Teléfono: 650 30 91 26
Diseño Intuitivo
Teléfono: 650 30 91 26
03 Oct 2018
Comentarios: 0

Redacción de artículos para blog: 5 fáciles trucos para mejorar los titulares

Redacción de artículos para blog: 5 claves para mejorar los titulares

La redacción de artículos para blog es algo que toda empresa debe plantearse en algún momento. Los contenidos deben ser escogidos con cautela, y siempre deben estar relacionados con la página a la pertenezcan o el sector de dicha empresa. Hoy nos centramos en los titulares que debes elegir. Por lo general se pone mucho énfasis y trabajo en crear el contenido del artículo, cuando lo que realmente llama la atención del lector es el titular.

Imagina que vas paseando por una calle de Madrid y te entra un poco de hambre. Te apetece un dulce y decides buscar una pastelería. Encuentras dos separadas por unos pocos metros y te dispones a decidir. En una de ellas solo hay un simple cartel donde lees ‘Pastelería’. La otra tiene uno de los mejores escaparates que has visto jamás, con deliciosos pasteles, bollos de crema y todo tipo de dulces. ¿Por cuál te decantas? Probablemente por la segunda.

5 pautas que debes seguir para atraer a más público con tus titulares

Puedes estar cinco horas redactando un artículo para tu blog, pero nadie entrará a él si el título no llama su atención. Hoy te dejamos con cinco trucos que puedes empezar a practicar hoy mismo para mejorar los títulos de tu blog. Puedes contar cosas maravillosas, interesantes y de mucho valor, pero no debes pasar por alto las 10 o 15 palabras que aparecerán en Google, en redes sociales o en la cabecera de tu página web.

1.- Despierta la curiosidad del lector: es muy importante crear necesidad. Esto puedes conseguirlo con afirmaciones, preguntas y revelaciones. Un buen ejemplo sería utilizar el siguiente título: «Los secretos que debes conocer de las pipas con sal». Crear esta necesidad de lectura por parte del usuario es un gran incentivo para leer el artículo.

2.- Utiliza verbos atractivos: hay decenas de verbos que pueden atraer a miles de personas. Utilízalos al principio de los titulares para motivar al usuario. Algunos como «aprender», «descargar» o «ahorrar» hace ver al usuario que sacará provecho del artículo y por lo tanto mejorará tu tráfico.

3.- Crea listas, muchas listas: está comprobado, las listas gustan a casi todo el mundo. Crea listas relacionadas con tu nicho de mercado y utilízalas para llamar la atención. Aunque ningún número es más eficiente que otro, sí está demostrado que los impares “chocan” más en el subconsciente de las personas y tienen mayor éxito que los pares. Un buen ejemplo podría ser el siguiente: «9 páginas que debes visitar en 2018».

4.- Las palabras mágicas funcionan: aunque no es recomendable llenar tu blog de títulos con palabras mágicas, éstas siempre potencian el efecto llamada para leer el artículo. «Rápido», «fácil» o «gratis» pueden ser algunos ejemplos muy utilizados. Es mejor emplearlas al principio del título, ya que de alguna manera obligará a seguir leyéndolo. Aquí va un ejemplo bueno y uno malo:

  • «Mercadona tiene unos nuevos frutos secos que puedes conseguir gratis»
  • «Consigue gratis los nuevos frutos secos de Mercadona»

5.- Acompaña los titulares con imágenes: en la era actual, casi todos los titulares que la gente lea sobre tu blog irán acompañados de imágenes. Utiliza las más atractivas siempre que estén adaptadas a tu target. Puedes incluir alguna palabra del punto nº4 en la imagen para potenciar aún más el conjunto de titular + imagen.

Ahora que ya conoces todas estas claves, puedes utilizarlas para enriquecer la redacción de artículos para blog que realices en tu empresa. Poniendo en práctica estos trucos podrás mejorar considerablemente tu tráfico y obtener muchas más interacciones en redes sociales.


26 Sep 2018
Comentarios: 0

Diseño de infografías: las claves que debes conocer

Diseño de infografías: las claves que debes conocer

¿Necesitas darle un toque más colorido y práctico a tus campañas? Hoy te contamos la importancia de las infografías en el marketing directo. Este tipo de contenido tiene infinidad de posibilidades, es sencillo comenzar a crearlo y es una de las técnicas más eficientes a la hora de comunicar. En el marketing de contenidos el diseño de infografías lleva varios años siendo una eficaz táctica para conectar con la audiencia.

Una infografía puede contener decenas de datos agrupados en una sola imagen, los cuales se comprenden de una forma mucho más directa. El nivel de atención que recibe es mucho mayor que el de una simple imagen o un texto con miles de palabras. Además de ayudarte a resumir, son prácticas para casi cualquier situación, proyecto o plataforma. Su zona de confort son las redes sociales, pues se adaptan perfectamente a servicios como Instagram o Linkedin.

En los últimos años se han puesto muy de moda y hay algunas empresas como la nuestra especializadas en crear estos contenidos que utilizan esta manera de comunicar. Si estás pensando en adentrarte al mundo de las infografías, hoy te contamos varias claves que debes conocer.

¿Por qué son tan efectivas en casi cualquier plataforma?

1.- Cualquier plataforma para publicar tus contenidos admite imágenes, y con ello, infografías. Son válidas para redes sociales, post de posicionamiento SEO, campañas publicitarias y también funcionan en medios tradicionales. Incluso puedes imprimir tu infografía y repartir folletos publicitarios.

2.- Permiten recordar la información de una manera mucho más rápida y duradera que un texto. Además, nuestro cerebro procesa mejor la información que visualiza en forma de imagen, por lo que todo nuestro afán por redactar un texto perfecto lo podemos trasladar a la creación de una infografía.

3.- Ayudan a completar textos o información que quieres publicar, tanto en redes sociales como en el blog de tu empresa.

4.- Seguir un patrón en todas las infografías puede mejorar ampliamente tu imagen. Un contenido tan práctico y viral como este puede ayudarte a poblar tus redes sociales.

¡Las claves para crear una buena infografía!

1.- Encuentra un diseño que se adapte a tu marca. Es muy importante elegir colores, formatos y estructuras antes de saltar a la piscina. No te quedes con el primer diseño y pide opinión antes de seguir adelante. Las infografías entran por los ojos y una mala elección de la estructura, unos colores pobres o demasiada información puede arruinar todo el trabajo.

2.- Recopila toda la información que quieras plasmar y quédate solo con lo más importante. Recuerda que tu infografía debe ser práctica, y tener textos muy grandes puede hacer que los usuarios no le presten atención. La infografía no es otra cosa que un resumen muy gráfico, por lo que no cuentes detalles innecesarios en ellas.

3.- Tu target necesita que lo cuides. Estudia qué imágenes, textos y prioridades tiene tu posible clientela. Si vas a vender botellas de buceo para profesionales, puede que los dibujos animados no sean tan efectivos como imágenes reales. ¿Quieres plasmar las ventajas las piscinas para niños? Este sí es un público que acepta un contenido más infantil.

4.- El vídeo puede ser todavía más interesante. Los vídeos tienen más repercusión en redes sociales. Una imagen la puedes ver rápidamente en un feed, pero pasar por alto un vídeo no es algo que los usuarios suelen hacer. Crear tus infografías en un formato animado con GIFs o videos puede darte aún más visibilidad. Puede que necesites a un profesional para crearlas, pero seguro que merecerá la pena.

Si quieres darle un toque diferente a tu contenido no dudes en estudiar la posibilidad de utilizar infografías. Son muy útiles y pueden darte mucha más visibilidad. El diseño de infografías es sencillo, rápido y muy fácil de introducir en redes sociales o diferentes plataformas.


26 Ago 2015
Comentarios: 2

Cómo diseñar una estrategia de marketing de contenidos en 6 pasos

Cómo diseñar una estrategia de marketing de contenidos en 6 pasos

Como blogger seguramente te hayas topado con el problema de crear contenido en cantidad y frecuencia suficiente para atraer un tráfico estable. Incluso en momentos de flaqueza quizás te hayas replanteado si tu blog es realmente interesante para la audiencia a la que te diriges. La clave para resolver estos obstáculos y dudas tan comunes es tener una estrategia de marketing de contenidos que nos guíe por el asombroso pero a veces agotador proceso de creación de contenidos.

Beneficios de una estrategia de marketing de contenidos

Tal vez pienses que una estrategia de marketing de contenidos solo es necesaria para grandes proyectos que ganen dinero. Nada más lejos. No importa que tu blog sea un hobby o que tenga un fin profesional o económico. Precisamente, la esencia de una estrategia de este tipo es que sus acciones deben estar conectadas a tus propios objetivos. Sin embargo, los beneficios, sea cual sea la naturaleza de tu proyecto, son numerosos. Destacamos algunos:

  • Te aportará mejores resultados en la difusión de tus contenidos.
  • Reducirás tu carga de trabajo.
  • Crearás contenido pensando aún más en tus lectores.
  • Sacarás partido de verdad a las redes sociales.
  • Marcarás la diferencia con otros blogs competidores.

Los pasos para crear tu estrategia

Piensa en el plan de marketing de contenidos como una hoja de ruta que te dice por dónde continúa el camino marcado y que incluye unos elementos básicos. La nuestra contendrá información sobre nuestras metas, la audiencia a la que nos dirigimos, lo que queremos decir y nuestra estrategia en cada canal.

  1. Establece tus objetivos: Es hora de preguntarse por qué hacemos lo que hacemos. ¿Qué objetivo tenemos con nuestro blog? ¿Qué necesidades detectamos? Si lo que queremos es mejorar nuestro blog no vale un “ninguno” o “nada” por respuesta. Estos son algunos de los objetivos más habituales:
    • Generar tráfico
    • Conseguir más seguidores en las redes sociales
    • Fidelizar a tus fans
    • Generar más interacción
    • Conseguir más ingresos

    Aún más importante que establecer tus objetivos es preguntarse, ¿cómo voy a medir si cumplo o no esos objetivos? Aquí es donde entran las métricas, que no son más que indicadores que nos dicen si algo se cumple o no. Eso sí, cuidado con la llamadas egométricas o métricas de vanidad, es decir, aquellas que realmente están pensadas para satisfacer nuestro ego pero no aportan información relevante. Por ejemplo, uno puede saber cuántos visitantes ha tenido su blog procedentes de una campaña de anuncios en Facebook. Sin embargo, ¿sirve de algo si el 95% de esos visitantes se ha ido según ha llegado? Otro ejemplo, el tráfico total de una web solo puede crecer (es lo natural, así que dice muy poco). La métrica importante sería el porcentaje de visitantes que consideramos activos o de valor.

  2. ¿A quién me dirijo?: Regla número 1: tú no eres tu audiencia, por mucho que te guste como escribes :). Aquí no se trata de saber hasta la talla de zapatos de tus seguidores. Pero resulta útil establecer unos perfiles que representen a tus lectores. Para ello necesitarás encontrar algo de información. Te proponemos los siguientes métodos:
    • Bucea en las estadísticas de Google Analytics: ¿Encuentras datos sociodemográficos que puedas rescatar? Edad, sexo, procedencia geográfica e incluso categorías de web que suelen visitar constituyen información valiosa para empezar a hacernos una idea más precisa de nuestra audiencia.
    • Investiga en las redes: Interactúa con tus seguidores. Pregúntales cosas. Indaga en sus perfiles. Incluso te recomendamos hacer un poco de espionaje en los perfiles de los seguidores de la competencia, que a lo mejor también te siguen a ti.
    • Organiza encuentros con tus seguidores: Los datos, aunque nos permiten sacar conclusiones si los cruzamos adecuadamente y en base a nuestra intuición, tienen ciertos límites. Por eso es importante salir ahí fuera y poner cara a tus lectores. Tómate un café con ellos o incluso organiza una cena informal con varios de tus fans para saber por qué te siguen, qué contenidos les gustan más y qué es lo que esperan de tu blog.
    • Averigua los contenidos que funcionan en blogs competidores: Un poco de espionaje (del bueno eso sí) siempre es positivo para no dar rodeos innecesarios. Herramientas como Buzzsumo te ayudarán a saber de un vistazo qué contenidos son más exitosos entre la audiencia de una web determinada. Así podremos sacar conclusiones sobre sus intereses.
  3. Planifica los contenidos que necesitas: Tenemos unos objetivos claros y una idea bastante buena de nuestra audiencia. Determinar los contenidos que necesitamos debería ser fácil, ¿verdad? Este es un paso crítico en el que debemos asegurarnos de que esos contenidos sirven para ambos extremos de la cuerda. Nos permiten alcanzar nuestras metas pero también resultan de interés para la audiencia. Sin una de ellas difícilmente lograremos la otra. Para ponértelo más fácil te sugerimos ejemplos de contenidos según tipos de objetivos:
    • Objetivo – Aumentar el tráfico a tu web: Posts bien optimizados para posicionamiento en buscadores, colaboraciones en otros blogs de tu sector, newsletters, anuncios en redes sociales…
    • Objetivo – Mejorar la visibilidad de tu blog como referencia dentro de su nicho: Videotutoriales, estudios, posts en redes sociales a propósito de eventos importantes, presentaciones en Slideshare…
  4. ¿Qué recursos necesito para crear los contenidos?: Para “sobrevivir” a este paso conviene que seas realista. ¿Quieres hacer vídeos efectistas? ¿Tienes los conocimientos para ello? Y si no, ¿hay alguien que conozcas que pueda hacerlo por ti? ¿Tienes recursos para pagarlo? La clave no es cerrar puertas, sino dar respuesta a nuestros problemas. Nuestros objetivos y las necesidades de nuestra audiencia nos han llevado hasta este paso. Sabemos qué queremos hacer pero no el cómo lo queremos. Aquí nos centraremos en el cómo, y para ello buscaremos todas las alternativas que se nos ocurran o que descubramos. Recuerda: un problema no es un muro infranqueable sino una señal que te invita a dar un rodeo.
  5. Diseña tu estrategia de promoción de contenidos. Todo lo que hemos hecho hasta ahora, todos los datos reunidos y las conclusiones a las que hemos llegado conducen al paso más importante, aquel en el que decidimos qué hacer y dónde. Ya tenemos una idea de los contenidos necesarios y cómo vamos a desarrollarlos. Pero nada tendrá sentido si no son  leídos. Si has hecho las cosas bien, este paso marcará la diferencia entre un blog con y sin estrategia de marketing de contenidos.
    Para ello vamos a tener en cuenta dos elementos:

    • La situación de tus seguidores: Esto es, ¿en qué etapa se encuentra la relación con tu lector? ¿Acaba de conocerte? ¿Es ya un lector fiel? ¿O ni siquiera sabe que existes pero es un lector potencial? En general se definen cuatro etapas en la vida de un lector o un cliente: descubrimiento (conocimiento de tu blog), consideración (interés en lo que cuentas), acción (depende de tu proyecto y lo que te propongas puede ser desde comprar un producto, usar una app, registrarse, compartir algo…) y fidelización (el lector es leal y vuelve en busca de algo). Estas etapas pueden ocurrir perfectamente separadas o ser coincidentes en el tiempo. Por ejemplo, un lector puede descubrir tu app de recetas buscando en una tienda de apps (conocimiento) y decidir descargarla acto seguido (consideración).
    • El canal de comunicación: ¿nos encuentran a través de un buscador? ¿En las redes sociales? ¿O a través de anuncios pagados? Existen tres tipos de canales: medios pagados, propios y ganados. En medios pagados entran todos aquellos canales que contratamos a un tercero (anuncios en redes sociales por ejemplo). Los medios propios son los canales de tu propiedad (tus cuentas de redes sociales, tu blog, etc). Finalmente, los medios ganados son aquellos que pertenecen a terceros pero que no suponen un coste (menciones en medios de comunicación o menciones en redes sociales, entre otros).

    La razón de que nos importe diferenciar a un lector que nos acaba de descubrir de otro que es fiel es porque sus necesidades seguramente sean diferentes, y por tanto los contenidos que requieren para avanzar en su relación con nuestro blog también son distintos. Te recomendamos hacer una tabla con tres columnas, una para cada canal, y cuatro filas marcando las diferentes etapas que hemos mencionado. A continuación puedes rellenar las distintas acciones que se te ocurran, preferiblemente canal por canal. Puede que, de acuerdo con tus objetivos, haya un determinado grupo de audiencia que te interese más, y que quieras centrarte más en un canal determinado. O también que el presupuesto no te dé para invertir en medios pagados. Lo importante no es completar toda la tabla, sino reflexionar sobre tus recursos y prioridades.

  6. Selecciona las herramientas de medición que necesitas: Y, por último, algo no menos importante que todo lo anterior. Y es que no hay buena estrategia de marketing de contenidos si no puedes saber si ha conseguido o no sus objetivos. Esto nos obliga a establecer métricas (ver el punto 1), pero también a seleccionar las herramientas que nos permitirán recoger esos datos. Esto no es tan obvio como parece. Uno puede establecer métricas fantásticas, pero si no hay recursos para conseguir la información necesaria o cuestan un dinero que no tenemos, ¿de qué sirve? Tal vez Google Analytics sea suficiente para tu estrategia, ya que sus funcionalidades de segmentación son bastante potentes y recoge gran cantidad de datos. No obstante, a medida que las métricas se hagan más complicadas o realices acciones en otros canales tal vez quieras ir más allá y utilizar otras herramientas, como por ejemplo Socialbro (medición en redes sociales).

Aunque la estrategia conste de seis pasos definidos piensa en ella como una carretera de doble sentido y con curvas. Cuando definas tu plan a menudo necesitarás volver atrás en busca de nuevos datos o porque has cometido un error. Incluso a lo largo del tiempo descubrirás nuevas cosas -porque tu audiencia va cambiando- y querrás redefinir tu estrategia. Es importante que sea así. Cada pieza de una estrategia de marketing de contenidos afecta a otras. Si un elemento cambia y no necesitas replantearte nada más, a lo mejor es que no es tan importante o has cometido un error.


09 Feb 2015
Comentarios: 0

Mitos del marketing de contenidos que hay que evitar de día o de noche

Mitos del marketing de contenidos

Como cualquier tendencia que se pone de moda, el marketing de contenidos no es ajeno a la aparición de mitos. Estas falsas teorías son la criptonita de cualquier superblogger. Si no las detectas y evitas a tiempo, ¡te harán tomar malas decisiones!

  1. Para hacer marketing de contenidos necesitas un gran presupuesto: Precisamente gran parte del atractivo de una estrategia de marketing de contenidos procede de la capacidad para llegar a nuestros clientes potenciales aportando valor y suscitando interés con presupuestos más bajos que mediante otras formas de marketing.
  2. El marketing de contenidos es gratuito: No, no es gratis ni mucho menos. Para hacer contenidos se necesita tener un equipo creador de contenidos y personas que revisen y suban dichos contenidos. El tamaño del equipo dependerá del presupuesto con el que se cuente. En el caso de un blog, si se trata de un proyecto pequeño que no genera ingresos el coste se pagará con tiempo, y esto es algo que tampoco podemos subestimar.
  3. El ROI del marketing de contenidos no puede medirse: Aunque el objetivo más evidente del marketing de contenidos no sea vender, esto no quiere decir que no podamos saber qué retorno obtenemos por la inversión que hemos realizado. Hay numerosas formas para averiguar si las diferentes acciones han tenido éxito o no, y los criterios específicos dependerán de los objetivos marcados. En una estrategia habitual que busque dar visibilidad a nuestro proyecto o empresa, podemos analizar el número de visitas e interacciones con los contenidos, por ejemplo. Otros indicadores, como el tiempo de una visita, la tasa de rebote o el número de comentarios nos pueden dar una idea del ‘engagement’ con nuestra marca. Pero si esto no es suficiente y queremos ir más allá, podemos saber qué tráfico que nos ha conocido a través de las acciones de marketing de contenidos ha acabado comprando algún producto de nuestro blog o tienda online. Para ello tendremos que crear segmentos a través de nuestra herramienta de ‘analytics’.
  4. Es posible crear un viral si nos lo proponemos: No podemos negar que hay empresas que se proponen hacer un viral y lo hacen. Pero tampoco podemos caer en la trampa de ignorar todos esos virales que jamás lo fueron. Detrás de un viral, aunque no lo parezca, hay grandes presupuestos y equipos trabajando, y generalmente el marketing de contenidos es solo una parte del proceso, en el que también se involucran otras acciones de marketing. Aunque haya un porcentaje reducido de casos en que la suerte fuera el factor definitivo, jugar a la lotería no es parte del marketing de contenidos.
  5. Cuanto más contenido genere, mejor irá mi estrategia: El marketing de contenidos suele llevarse mal con los contenidos al peso. Una parte importante del tráfico de un blog suele proceder de las búsquedas orgánicas, y los buscadores como Google cada vez priman más las webs que ofrecen contenido original y de calidad. A la larga tu proyecto irá mejor si escribes contenido que interesa, aunque no puedas publicar todos los días. La frecuencia de actualización de tu web es importante para el algoritmo de un buscador, pero tampoco te obsesiones. Hay bloggers que han edificado con éxito su carrera creando contenido de alto valor de forma esporádica. Además, un 16 por ciento de las búsquedas diarias son inéditas. Es decir, hay una auténtica mina de contenidos sin explorar de donde puedes sacar ideas muy potentes.
  6. Tener un blog significa hacer marketing de contenidos: Un blog puede resultar una forma efectiva de llevar a cabo tu estrategia de marketing de contenidos. O no. Al final todo depende del perfil y hábitos de consumo de tu audiencia. Si a tus lectores, que son amantes de videojuegos, les interesa más ver vídeos, tal vez te convenga concentrarte en portales como Youtube hasta que cuentes con un número de seguidores tan grande que decidas crear tu propia web. Esto no quiere decir que no puedas tener tu blog desde el minuto cero, pero has de ser consciente de que tu esfuerzo principal debe dirigirse a los tipos de contenidos y canales donde está tu audiencia.
  7. El marketing de contenidos solo tiene un objetivo, mejorar el SEO: Esta afirmación puede tener algo de razón para algunos blogs y empresas. No obstante, lo normal es que el principal beneficiado si desarrollas contenidos de valor sea tu marca, porque será vista como una referencia en la materia, como una ayuda o fuente de inspiración. Las mejoras que experimentarás en el posicionamiento en buscadores son más bien una consecuencia de todo lo anterior.
  8. Los contenidos de actualidad mandan: Si fuera así, el mundo sería muy aburrido. Todo el mundo se dedicaría a la actualidad y nadie reflexionaría sobre otros asuntos atemporales. Es cierto que si buscas información sobre un suceso que ha ocurrido recientemente, Google te dará resultados más actuales, y si echas un vistazo a las estadísticas sobre esta noticia verás una subida abrupta de las búsquedas que resulta tentadora. En redes sociales como Twitter, el componente de la actualidad también es importante. Pero estos son solo dos granitos de arena en el mundo de los contenidos. Cada día se producen billones de búsquedas en Google y se publican millones de mensajes en Twitter por y para sus cientos de millones de usuarios. El número de canales de información y los intereses de la audiencia son lo suficientemente diversos como para conformarse con lo actual. Lo importante es tener inquietudes, encontrar el equilibrio entre lo que queremos y lo que otros buscan, y crear contenidos que resulten interesantes.

¿Se te ocurre algún mito más? ¡Compártelo con otros Superbloggers!


23 Dic 2014
Comentarios: 4

Marketing de contenidos: las tendencias que vienen en 2015

Marketing de contenidos: tendencias en 2015

Los que trabajamos en marketing de contenidos estamos de enhorabuena. En 2014 cada vez más empresas se han dado cuenta del valor que el marketing de contenidos tiene para su marca. En un mundo donde la cantidad de información disponible crece exponencialmente, el posicionamiento en buscadores es difícil de conseguir con los viejos trucos del antiguo SEO. Ahora es esencial que desarrollemos contenido de valor para seguir siendo competitivos.

En el último año Google ha profundizado en su plan para premiar el contenido interesante y penalizar a los que utilizan estrategias para “engañar” al buscador. Facebook también ha tomado acciones que desincentivan el contenido fácil en favor del contenido original.

¿Qué pasará en 2015?

Ahora nos toca hacer de adivinos, aunque dadas las circunstancias no será muy difícil…

  1. Exacto: ¡el marketing de contenidos seguirá creciendo!: Sobre todo porque aún queda mucho espacio para mejorar. Según un estudio de Altimeter, solo el 26% de los profesionales del marketing están invirtiendo en distribución de contenidos. Por otra parte están las ventajas del marketing de contenidos respecto a otras opciones. Otros estudios apuntan a que las empresas que tienen un blog generan un 55% más de tráfico y un 70% más de leads que aquellas que no lo tienen. Por otra parte, cerca del 50% de los consumidores afirman que es más probable que busquen información sobre un producto si lo han visto antes en vídeo que si no. Como consecuencia, las marcas serán una fuente de contenido de valor cada vez más importante.
  2. El boom del ‘storytelling’ visual: Precisamente porque hay más empresas que recurren al marketing de contenidos para conseguir visibilidad entre sus seguidores, se hace más necesario utilizar nuevas formas de contenidos que nos permitan destacar. Contar historias sobre nuestra compañía y productos es una manera más eficiente de conectar con nuestra audiencia, y por eso el ‘visual storytelling’ será aún más generalizado. Veremos más vídeos, animaciones e infografías cuidadosamente producidos para transmitirnos, mediante un diseño atractivo, mensajes clave sobre las marcas.
  3. Móvil, móvil y móvil: Llevamos años prediciendo que “ese sería el año del móvil”. Bueno, pues este sí que va a serlo :). En 2015, el uso de nuestros dispositivos será aún más diversificado. No solo eso, seguiremos perfeccionando nuestra capacidad para medir el comportamiento de los clientes a lo largo de su experiencia de navegación durante las 24 horas del día. Actualmente todavía tenemos problemas para seguir el rastro a un usuario que pasa por nuestra web en el móvil por la mañana, que después sigue desde el ordenador en el trabajo, continúa en la tablet por la tarde mientras está viendo la televisión en el sofá y termina con el móvil antes de irse a acostar. Las formas tradicionales de medición deben evolucionar para que ese usuario aparezca en nuestro analytics como uno solo, y no como varios usuarios diferentes. De la misma manera, nuestros contenidos deberán estar adaptados para ser leídos en diferentes pantallas y situaciones. Tal y como anticipaba Tristán Elosegui en su entrevista con Superblogger, los post serán cada vez más cortos para su visualización en móvil. Sin embargo, la tendencia en web parece ser justo lo contrario a medida que los buscadores premian el contenido original. Es decir, post más desarrollados y diferenciados de otros contenidos.
  4. Las señales sociales ganan importancia: El peso de las redes sociales seguirá creciendo en 2015 como forma para calcular nuestro posicionamiento web. Ya no es suficiente con tener una página visitada y con buen contenido. Para que la rueda del tráfico a nuestra página siga girando necesitamos estar presentes en las redes y obtener “me gusta”, ser mencionados, compartidos y recomendados. El SEO y el ‘social media’ irán cada vez más de la mano. Como consecuencia, a la hora de planificar nuestra estrategia de marketing de contenidos también tendremos que tener en cuenta el plan de redes sociales.
  5. Anuncios mejor integrados con los contenidos: La publicidad invasiva va muriendo poco a poco en favor de prácticas más efectivas para la industria y que ofrecen valor a los usuarios. Grandes medios como The New York Times, la BBC o Buzzfeed han apostado por lo que se conoce como “publicidad nativa” para rentabilizar sus espacios. La publicidad nativa consiste en la integración de contenidos de marca como parte de los contenidos editoriales respetando normas básicas que atañen a estos. Muchos suelen identificar este fenómeno con una adaptación al entorno digital del tradicional publirreportaje.
  6. El guest blogging recupera el honor perdido: En el último año el guest blogging ha sido observado con recelo después de que Matt Cutts, director del departamento de Spam de Google, aconsejase no usarlo a partir de 2014 como forma de obtener links externos. Esta práctica habitual que consiste en publicar contenidos de interés en blogs de terceros ha sufrido un duro revés, probablemente como consecuencia de unas palabras desafortunadas y que también han sido malinterpretadas en parte. En 2015, el honor del guest blogging honesto y leal de los buenos marketeros será restituido. Hay una diferencia radical entre practicar guest blogging para hacer spam y hacerlo para distribuir contenido interesante. Al final, la sensatez parece haberse impuesto. Y desde Superblogger lo celebramos.
  7. El email marketing será más sofisticado: Los profesionales del marketing de contenidos tendrán que adaptar sus estrategias de email marketing a un contexto en el que los usuarios se sienten bombardeados desde sus bandejas de email y se muestran reacios a comprar a través de un correo electrónico. En 2015 habrá que vigilar de cerca los últimos avances en este campo, aunque las cosas parece que van por la línea de una mayor personalización y automatización.

Para 2015, los profesionales del marketing de contenidos tenemos tareas que hacer. No solo deberemos ser más creativos y hábiles utilizando nuevos formatos y herramientas de producción de contenidos, sino también más técnicos a la hora de planificar nuestra estrategia global. Aspectos como la segmentación de la audiencia y personalización de los mensajes a ‘targets’ más específicos ganarán en relevancia durante el próximo año. Además, la diversificación en la forma de consumo de contenidos seguirá evolucionando, de ahí la necesidad de adaptación a diferentes dispositivos. No solo eso. Los buscadores también van a continuar en su línea, siendo estrictos con las prácticas engañosas y valorando la disponibilidad de una versión para móvil, las señales procedentes de redes sociales o la correcta optimización de las descripciones de imágenes.

En definitiva, 2015 promete pero solo será apto para auténticos Superbloggers :). ¡Feliz año nuevo!


25 Ago 2014
Comentarios: 1

Los 10 mandamientos del marketing de contenidos

Marketing de contenidos

¿Te has preguntado alguna vez por qué tu blog no tiene las visitas que te gustaría o por qué algunos contenidos funcionan y otros no de forma inexplicable? Dar una respuesta no es fácil, pero contar con una estrategia de marketing contenidos sí lo hace más sencillo.

Definir una estrategia de marketing de contenidos es importante para tu blog, especialmente cuando tienes en mente convertirlo en algo más que un proyecto personal. Te ayudará a crear contenido relevante para tu audiencia de forma consistente y poder medir su efectividad de acuerdo con los objetivos que te hayas marcado. Sí no sabes bien de qué va esto no te asustes. Ya hemos creado un diccionario con todo lo esencial, y ahora tienes los principios básicos para guiarte cuando lo necesites:

  1. Aporta valor añadido a la audiencia: El contenido debe satisfacer una necesidad o responder a un interrogante. Suele hablarse del concepto de utilidad, especialmente cuando se trata de contenido sobre productos o servicios, pero a veces el contenido simplemente responde a necesidades emocionales, como puede ser un anuncio de Coca Cola o Campofrío sobre la felicidad. Recuerda que la razón de ser de tus contenidos no eres tú, tu blog o empresa, sino tu audiencia.
  2. Contribuye a tu imagen de marca: Es fácil dejarse llevar por la vorágine del mundo digital y sucumbir a la tentación de estar en todos sitios y decir que sí a todo. Aceptar posts invitados es una de esas tentaciones con indudables ventajas pero también posibles inconvenientes. Contar con nuevos colaboradores nos permite publicar con más frecuencia o quitarnos parte de la carga de crear contenidos. Pero has de preguntarte: ¿están en línea con el tono y los valores que transmite mi blog? Al final, publicar artículos de terceros que no siguen las pautas ni temáticas ni de lenguaje que tanto te ha costado establecer puede volverse en tu contra. Otro ejemplo es participar en redes sociales que no aportan ningún valor a nuestra estrategia. Pinterest puede ser una red social fantástica para algunos proyectos, pero no para otros. Por ejemplo, en Superblogger no tenemos un perfil de Pinterest (al menos de momento) porque consideramos que no tiene mucho sentido de acuerdo con nuestra estrategia. Pero si tuviésemos un proyecto más visual (blog de cocina, fotografía…) o una tienda online no lo dudaríamos.
  3. Se dirige a una audiencia definida: ¿Sabes a quién te diriges? ¿El contenido de tu web habla a esa audiencia? Toda estrategia de contenidos ha de estar encaminada a satisfacer alguna necesidad por parte de la audiencia. Pero aún es más, con el paso del tiempo la necesidad de segmentar mejor a nuestra audiencia se hace imprescindible para aprovechar el potencial de nuestros contenidos. Con este fin se crean los ‘buyer personas’, perfiles prototipo de nuestra audiencia que puedes establecer siguiendo estos pasos.
  4. Tiene unos objetivos claros: Si no tienes objetivos, ¿cómo vas a saber si tu estrategia tiene éxito o no? Estos objetivos no han de confundirse con el valor añadido que aporta a la audiencia. Tal vez quieras conseguir un número determinado de visitantes, o incrementar las compras de un producto o el tráfico orgánico procedente de buscadores. Sean cuales sean, los objetivos han de estar perfectamente definidos.
  5. El formato de los contenidos debe ser apropiado: Infografías, vídeos, textos, fotos, webinars… La lista de formatos para encapsular nuestras ideas es inacabable. Ahora bien, ¿tenemos los conocimientos y recursos adecuados para crear todo tipo de contenidos con calidad? Si decidimos hacer vídeos pero jamás hemos hecho un vídeo podemos acabar dando una imagen pésima a nuestros fans. Por eso es mejor centrarse en lo que sabemos hacer o recurrir a profesionales que pueden ayudarte.
  6. El contenido da razones para ser enlazado: Uno de los pilares del inbound marketing -cuya piedra angular es el marketing de contenidos- es la estrategia de optimización para buscadores. Los enlaces hacia tus contenidos le dan información a los buscadores sobre la relevancia de tu web. Pero el SEO no puede crear contenidos por sí solo y, sin embargo, los contenidos sí pueden generar buen SEO. ¿Por qué nos lanzamos a compartir el vídeo de Hyundai sobre el convoy de coches que se conducen solos? Seguramente porque es novedoso, emocionante, sorprendente, curioso… ¿Cuántos adjetivos puedes utilizar para definir tus contenidos?
  7. Los contenidos satisfacen las expectativas creadas: Además de creadores de contenidos, también somos consumidores de contenidos. Por eso entendemos que un lector que llega a nuestra web no es solo un visitante más, sino una oportunidad de crear un vínculo más fuerte. Si ese visitante llega a nuestro blog para ver un vídeo sobre un viaje que hemos hecho, y ve que la web no tiene más vídeos, sino solo textos, probablemente se marche y no vuelva más si no es por accidente. Cada post o vídeo que publicamos actúa de gancho en ese momento, pero el resto de contenidos debe satisfacer las expectativas creadas mediante ese gancho.
  8. Aprovecha el contenido que ya existe: No hay que reinventar la rueda constantemente. Si estás al frente de un blog corporativo, seguro que en cada departamento hay multitud de historias por contar. Solo hay que tomarse el tiempo para encontrarlas. Estas historias pueden estar escondidas en informes, estadísticas o en el trabajo y esfuerzo diario de cada empleado. Pero aunque tengas un blog no debes perder de vista la oportunidad de reciclar contenidos que publicaste con anterioridad y han funcionado bien, o incluso historias de otros blogs que han tenido éxito. Recuerda: se puede producir más contenido sin morir en el intento. 
  9. Se adapta al crecimiento de tu proyecto: Un error habitual al definir la estrategia de contenidos es no tener en cuenta las expectativas y necesidades de la audiencia a medida que nuestro proyecto crece. Es importante considerar los recursos que necesitaremos para producir contenido en más cantidad y más variado.
  10. Cambia con el tiempo:  Una buena estrategia de marketing de contenidos no tiene que ser perfecta desde el principio y tampoco está grabada en piedra, sino que se compone de ciclos repetitivos para experimentar, analizar y realizar mejoras en las áreas que así lo requieran. Cuando creamos contenidos, medimos en base a nuestros objetivos y efectuamos los cambios necesarios. Por eso es importante tener objetivos que podamos medir. La evolución de tu estrategia se producirá así en pequeños incrementos.

30 Abr 2014
Comentarios: 1

Deshazte de los malos enlaces a tu página web

LinkBuilding: malos enlaces

Hace tiempo que Google se viene mostrando firme con las webs con muchos enlaces irrelevantes o de mala calidad. Y todo apunta a que lo será aún más.

Desde la actualización del algoritmo Panda en 2010, pasando por las sucesivas modificaciones de Penguin, ahora ya no basta con familiarizarse con el buen SEO, sino también con el mal SEO. Una práctica tan habitual en el pasado como crear enlaces en masa desde otras webs a tu página, aunque no estuviesen relacionados, ya no es solo una acción inocua, sino que se puede volver en tu contra en el posicionamiento en el buscadores. Leer más


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies