogs de mercado: Estos blogs siguen las noticias de una industria o mercado en concreto. Podemos hablar de blogs jurídicos, como Hay Derecho, o tecnológicos, como Engadget o Xataka. La clave es encontrar un nicho del que seas experto o que puedas conocer fácilmente. La mayor parte del tiempo lo pasarás leyendo informes, noticias o tendencias relacionadas con el área elegida.
    • Blogs de opinión: Son blogs donde el autor comparte su opinión sobre un tema. Y punto. El conflicto es la esencia de este tipo de blogs.
    • Blogs personales: No se deben confundir con los blogs anteriores. En este tipo de blogs el autor escribe sobre una gran variedad de temas desde un enfoque personal, a menudo con humor. Es decir, lo que distingue al autor y engancha a los lectores es su manera de ver el mundo. El caso de los videoblogs y youtubers de éxito es el mejor ejemplo.
    • Blogs de hobbies: Cocina, deportes, videojuegos, bricolaje… La lista es inacabable. ¿Tienes algún hobby? Aunque creas que no tiene muchos seguidores, no dejes de compartirlo. Internet está lleno de blogs nicho que tienen un elevado éxito. Muchas veces, cuanto más específico es el tema, más participativa se muestra la audiencia. Webos Fritos empezó siendo un blog de hobby que compartía recetas tradicionales familiares y hoy tiene un gran éxito. Isasaweis se ha convertido en una de las videobloggers más célebres en España gracias a su web con información y tutoriales de maquillaje y su canal de Youtube.

Cuando hayas recopilado un buen surtido de temas potenciales puedes pasar a la siguiente fase. Es hora de clasificarlos en diferentes categorías según te interesen mucho o no demasiado. También puedes añadir una subcategoría acerca del potencial de negocio de cada tema. Es normal tener dudas sobre dónde ubicarlos. Lo importante de este paso es realizar una reflexión más consciente sobre la información que antes has recopilado de una forma un tanto alocada.

En este punto deberías plantearte los siguientes interrogantes:

  • ¿Cuánta audiencia potencial tendría mi blog si eligiese este tema? Puedes utilizar herramientas como el buscador de keywords de Google o Google Trends para hacerte una idea del interés general.
  • ¿Dónde está mi audiencia? ¿Puedo llegar a ella con los recursos de que dispongo?
  • ¿Hay suficientes cosas sobre las que escribir? Te damos más información a continuación.
  • ¿Hay competencia? ¿Cómo puedo diferenciarme de ella?
  • ¿Es importante hacer negocio de mi blog? Si es así, ¿cómo puedo monetizar esta idea? ¿Cómo lo hacen otros?

Ideas para escribir posts

Vale, ya sé de qué tratará mi blog. ¿Y ahora de qué escribo? Una parte importante a la hora de elegir un tema para tu blog es averiguar el potencial que tiene de generar publicaciones interesantes.

Te recomendamos trabajar con mapas mentales, que son diagramas donde se relacionan conceptos o palabras. Puedes utilizar aplicaciones como Mindomo o Bubbl.us. Con estas herramientas vas tejiendo un mapa de ideas relacionadas entre sí por categorías o relación semántica, hasta que terminas con un bonito árbol o entramado neuronal donde se reflejan todos los temas y artículos relacionados. Por ejemplo, en Superblogger escribimos sobre blogging y marketing de contenidos, pero luego tenemos muchos temas como la optimización SEO, las redes sociales, la monetización, que a su vez tienen otros enfoques más específicos…

¿Y no sería genial poder contar con una herramienta que te sugiriese posts en línea con el tema de tu blog? Buenas noticias. ¡Existe! Hubspot tiene una aplicación web sencilla y útil que puede ser un buen punto de partida. Solo necesitas introducir tres nombres relacionados con tus contenidos y automáticamente te propone varios enfoques diferentes. No te va a descubrir el enfoque más original del mundo entero, pero como hemos dicho, es un punto de partida.

Lo importante es que te ayudará a generar otras ideas. La creatividad es un proceso, no un fin en sí mismo. Se prende con una mecha. Y esta herramienta es estupenda para iniciar el fuego. El único inconveniente es que está en inglés. Si hablas el idioma, te dará buenos resultados aunque introduzcas palabras en español.

 


08 Jul 2014
Comentarios: 3

“¿Qué consejo darías a un blogger novato?” 5 veteranos responden

Blogger novato

Acabas de estrenar tu blog. Llevabas tiempo incubando la idea, y finalmente te has lanzado. Tras un par de tardes peleándote con la plantilla para que quedase tal y como habías imaginado que sería, ¡lo lograste, estás publicando!

Enhorabuena, has conseguido algo grande. Muchos lo piensan, pero no todos tienen la resolución y voluntad para llevarlo a cabo, ¡felicidades!

Pero seguro que tienes un montón de dudas. Es posible que sientas deseos de recurrir a gente que lleva mucho en el mundo del blogging para poder plantearle miles de preguntas. O quizá te ocurre justo al contrario: ¡es todo tan nuevo que ni siquiera sabrías qué preguntar!

Hemos tomado la iniciativa y hemos buscado a cinco veteranos y les hemos hecho la misma pregunta: “¿Qué consejo le darías a un blogger novato?”

Son todos unos consejos fantásticos. Me hubiera gustado mucho haberlos podido leer cuando empecé mi primer blog.

¡No os entretengo más y os los dejo leer!

1) Natalia Marcos, blogger en Quinta Temporada de EL PAÍS

Me ha tocado dar consejos muchas veces. Sobre todo, mantener una regularidad en la publicación. Si vas a escribir todos los días, hazlo todos los días (con todas las consecuencias). Si solo puedes hacerlo una vez a la semana o cada dos semanas, hazlo así, perfecto, pero no vayas cambiando sobre la marcha. Acostumbra al lector a un ritmo y mantenlo como una especie de pacto entre escritor y lector.

Y, sobre todo, tienes que querer de verdad tener un blog. Si lo haces por obligación o porque crees que te va a venir bien para tu trabajo o por otros motivos, lo más seguro es que termines abandonando. Te tiene que gustar de verdad el tema y querer escribir sobre él.

2) Carlos Burges, coordinador y redactor de contenidos en Faq-Mac

Que escriba de lo que sabe, no de lo que le gusta. Si escribe de lo que sabe, persevera, trabaja y lo hace bien, atraerá lectores y se posicionará como un experto del tema. Si escribe sobre lo que le gusta, será otro blog de aficionado que pasará sin pena ni gloria. Y que no escriba artículos con listas del tipo “5 cosas que…” que es un paletada. Hay mejores formas de crear un artículo.

3) Daniel Grifol, autor en cerca de una docena de blogs especializado en productividad

Que sea constante. Hay mucha gente que empieza a escribir en un blog pero lo deja pasados 3 o 4 meses. La unica forma de tener un tráfico decente y poder aprender de la experiencia es publicar regularmente. La publicación constante y periódica de contenido ayuda a fidelizar a tus lectores, afianza tu presencia en la red y favorece el posicionamiento en buscadores, por lo que tenemos que tener un pequeño plan antes de empezar.
Ser constante requiere disciplina y compromiso con el proyecto personal que vas a emprender. Porque tener un blog no es solo un ‘hobbie’, es un proyecto personal. Hay que ser consciente de que mantener un blog requiere una inversión de horas mensuales. Lo mejor de todo esto es que estas horas que inviertes se convierten en crecimiento personal, crecimiento profesional y, si te va bien, en un incremento de tus ingresos, así que merece la pena.

4) Isabel Garzo, autora del blog de deportes El sexto set y colaboradora en el blog de tendencias Yorokobu

A alguien que quiera empezar un blog, le recomendaría al menos estas tres cosas:

1. Que le apetezca tanto escribir sobre el tema elegido que no pueda no hacerlo. Que no le cueste idear nuevos posts, que se le ocurran en un minuto montones de ellos. Será la única manera de que su blog tenga continuidad.

2. Que no le importe que lo lea poca gente. Que disfrute tanto elaborando sus artículos que el simple hecho de publicarlos ya le compense. Si espera otro tipo de compensación (por ejemplo, un número determinado de seguidores o que le lluevan las ofertas publicitarias) es fácil que se decepcione. Es mejor no esperar mucho. Si después viene el éxito, ¡bienvenido sea!

3. Que lo enlace con las redes sociales y gestione estas adecuadamente. Solo en algunos sectores los lectores están acostumbrados a seguir el feed de los blogs que les gustan o guardarlos en favoritos. En la mayoría de los casos, la visitas al blog llegan por enlaces desde las redes sociales, no por búsqueda directa. Así que hay que tratar estas herramientas como extensiones imprescindibles del propio blog.

5) Bea Burgos, Directora y redactora jefe de AquíTetuan

Que crea mucho en su proyecto y aprenda de las experiencias de otros, que observe lo que se está haciendo en Internet y trate de encontrar su propio espacio creando algo original y auténtico.

Por último, no basta con la pasión… debe observar mucho y aprender las reglas no escritas de Internet, cómo relacionarse con sus lectores, con otros blogueros, con periodistas, etc. todo tiene su lenguaje y sus normas y es importante saber moverse en este entorno.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies