Teléfono: 650 30 91 26
Diseño Intuitivo
Teléfono: 650 30 91 26
23 Sep 2015
Comentarios: 5

Cómo saber si tus lectores son fieles o no (sin utilizar egométricas)

Cómo saber si tus lectores son fieles o no

Todo blogger ha publicado alguna vez un post y mirado las estadísticas de tráfico repetidamente a lo largo de un día para ver cuántos visitantes lo leían. Lo que a priori no es más que un acto de curiosidad, a veces se convierte en una patología con consecuencias fatales para un blog en el medio o largo plazo. El número de visitantes diarios o el número de lectores de un post son como música para nuestros oídos. Nos susurran lo que queremos oír. Por algo llaman a este tipo de indicadores “egométricas”. Porque nos ensalzan el ego, pero realmente dicen bastante poco del elemento principal: nuestros lectores. No nos cuentan si están satisfechos o no, ni si nos dan segundas o terceras oportunidades. Aún peor, no sabemos si los lectores de hace un mes son los mismos que ahora, si se han sumado nuevos lectores o, por el contrario, si nos han abandonado.

Un superblogger que se precie huye de las egométricas y se mantiene vigilante ante otros indicadores que le permiten saber con mayor grado de fiabilidad si sus lectores están verdaderamente implicados con los contenidos.

Aunque parece evidente que un lector fiel es más importante de otro que no lo es, aquí te enumeramos algunas razones:

  • Le dice a los buscadores, a través del tiempo de permanencia en la web y patrón de navegación, que tu web es relevante.
  • Si vendes cosas a través de tu blog, es más probable que generes ingresos gracias a los lectores fieles que a los que no lo son.
  • Influyen en la viralidad de tus contenidos y de tu blog, compartiendo tus post en redes sociales o contándoselo a sus amigos.
  • Te ayudan a monetizar tu proyecto. Incluso si tienes un volumen no muy alto de seguidores, si estos son muy fieles quiere decir que has dado con un target muy definido. Cualquier anunciante o red de patrocinio interesados tendrán altas probabilidades de llegar a él con éxito y estarán dispuestos a recompensarte.

En busca de los lectores fieles, ¿o no?

Algunos empiezan midiendo el grado de implicación o “engagement” de sus usuarios en base a una serie de indicadores como los que te ponemos a continuación. Aunque pueda parecer que estas métricas aportan datos interesantes, si investigamos más a fondo nos daremos cuenta de que no todo es oro como parece. En su lugar, te proponemos considerar otras alternativas.

  1. Tiempo en la página: Si un usuario pasa más tiempo en tu página que otro, la teoría dice que el primero es más leal. Exacto, la teoría, porque realmente puede haber muchas excepciones. Imaginemos a un lector entrenado que es capaz de leer un post en 1 minuto cuando lo habitual es que tome 3 minutos. Imaginemos ahora a otro lector que ha estado conectado pero se ha ido a la cocina y ha regresado 3 minutos después para cerrar la ventana de tu blog. ¿Quién es más leal ahora? Esto no quiere decir que sea un indicador inservible. En el fondo tiene un mayor grado de fiabilidad que otros (como la tasa de rebote que veremos a continuación), y a grandes rasgos nos da una idea del ‘engagement’ de nuestro contenido y de si surten efecto las acciones que ponemos en práctica. Te proponemos esta alternativa:
    • Porcentaje de usuarios que comentan tras leer el post: es cierto, no es lo mismo el tiempo que pasa un usuario en la página que la acción de leer un post. Y para detectar la diferencia necesitarás ir un poco más allá de Google Analytics e incorporar códigos o instalar plugins capaces de medir ciertos parámetros del comportamiento del usuario para determinar si lo ha leído o no. Un método habitual es detectar si ha hecho ‘scroll down’ hasta el final de la página o no, lo que no deja de ser matizable, ya que un usuario puede hacerlo por accidente, porque es algo nervioso al navegar o porque le ha llamado algo la atención. En cualquier caso, esta métrica te invita a tomar decisiones y pasos para animar a los usuarios a comentar.
  2. Páginas por sesión: En principio tiene sentido que un visitante que ve más páginas por sesión sea más fiel que otro que ve menos. Sin embargo, debemos preguntarnos si esto es de verdad importante para nuestro blog. ¿Me beneficio en algo? ¿Gano más dinero? ¿Me permite mejorar mi blog? Si la respuesta es NO, quiere decir que estamos ante una egométrica. El único beneficiado es nuestro ego. No es que el número de páginas por sesión no sea un dato interesante, es que para nuestro blog puede no significar nada. ¿Cuándo puede resultar interesante? Por ejemplo, en aquellos blogs o plataformas cuyos ingresos por publicidad dependan de las páginas vistas. En ese caso, mejoras en esta métrica sí pueden estar directamente relacionadas con incrementos en tus ingresos. Te proponemos estas alternativas:
    • Veces que se comparte tu contenido en redes sociales a través de tu blog.
    • Número de suscripciones: que un usuario se suscriba después de leer un contenido es probable que te diga mucho más que si se va a ver otro post.
    • Tasa de rebote: Se trata de un indicador interesante pero que debemos analizar con cautela. El hecho de que haya un número significativo de lectores que solo ven una página y “rebotan” no quiere decir tu blog no funcione, ya que puede tratarse simplemente de lectores que proceden de redes sociales, leen el texto y se van. La tasa de rebote significa solo eso, usuarios que se van habiendo visto solo una página. ¿Debo correr despavorido por tener una tasa de rebote elevada? Ciertamente no, aunque tal vez querrás saber si hay alguna razón de peso.
    • Tasa de conversión: el porcentaje de visitantes que realizaron una acción determinada.
  3. Seguidores en redes sociales: Hoy en día, darle al botón de “seguir” dice bien poco. Podemos estar ante un robot que está siguiendo a muchísimas cuentas a la vez o simplemente ante un usuario que quiere que le devuelvas el follow. Te proponemos estas alternativas:
    • Comentarios, likes y veces que se ha compartido un post.
    • Ratio de ‘engagement’ por seguidor. Es decir, el número de seguidores que han interactuado de entre el total de seguidores.
    • Seguidores de tus competidores que no te siguen a ti. Aunque no es una métrica para medir el ‘engagement’ de tus fans, sí que te permite tener una idea en relación con la audiencia potencial.
  4. Tasa de apertura de emails: Tal vez estés orgulloso de tu lista de suscriptores y de tu tasa de apertura de emails, pero si solo te quedas ahí puede que no estés midiendo bien la interacción real. Abrir un email no significa leerlo, y mucho menos hacer click en un enlace a tu blog. Te proponemos esta alternativa:
    • Ratio de clics: porcentaje de usuarios que abrieron el email e hicieron clic en el enlace.
  5. Número de descargas: Si has desarrollado una app como complemento a tu actividad como blogger u ofreces un ebook descargable, seguramente te hayas visto atraído por una de las más importantes egométricas del momento. Sin embargo, ¿qué significa una descarga si el usuario nunca más utiliza la app o lee el ebook? El reto es encontrar una forma de medir un grado de interacción determinado tras la descarga. Te proponemos estas alternativas:
    • Porcentajes de descargas activas: por ejemplo, aquellas que han generado alguna interacción posterior a la descarga.
    • Porcentaje de reviews por número de descargas del ebook.

Detectar una egométrica puede parecer complicado al principio, pero te proponemos un ejercicio muy sencillo: si después de ver un dato te planteas actuar para mejorarlo, entonces estás ante una métrica relevante para tu blog y que te permitirá mejorar el ‘engagement’ de tus usuarios con el tiempo. Sin embargo, si después te vas a dormir “tan ancho”, deberías hacer sonar las alarmas.


01 Jul 2014
Comentarios: 4

Atrae más tráfico web con contenidos generados por tus seguidores

Contenidos generados por tus seguidores

Una de las formas más útiles de atraer visitantes a tu blog y de fomentar la participación de tus seguidores es convertirles en generadores de contenidos. Las redes sociales han creado una web cada vez más horizontal, donde estamos acostumbrados a consumir contenidos de nuestros amigos, familiares o compañeros de trabajo. En definitiva, los contenidos generados por los usuarios permiten integrar la esencia de esa interacción social entre iguales a nuestro propio proyecto, enriqueciendo de esta forma la experiencia de tu audiencia.

De un Internet donde las redes sociales se comían cada vez más y más tráfico, estamos pasando a otro donde las páginas web luchan por retomar parte del terreno perdido. Sus armas son precisamente las nuevas tendencias en diseño y en marketing de contenidos. Muchas web están consiguiendo incrementar el tráfico fomentando la interacción por parte de la audiencia y reconociendo su participación.

En resumen, han conseguido tener fans más motivados.

Contenidos que venden

Ahora, más que nunca, es el momento de los contenidos generados por los usuarios. Es probable que vendas o te plantees vender algún ebook desde tu blog. O a lo mejor incluso tienes una tienda online.

Estamos en una interesante encrucijada donde se juntan la tendencia al alza del comercio digital con la entrada en escena de la generación de los millennials.

Estos internautas, nacidos en los 80 y 90, es decir, con un mando de consola entre las manos, y que se mueven como pez en el agua en el mundo digital, se fían sobre todo de lo que dicen otros millennials, de sus iguales. Cuando compran en Internet exploran las experiencias de otros internautas y entonces deciden.

Un estudio de Ipsos y Crowdtap muestra la importancia de los contenidos generados por usuarios para el mundo de las compras online. Según este informe, la influencia de este tipo de contenidos en los procesos de compra de los millennials es un 20% respecto a otros medios. Cerca del 60% de los visitantes de esta generación reconocen confiar en este tipo de contenidos.

Ideas para que tus fans generen contenidos

Puede ser una fotografía de tus fans cocinando su receta favorita, un comentario a una pregunta que has lanzado, un voto en una encuesta o un post invitado. Hay numerosas formas en las que tus seguidores pueden participar aportado contenidos a tu blog.

El primer paso es determinar qué tipos de contenidos son los más adecuados para tu blog o tienda online, y después planificar la forma para conseguirlos. Te damos algunas ideas:

  • Ofrece incentivos: ¿Quieres animar a tus lectores a enviarte fotos sobre alguna temática? Entonces ofréceles algo a cambio. En algunas ocasiones, lo harán solo por el mero hecho de ser reconocidos o mencionados en una página. En otras, necesitarás incentivos más interesantes para animarles. No tienen por qué ser costosos. Puede ser un descuento o un pack de contenidos exclusivos, como una serie de recetas premium si tienes un blog de cocina, o acceso a un ebook de forma gratuita. Un buen ejemplo es la campaña de Disney con los usuarios de la app Vine, a los que animó a crear vídeos mostrando su lado Disney. El premio: 1000 dólares para unas vacaciones en alguno de sus parques temáticos.
  • Anima a tus fans a dejar comentarios: Si tienes una tienda online o un blog de tecnología, tener comentarios donde los usuarios cuenten su experiencia al comprar un producto resultará muy útil para tu audiencia a la hora de decidir sobre la compra. Según un estudio de eMarketer, las ‘reviews’ por parte de los clientes incrementa las tasas de conversión, el tráfico web y el importe del pedido.
  • Organiza concursos: Planificar una competición de algún tipo puede ser una buena forma de motivar la implicación de tus fans. Si tienes un blog de fútbol tal vez quieras animarles a apostar por los resultados del Mundial de Brasil. Otra posibilidad es hacer un concurso de contenidos, y reconocer a los autores de los mejores posts, relatos o vídeos con algún premio. Hay varias apps que te ayudarán a crear estos concursos, como Socialtools o Grosocial.
  • Recuerda interactuar con tus seguidores: Es más probable que tus seguidores continúen participando de forma activa con tu blog si reconoces su aportación e interactúas con ellos frecuentemente. La campaña #KissForPeace, de Axe y la agencia BBH, es un buen ejemplo. Axe pidió a sus seguidores de Twitter que enviaran fotos suyas dando un beso a alguien, y a cambio las compartiría con todo el mundo en Times Square (incentivo). Como prueba, la compañía envió una foto a cada participante con una instantánea tomada cuando salía su fotografía en una pantalla gigante (interacción).

El contenido generado por usuarios puede ser una gran oportunidad de atraer más visitas, pero también es un arma de doble filo. No es recomendable lanzarse a pedir contenido a tus fans sin antes evaluar los criterios de calidad que vas a exigir, si no puede que acabes gastando más tiempo en revisar, modificar y rechazar, con el impacto negativo que esto puede tener en tus seguidores.  También es importante que pienses cómo vas a actuar cuando recibas contenidos que no cumplan dichos requisitos. Además, no olvides analizar las implicaciones legales que puede tener la publicación de contenido que han producido tus seguidores, en el caso de que resulte ofensivo para alguien. No se trata de establecer barreras infranqueables, pero sí de identificar riesgos potenciales, que en la mayor parte de los casos tendrán solución.

Y por último,  ¡no te olvides de compartir con la comunidad Superblogger tu experiencia con contenidos generados por tu audiencia!


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies