Teléfono: 650 30 91 26
Diseño Intuitivo
Teléfono: 650 30 91 26
03 Oct 2018
Comentarios: 0

Redacción de artículos para blog: 5 fáciles trucos para mejorar los titulares

Redacción de artículos para blog: 5 claves para mejorar los titulares

La redacción de artículos para blog es algo que toda empresa debe plantearse en algún momento. Los contenidos deben ser escogidos con cautela, y siempre deben estar relacionados con la página a la pertenezcan o el sector de dicha empresa. Hoy nos centramos en los titulares que debes elegir. Por lo general se pone mucho énfasis y trabajo en crear el contenido del artículo, cuando lo que realmente llama la atención del lector es el titular.

Imagina que vas paseando por una calle de Madrid y te entra un poco de hambre. Te apetece un dulce y decides buscar una pastelería. Encuentras dos separadas por unos pocos metros y te dispones a decidir. En una de ellas solo hay un simple cartel donde lees ‘Pastelería’. La otra tiene uno de los mejores escaparates que has visto jamás, con deliciosos pasteles, bollos de crema y todo tipo de dulces. ¿Por cuál te decantas? Probablemente por la segunda.

5 pautas que debes seguir para atraer a más público con tus titulares

Puedes estar cinco horas redactando un artículo para tu blog, pero nadie entrará a él si el título no llama su atención. Hoy te dejamos con cinco trucos que puedes empezar a practicar hoy mismo para mejorar los títulos de tu blog. Puedes contar cosas maravillosas, interesantes y de mucho valor, pero no debes pasar por alto las 10 o 15 palabras que aparecerán en Google, en redes sociales o en la cabecera de tu página web.

1.- Despierta la curiosidad del lector: es muy importante crear necesidad. Esto puedes conseguirlo con afirmaciones, preguntas y revelaciones. Un buen ejemplo sería utilizar el siguiente título: «Los secretos que debes conocer de las pipas con sal». Crear esta necesidad de lectura por parte del usuario es un gran incentivo para leer el artículo.

2.- Utiliza verbos atractivos: hay decenas de verbos que pueden atraer a miles de personas. Utilízalos al principio de los titulares para motivar al usuario. Algunos como «aprender», «descargar» o «ahorrar» hace ver al usuario que sacará provecho del artículo y por lo tanto mejorará tu tráfico.

3.- Crea listas, muchas listas: está comprobado, las listas gustan a casi todo el mundo. Crea listas relacionadas con tu nicho de mercado y utilízalas para llamar la atención. Aunque ningún número es más eficiente que otro, sí está demostrado que los impares “chocan” más en el subconsciente de las personas y tienen mayor éxito que los pares. Un buen ejemplo podría ser el siguiente: «9 páginas que debes visitar en 2018».

4.- Las palabras mágicas funcionan: aunque no es recomendable llenar tu blog de títulos con palabras mágicas, éstas siempre potencian el efecto llamada para leer el artículo. «Rápido», «fácil» o «gratis» pueden ser algunos ejemplos muy utilizados. Es mejor emplearlas al principio del título, ya que de alguna manera obligará a seguir leyéndolo. Aquí va un ejemplo bueno y uno malo:

  • «Mercadona tiene unos nuevos frutos secos que puedes conseguir gratis»
  • «Consigue gratis los nuevos frutos secos de Mercadona»

5.- Acompaña los titulares con imágenes: en la era actual, casi todos los titulares que la gente lea sobre tu blog irán acompañados de imágenes. Utiliza las más atractivas siempre que estén adaptadas a tu target. Puedes incluir alguna palabra del punto nº4 en la imagen para potenciar aún más el conjunto de titular + imagen.

Ahora que ya conoces todas estas claves, puedes utilizarlas para enriquecer la redacción de artículos para blog que realices en tu empresa. Poniendo en práctica estos trucos podrás mejorar considerablemente tu tráfico y obtener muchas más interacciones en redes sociales.


17 Jul 2015
Comentarios: 1

Cómo hacer irresistibles tus post para Pinterest en 3 pasos

Cómo hacer irresistibles tus post para Pinterest

¿Sabías que los usuarios españoles ocupan el 7º puesto en el ranking mundial de usuarios de Pinterest? Esta red social tiene cada vez más empuje en nuestro país: según el VI Estudio de Redes Sociales de IAB Spain, los usuarios españoles le dedicaron un promedio de 2h38m semanales en 2014. A nivel mundial, hablamos de 70 millones de usuarios y unos 30 millones de pins.

La llamada “red social de las novedades” atrae a los usuarios por su potencial para encontrar grandes ideas y oportunidades de compra: desde trucos de decoración a recetas de aspecto delicioso, pasando por productos punteros, moda o ideas sorprendentes para bodas y fiestas… el atractivo visual de esta plataforma basada en las fotos la convierte en la aliada perfecta para difundir nuestros contenidos.

Porque además de su crecimiento imparable, hay otra cosa que debes saber sobre Pinterest: el 88% de las personas compran lo que pinchan en Pinterest.

¿Está preparado tu blog para Pinterest? Si no quieres quedarte atrás en una de las redes sociales con mayor expansión en los últimos años, te contamos cómo optimizar tu blog para Pinterest en tres sencillos pasos.

1. Etiqueta “alt”

La etiqueta de texto alternativo (“alt” en lenguaje HTML) sirve para aportar información descriptiva sobre la imagen. Es útil para los usuarios con dificultades visuales y también para los motores de búsqueda, que pueden así darles valor semántico y relacionar la imagen con ciertas palabras clave.

Pinterest también lee automáticamente los datos de la etiqueta “alt” cuando uno de sus usuarios pincha una imagen en su plataforma. De hecho, lo que escribas en esta etiqueta aparecerá por defecto como descripción de la imagen. La mayoría de los usuarios de Pinterest no cambia la descripción, así que enriquecerla con información extra aporta valor a la imagen y por tanto al enlace que conduce a tu blog.

Por ejemplo, pongamos que un usuario está “coleccionando” en un tablero de Pinterest fotos de vestidos de época. ¿Qué imagen crees que será más probable que guarde, una que indica la fecha u otra que no? El contenido marca la diferencia.

Además, las palabras que describen un pin son muy importantes porque determinan sus posibilidades de aparecer en los resultados del buscador interno de Pinterest. Cuantas más palabras pongas y más relevantes sean para el tipo de búsquedas que hacen tus lectores potenciales, más posibilidades tienes de que te encuentren.

2. Optimiza tu imagen

Es evidente: la imagen que subas a Pinterest tiene un gran impacto en tus posibilidades de que el pin llegue lejos. Cuanto mejor sea, más re-pins obtendrá, incrementando tu alcance.

Jeff Bullas comparte en su blog algunos consejos para incrementar tus re-pins:

  • Las imágenes rojizas y anaranjadas obtienen aproximadamente el doble de re-pins que las que no.
  • Las imágenes con varios colores dominantes tienen 3.25 veces más re-pins que las que solo tienen un color dominante.
  • Las imágenes con luz media obtienen 20 veces más re-pins que las oscuras.
  • Las imágenes saturadas al 50% obtienen 10 veces más re-pins que las que están muy desaturadas.
  • Las imágenes verticales con una relación de aspecto de entre 2:3 y 4:5 obtienen un 60% más de re-pins que las que son muy largas en sentido vertical.
  • Las imágenes con menos de 10% de fondo reciben entre 2 y 4 veces más re-pins que las imágenes con más de 40% de fondo.
  • Las imágenes con una suave textura obtienen 17 veces más re-pins que las que tienen una textura muy marcada.
  • Las imágenes de marca sin caras reciben un 23% más de re-pins que las que muestran rostros

No se trata solo de optimizar las imágenes que ya tienes, sino de crearlas con estas directrices en mente para que alcancen todo su potencial en Pinterest.

3. Pines enriquecidos

Los pines enriquecidos o detallados tienen un formato diferente a los pines normales y aportan información extra. Actualmente hay cinco tipos de pines detallados: de películas, de recetas, de artículos, de productos y de lugares. Dependiendo de la temática de tu blog te interesará un tipo de pin.

Si quieres añadir pines enriquecidos a tus artículos tienes que seguir tres pasos:

  • Incluir meta etiquetas de Open Graph o Schema.org en los post individuales y las páginas de tu sitio web.
  • Usar el validador de pines enriquecidos para asegurarte de que el formato es el adecuado
  • Si Pinterest te da su aprobación, haz clic en “Apply now” en el validador para enviar el pin enriquecido a Pinterest. Asegúrate de seleccionar “HTML tags” cuando lo envíes.

Si usas WordPress, puedes añadir información Open Graph con el plugin Yoast a tus post, y también un plugin específico para pins de artículos en WordPress.

Tienes más información sobre los pines enriquecidos en la ayuda de Pinterest.

Imagen | Obra derivada de una fotografía de Patrick McFall en Flickr


03 Mar 2015
Comentarios: 0

¿Cometes estos errores en redes sociales?

errores-redes-sociales
Las redes sociales son una parte demasiado importante de nuestro blog como para no asegurarnos de que sacamos el máximo partido de ellas. Probablemente la mayor parte de las interacciones con nuestros lectores se producirán ahí, y no en nuestra web. Por eso, hemos recopilado una serie de errores frecuentes y soluciones:

  1. Tus redes sociales son un todo en uno: Aunque es una forma cómoda de gestionar las redes sociales, automatizar el proceso de publicación como si se tratase de una línea de fabricación en serie solo te conducirá al fracaso. Cada red social tiene sus particularidades. El “estar en todas partes” no es una buena razón de ser para tu estrategia de redes sociales.
    Solución: Prepara un plan para cada red social. No hace falta que te compliques, pero al menos ten claros tus objetivos para estar en Twitter, Facebook o Linkedin. Ten en cuenta por qué y cómo las usan otros blogs competidores. También cuál es el lenguaje y tono adecuados para conectar con tu audiencia en esas plataformas. A partir de ahí, desarrolla un plan de contenidos variado para sacarles partido a todas ellas.
  2. No agradeces a los que te recomiendan: Si alguien se ha tomado el tiempo para escribir una mención favorable sobre tu blog (o incluso una crítica constructiva), y tú no contestas, equivale a que en la vida real alguien te agradezca algo que has hecho por él y te des la vuelta sin ni siquiera mirarle.
    Solución: Por muy ocupados que estemos, es importante dedicar 20 minutos diarios a leer comentarios y preguntas relacionados sobre tus contenidos. Lo ideal es revisarlos frecuentemente, aunque esto dependerá de las expectativas de tu audiencia y el tipo de contenidos de tu blog.
  3. No aprovechas los ‘hashtags’: Una pregunta rápida a la que debes contestar también muy rápido. ¿Conoces cuáles son los 5 ‘hashtags’ más relevantes para tu nicho de contenidos? Un ‘hashtag’ es una etiqueta, pero no solo eso, yo diría que es un enlace a una conversación donde otras personas están hablando de un tema en concreto. Usar los ‘hashtags’ más importantes para ti te ayudará a expandir tu audiencia y conectar con otros blogs o colaboradores con intereses similares.
    Solución: Haz una lista de 5 o 10 ‘hashtags’ que sean importantes para tu blog. Puedes utilizar herramientas para monitorizar estos hashtags, como por ejemplo Hootsuite, o simplemente echar un vistazo a los mensajes de otros blogs competidores.
  4. No utilizas imágenes o las utilizas de forma incorrecta: Usar imágenes en tus post es tan importante como asegurarte de que el tamaño de las mismas es el correcto. Las imágenes te permitirán tener mejores ratios de interacción. Ahora bien, es esencial que el tamaño y resolución se ajusten a la plataforma.
    Solución: Utiliza imágenes, pero no a cualquier costa. Si de verdad quieres llamar la atención y ser algo original, puedes utilizar fotos de tu cosecha, de algún colaborador, de plataformas de pago o incluso gratuitas pero siempre de forma que tengan un valor añadido. Aquí tienes una infografía muy útil sobre los tamaños adecuados para las fotografías en Facebook.
  5. Publicas demasiado, o demasiado poco: Tan negativo es publicar con poca frecuencia como hacerlo de forma obsesiva, ya que puedes provocar cansancio en tu audiencia.
    Solución: Impón ciertas restricciones básicas a la hora de publicar. Pregúntate siempre si el post tiene algún interés para tus seguidores o si podría afectar a otro que acabas de publicar limitando su impacto. Ahora con Twitter Analytics podemos tener una idea más precisa de forma rápida y gratuita sobre el funcionamiento de nuestros post y así tomar decisiones sobre qué temas conviene compartir y cuáles no.
  6. Compras seguidores o estás tentado de hacerlo: Comprar seguidores no sirve nada más que para aumentar tu ego. Lo importante no son los números, sino las interacciones con tus contenidos. Y de esto último obtendrás bien poco porque la mayor parte de los seguidores serán falsos.
    Solución: Fácil. No comprar seguidores y armarse de paciencia. Si ya lo has hecho, no te fustigues: aún puedes eliminar esos seguidores fantasma.
  7. Improvisas y procrastinas sin remedio 🙂 Hay algo peor que cometer fallos en redes sociales que es no estar en ellas porque no tienes tiempo. Si el “Luego lo hago, que ahora no puedo” es tu lema, probablemente nunca llegues a hacerlo. Si ya estás, pero aún así te comportas de forma errática, las consecuencias son parecidas. En las redes sociales es bueno dar una imagen de que estás ahí y ser consistente. ¿Por qué va a perder nadie su tiempo si tú no estás dispuesto a hacerlo primero?
    Solución: Lánzate, aunque cometas errores. Ponerte manos a la obra en las redes sociales clave para tu blog te ayudará a planificar más tarde. Si ya estás en ellas pero te cuesta ser consistente, racionaliza tu tiempo en vez de intentar trabajar más con estos consejos. También puedes recurrir a plataformas de ‘freelancers’, como Elance o Workana, donde encontrarás personas especializadas dispuestas a ayudarte y con un coste bastante razonable.

26 Feb 2013
Comentarios: 1

Dónde encontrar imágenes copyleft para tus artículos: 23 sitios web

Imágenes copyleft para blog

Las imágenes son un componente fundamental en cualquier artículo. Atraen la atención del lector para hacerlo destacar y ayudan a situar el tema principal o incluso, el tipo de texto: serio, humorístico, literario… Además, los usuarios tienden a identificar la calidad de las imágenes con la del conjunto: si es buena, percibirán el artículo como bueno. Si la imagen es mediocre o mala, las expectativas respecto al texto bajarán.

¿Y de dónde sacamos las imágenes? Podemos hacerlas nosotros mismos o comprarlas, ambas opciones demasiado costosas en tiempo o dinero, sobre todo si tenemos en cuenta lo poco que se paga hoy día por artículo, o recurrir a una tercera opción (1): sitios con imágenes gratuitas libres de derechos. Son imágenes cuyos autores han liberado con licencias copyleft.

Por lo general, para utilizarlas basta con añadir una mención al autor, preferiblemente acompañada de un enlace a su portfolio o su perfil en la plataforma de donde has obtenido la imagen. Leer más


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies