Teléfono: 650 30 91 26
Diseño Intuitivo
Teléfono: 650 30 91 26
03 Oct 2018
Comentarios: 0

Redacción de artículos para blog: 5 fáciles trucos para mejorar los titulares

Redacción de artículos para blog: 5 claves para mejorar los titulares

La redacción de artículos para blog es algo que toda empresa debe plantearse en algún momento. Los contenidos deben ser escogidos con cautela, y siempre deben estar relacionados con la página a la pertenezcan o el sector de dicha empresa. Hoy nos centramos en los titulares que debes elegir. Por lo general se pone mucho énfasis y trabajo en crear el contenido del artículo, cuando lo que realmente llama la atención del lector es el titular.

Imagina que vas paseando por una calle de Madrid y te entra un poco de hambre. Te apetece un dulce y decides buscar una pastelería. Encuentras dos separadas por unos pocos metros y te dispones a decidir. En una de ellas solo hay un simple cartel donde lees ‘Pastelería’. La otra tiene uno de los mejores escaparates que has visto jamás, con deliciosos pasteles, bollos de crema y todo tipo de dulces. ¿Por cuál te decantas? Probablemente por la segunda. Leer más


31 Oct 2016
Comentarios: 0

Los 4 errores capitales del blogging y cómo resolverlos

Errores blogging

Es triste pero cierto: por cada blogger que triunfa hay muchos que se quedan en el camino.

Tanto si iniciaste tu blog como parte de la estrategia online de tu negocio, como si tienes un blog personal que iniciaste por ocio pero tienes esperanzas en sacarle partido económico, hay ciertos errores capitales que necesitas evitar si no quieres fracasar.

Echa un vistazo a esta lista y si te ves reflejado en ella, ¡actúa! Leer más


13 Nov 2015
Comentarios: 9

Por qué poner anuncios en tu blog puede no ser buena idea

Google Adsense

La idea de crear un blog y vivir de la publicidad es tentadora. Lamentablemente las cosas no son tan fáciles cuando uno decide ponerse manos a la obra insertando los primeros anuncios. El dinero no fluye como habíamos pensado y tal vez hasta nos replanteemos si el blogging no es lo nuestro.

La publicidad es una de las vías más habituales o al menos la que más rápido nos viene a la cabeza cuando pensamos en estrategias de monetización. También se caracteriza por no ser la más adecuada en la mayoría de los casos. No es el que el blogging no sea lo tuyo, sino más bien que has presionado la tecla incorrecta.

Aquí te contamos algunos elementos que conviene tener en cuenta antes de lanzarnos: Leer más


15 Oct 2015
Comentarios: 2

Herramientas y consejos para convertirte en un blogger “caza tendencias”

blogger “caza tendencias”

Una de las formas más efectivas para aumentar el tráfico de tu blog es publicar contenidos sobre temas que marcan tendencia y están relacionados con el tipo de contenidos que publicas. Ser un blogger “caza tendencias” no es una tipología de blogger, simplemente una actitud que te hace explorar de forma incansable lo que sucede en Internet y fuera de él. Significa acercarte lo más posible al origen de los acontecimientos, o al menos algo más que esperando  las noticias del telediario en el sofá.

Lo ideal, por supuesto, sería viajar a congresos por todo el mundo, asistir a cada reunión de expertos en la materia, leer todos los blogs del mundo… pero, a falta de tiempo, nos quedaremos con unas cuantas herramientas que pueden ayudarte a dar un aire fresco a tu blog:

  • Explora Google Trends: Se trata de una de las herramientas más útiles gracias al poderoso sistema de búsquedas que tiene detrás, lo que te permitirá saber qué es lo se está buscando en la red. La interfaz es sencilla y te permite realizar búsquedas por regiones. Hay varias formas de sacar partido de Google Trends. Una de ellas es dejarte llevar por la información que te ofrece en el panel principal. No obstante, tal vez te resulte demasiado general e irrelevante para el nicho de tu blog, por lo que quizás prefieras hacer búsquedas de términos filtrando por categoría. Por ejemplo, si tienes un blog sobre nutrición, puedes elegir la categoría de “Comida y bebida” y buscar “postres”. Pero si prefieres saber cuál es el volumen de búsquedas más relacionadas con dietas que con recetas de postres, podrás seleccionar  la categoría “salud” y obtendrás resultados diferentes. Las sugerencias son tal vez lo más interesante de Google Trends. Cuando busques un término verás en la parte inferior de la pantalla términos relacionados con tu búsqueda. Tal vez “postres” no te diga mucho, pero si ves “postres sin gluten” entre las búsquedas más destacadas, ahí sí que tienes una tendencia interesante.
  • Bucea en las listas de ebooks de Amazon: Si Amazon se ha convertido en lo que es hoy en día es por su habilidad para categorizar productos, procesar datos y hacer recomendaciones, entre otras cosas. La sección de ebooks es una mina de oro para todo blogger que busque información sobre lo que se consume. Tenemos infinidad de categorías donde elegir y la posibilidad filtrar por libros gratuitos o de pago. Esto es importante, porque te permitirá saber qué temas son los que los consumidores buscan de forma gratuita, y cuáles son los contenidos por los que están dispuestos a pagar.
  • Echa mano de los agregadores de contenidos: Estas aplicaciones te permiten suscribirte a diferentes fuentes de información relacionadas con un tema e incluso te ofrecen sugerencias. A nosotros nos gusta mucho Feedly por su sencillez y facilidad de navegación, aunque existen otras alternativas muy recomendables. Un ejemplo es Pulse, que desde que fue comprada por Linkedin ha evolucionado hasta convertirse en un agregador de noticias que bebe de fuentes de información de la propia red social.
  • Navega por Trendsmap: Si Google ofrece el potencial de los datos sobre búsquedas, Trendsmap te muestra de un vistazo las principales conversaciones que están teniendo lugar en Twitter. Si algo está pasando, es difícil que no se esté hablando de ello en Twitter. En la opción gratuita podrás comprobar los ‘trending topics’ globales y por región, aunque no podrás consultar las de otros días.
  • Piérdete en Youtube Trends Map: Lo mismo que Trendsmap, pero para Youtube. El punto negativo es que está centrado en Estados Unidos.  No obstante, en comparación con la sección de Google Trends dedicada a Youtube, esta herramienta ofrece una interesante segmentación de consumo de vídeo por edad y sexo.
  • Mantente cerca de los influencers: Si no tienes tiempo para estar cerca de donde surgen las tendencias, deja que otros lo hagan por ti, pero quédate cerca. Localiza a los expertos y fuentes de información que merecen la pena y síguelos en Twitter o en las redes sociales donde estés presente. Hay herramientas gratuitas y de pago que pueden ayudarte, pero si no sabes por dónde empezar, piensa en alguna autoridad que ya conozcas en el tema en cuestión y comienza investigando a quién sigue.
  • Suscríbete a revistas especializadas: A veces nos podemos sorprender del nivel de especialización de algunas publicaciones sectoriales. Las hay hasta de servicios funerarios. Eso las hace una fuente de gran valor cuando nuestro blog es muy especializado o, aún siendo general, su ámbito de especialización abarca alguno de los temas de estas revistas.

Aquí te hemos sugerido algunas de las opciones que más nos gustan, porque nosotros también las ponemos en práctica para nuestra vida profesional. Ahora bien, aún más importante que las herramientas es encontrar el método para utilizarlas con frecuencia o no servirán para nada. Nosotros mismos nos encontramos a menudo con esta dificultad. Lo mejor es reservar un tiempo cada día para este fin. Pero para empezar te invitamos a probar con los agregadores de contenidos, que podrás consultar fácilmente desde tu móvil mientras vas en el metro.

 

 

 

 

 


23 Sep 2015
Comentarios: 5

Cómo saber si tus lectores son fieles o no (sin utilizar egométricas)

Cómo saber si tus lectores son fieles o no

Todo blogger ha publicado alguna vez un post y mirado las estadísticas de tráfico repetidamente a lo largo de un día para ver cuántos visitantes lo leían. Lo que a priori no es más que un acto de curiosidad, a veces se convierte en una patología con consecuencias fatales para un blog en el medio o largo plazo. El número de visitantes diarios o el número de lectores de un post son como música para nuestros oídos. Nos susurran lo que queremos oír. Por algo llaman a este tipo de indicadores “egométricas”. Porque nos ensalzan el ego, pero realmente dicen bastante poco del elemento principal: nuestros lectores. No nos cuentan si están satisfechos o no, ni si nos dan segundas o terceras oportunidades. Aún peor, no sabemos si los lectores de hace un mes son los mismos que ahora, si se han sumado nuevos lectores o, por el contrario, si nos han abandonado.

Un superblogger que se precie huye de las egométricas y se mantiene vigilante ante otros indicadores que le permiten saber con mayor grado de fiabilidad si sus lectores están verdaderamente implicados con los contenidos.

Aunque parece evidente que un lector fiel es más importante de otro que no lo es, aquí te enumeramos algunas razones:

  • Le dice a los buscadores, a través del tiempo de permanencia en la web y patrón de navegación, que tu web es relevante.
  • Si vendes cosas a través de tu blog, es más probable que generes ingresos gracias a los lectores fieles que a los que no lo son.
  • Influyen en la viralidad de tus contenidos y de tu blog, compartiendo tus post en redes sociales o contándoselo a sus amigos.
  • Te ayudan a monetizar tu proyecto. Incluso si tienes un volumen no muy alto de seguidores, si estos son muy fieles quiere decir que has dado con un target muy definido. Cualquier anunciante o red de patrocinio interesados tendrán altas probabilidades de llegar a él con éxito y estarán dispuestos a recompensarte.

En busca de los lectores fieles, ¿o no?

Algunos empiezan midiendo el grado de implicación o “engagement” de sus usuarios en base a una serie de indicadores como los que te ponemos a continuación. Aunque pueda parecer que estas métricas aportan datos interesantes, si investigamos más a fondo nos daremos cuenta de que no todo es oro como parece. En su lugar, te proponemos considerar otras alternativas.

  1. Tiempo en la página: Si un usuario pasa más tiempo en tu página que otro, la teoría dice que el primero es más leal. Exacto, la teoría, porque realmente puede haber muchas excepciones. Imaginemos a un lector entrenado que es capaz de leer un post en 1 minuto cuando lo habitual es que tome 3 minutos. Imaginemos ahora a otro lector que ha estado conectado pero se ha ido a la cocina y ha regresado 3 minutos después para cerrar la ventana de tu blog. ¿Quién es más leal ahora? Esto no quiere decir que sea un indicador inservible. En el fondo tiene un mayor grado de fiabilidad que otros (como la tasa de rebote que veremos a continuación), y a grandes rasgos nos da una idea del ‘engagement’ de nuestro contenido y de si surten efecto las acciones que ponemos en práctica. Te proponemos esta alternativa:
    • Porcentaje de usuarios que comentan tras leer el post: es cierto, no es lo mismo el tiempo que pasa un usuario en la página que la acción de leer un post. Y para detectar la diferencia necesitarás ir un poco más allá de Google Analytics e incorporar códigos o instalar plugins capaces de medir ciertos parámetros del comportamiento del usuario para determinar si lo ha leído o no. Un método habitual es detectar si ha hecho ‘scroll down’ hasta el final de la página o no, lo que no deja de ser matizable, ya que un usuario puede hacerlo por accidente, porque es algo nervioso al navegar o porque le ha llamado algo la atención. En cualquier caso, esta métrica te invita a tomar decisiones y pasos para animar a los usuarios a comentar.
  2. Páginas por sesión: En principio tiene sentido que un visitante que ve más páginas por sesión sea más fiel que otro que ve menos. Sin embargo, debemos preguntarnos si esto es de verdad importante para nuestro blog. ¿Me beneficio en algo? ¿Gano más dinero? ¿Me permite mejorar mi blog? Si la respuesta es NO, quiere decir que estamos ante una egométrica. El único beneficiado es nuestro ego. No es que el número de páginas por sesión no sea un dato interesante, es que para nuestro blog puede no significar nada. ¿Cuándo puede resultar interesante? Por ejemplo, en aquellos blogs o plataformas cuyos ingresos por publicidad dependan de las páginas vistas. En ese caso, mejoras en esta métrica sí pueden estar directamente relacionadas con incrementos en tus ingresos. Te proponemos estas alternativas:
    • Veces que se comparte tu contenido en redes sociales a través de tu blog.
    • Número de suscripciones: que un usuario se suscriba después de leer un contenido es probable que te diga mucho más que si se va a ver otro post.
    • Tasa de rebote: Se trata de un indicador interesante pero que debemos analizar con cautela. El hecho de que haya un número significativo de lectores que solo ven una página y “rebotan” no quiere decir tu blog no funcione, ya que puede tratarse simplemente de lectores que proceden de redes sociales, leen el texto y se van. La tasa de rebote significa solo eso, usuarios que se van habiendo visto solo una página. ¿Debo correr despavorido por tener una tasa de rebote elevada? Ciertamente no, aunque tal vez querrás saber si hay alguna razón de peso.
    • Tasa de conversión: el porcentaje de visitantes que realizaron una acción determinada.
  3. Seguidores en redes sociales: Hoy en día, darle al botón de “seguir” dice bien poco. Podemos estar ante un robot que está siguiendo a muchísimas cuentas a la vez o simplemente ante un usuario que quiere que le devuelvas el follow. Te proponemos estas alternativas:
    • Comentarios, likes y veces que se ha compartido un post.
    • Ratio de ‘engagement’ por seguidor. Es decir, el número de seguidores que han interactuado de entre el total de seguidores.
    • Seguidores de tus competidores que no te siguen a ti. Aunque no es una métrica para medir el ‘engagement’ de tus fans, sí que te permite tener una idea en relación con la audiencia potencial.
  4. Tasa de apertura de emails: Tal vez estés orgulloso de tu lista de suscriptores y de tu tasa de apertura de emails, pero si solo te quedas ahí puede que no estés midiendo bien la interacción real. Abrir un email no significa leerlo, y mucho menos hacer click en un enlace a tu blog. Te proponemos esta alternativa:
    • Ratio de clics: porcentaje de usuarios que abrieron el email e hicieron clic en el enlace.
  5. Número de descargas: Si has desarrollado una app como complemento a tu actividad como blogger u ofreces un ebook descargable, seguramente te hayas visto atraído por una de las más importantes egométricas del momento. Sin embargo, ¿qué significa una descarga si el usuario nunca más utiliza la app o lee el ebook? El reto es encontrar una forma de medir un grado de interacción determinado tras la descarga. Te proponemos estas alternativas:
    • Porcentajes de descargas activas: por ejemplo, aquellas que han generado alguna interacción posterior a la descarga.
    • Porcentaje de reviews por número de descargas del ebook.

Detectar una egométrica puede parecer complicado al principio, pero te proponemos un ejercicio muy sencillo: si después de ver un dato te planteas actuar para mejorarlo, entonces estás ante una métrica relevante para tu blog y que te permitirá mejorar el ‘engagement’ de tus usuarios con el tiempo. Sin embargo, si después te vas a dormir “tan ancho”, deberías hacer sonar las alarmas.


22 Sep 2015
Comentarios: 13

Facebook quiere tu blog

Facebook quiere tu blog

¿Sabéis cuando los abueletes suben a lo alto de una colina con sus nietos y les dicen: “Hijo mío, antes todo esto era campo”?

Pues eso nos va a acabar pasando con Facebook. Leer más


19 Ago 2015
Comentarios: 1

Ideas para aumentar el tráfico a tu blog sin crear más contenido

Ideas para aumentar el tráfico a tu blog

Lo primero que nos suele venir a la cabeza cuando llevamos poco tiempo al frente de un blog y queremos aumentar las visitas es que necesitamos crear más contenido. Invertimos demasiado tiempo en desarrollar nuevos posts y pensar en nuevas ideas, sin darnos cuenta de que el tráfico de un blog se sostiene sobre numerosas patas. El contenido es clave, pero el que haya más o menos no tiene por qué ser lo más importante.

Antes de empezar conviene ser críticos con nuestro blog: ¿Están bien posicionados nuestros posts a través de los buscadores? ¿Es nuestro blog una fuente de información con reputación? ¿Trabajamos la visibilidad en redes sociales? ¿Tenemos seguidores leales? Estos interrogantes nos ayudarán a concretar acciones, como estas que te proponemos a continuación, para mejorar el tráfico hacia tu web.

  • Planifica una estrategia de medios: ¿Puedes hacer que tu blog sea noticia? Hoy en día los periodistas se apoyan en blogs como fuente de información, citándoles e incluso enlazándoles. No creas que por ser un blogger no puedes salir incluso en los medios más importantes de tu país. Piensa en cómo podrías ser de utilidad para un medio y una sección en concreto y planifica los pasos adecuados. Por ejemplo, si tienes un blog sobre cocina casera igual puedes ofrecerte para colaborar con una revista de cocina para compartir tus recetas. O igual te ayuda el participar en eventos sobre tu nicho para conectar con los periodistas de los medios que te interesen. El objetivo es conseguir enlaces relevantes desde estos medios que te ayuden a incrementar la autoridad de tu página. También puedes optar por servicios gratuitos de distribución de notas de prensa para comunicar el lanzamiento de tu blog o cualquier hecho noticioso sobre tu proyecto o contenidos.
  • Mejora tu estrategia de selección de términos ‘long tail’: Los términos ‘long tail’ son aquellos que se refieren a búsquedas específicas, por lo que generan menos búsquedas de forma individual y tienen menos competencia. No obstante, en su conjunto generan el 70% de búsquedas en Google y resultan esenciales para atraer tráfico de calidad a nuestra página. ¿Cómo podemos hacerlo? En primer lugar podemos seleccionar una serie de posts que atraigan tráfico sostenido a nuestra web y centrarnos en ellos para mejorar la selección de palabras clave por los que se posicionan en buscadores. Utilizamos después la herramienta de Google Keywords, donde iremos introduciendo de forma manual los términos que, desde nuestra intuición, deberían generar búsquedas. Google Keywords nos dará datos sobre el volumen de búsquedas de cada término y nos dará sugerencias sobre otros que tal vez sean más populares que los que inicialmente habíamos pensado. Una vez que hayamos buscado todos los términos que se nos ocurran hacemos una selección de las palabras más buscadas y nos las llevamos a Google. Aquí vamos a utilizar la función de sugerencias y los propios resultados del buscador. Google nos aportará pistas sobre cómo buscan los usuarios, pero también deberemos comprobar los resultados de esas búsquedas para ver si los resultados están relacionados con nuestros contenidos. En este paso filtramos nuevamente la lista de palabras hasta quedarnos con aquellas que no solo generan búsquedas sino que son también relevantes.
  • Aumenta tu lista de suscriptores: ¿Dedicas todos los esfuerzos necesarios a incrementar poco a poco el número de suscriptores? Esto es importante porque tus suscriptores son una fuente de tráfico estable y leal a lo largo del tiempo. Para ello no es necesario que crees más contenido necesariamente, sino que a partir de ahora tomes ciertos pasos para aprovechar el tráfico existente, por ejemplo, ofreciéndoles la posibilidad de hacerse suscriptor de una manera más visible, o incluso dándoles algo a cambio (un pequeño regalo o “freebie”). Si tienes algo de dinero para invertir en tu blog puedes recurrir a anuncios en redes sociales. Con una segmentación adecuada conseguirás un buen número de suscriptores de forma rápida.
  • Asegúrate de que la estructura de tu blog es adecuada: Muchas veces la clave no es la cantidad de contenido sino cómo ese contenido está estructurado, de forma que la autoridad de tu página fluya correctamente por todas las páginas de la misma. Comprueba que la jerarquización de las páginas es correcta y lógica, de forma que los diferentes posts estén alojados en las secciones correctas, o que la información es fácilmente navegable, enlazando todos los post relacionados entre ellos, incluso los más viejos a los más nuevos. Investiga también si hay nuevas plantillas para tu blog que pueden mejorar en este apartado. La web cambia rápidamente, y también los hábitos de los usuarios y los requerimientos de los buscadores.
  • Dedica más tiempo a las redes sociales: Si eres de los que invierte un 99% de su tiempo a desarrollar tus posts y solo un 1% a promocionarlos, tal vez deberías trabajar para equilibrar la balanza con algunas de estas ideas. Además, las redes sociales no solo son una fuente de tráfico directa muy importante en la primera etapa de tu blog, sino que también son clave en combinación con tu estrategia de SEO. El buen contenido ayuda, pero los buscadores cada vez miran más a las llamadas “señales de redes sociales”. Aprovecha plataformas que otros no usan tanto, por ejemplo SlideShare. Últimamente hemos hablado de cómo usar SlideShare para promocionar un blog.
  • Date de alta en directorios de blogs: Los directorios son una parte importante dentro de nuestra estrategia para conseguir enlaces y aumentar la autoridad de nuestra página. Nos interesan no obstante aquellos que son especializados, para que los enlaces tengan valor. Y, sobre todo, es esencial seguir unos pasos para que estos enlaces no sean considerados “artificiales” por los buscadores.
  • Crea más páginas: En cierto modo parece una incongruencia, porque para crear páginas en tu blog necesitarás contenido. Pero la diferencia es que no lo haces necesariamente para mejorar el SEO de tu blog, sino para que tu página tenga más páginas indexadas y más autoridad, que es importante. Piensa en formas de crear páginas que aporten valor a tus lectores pero no requieren mucho tiempo de desarrollo, como por ejemplo glosarios o preguntas frecuentes.

12 Ago 2015
Comentarios: 5

11 formas de atrapar al lector al inicio de un post

Los titulares son cruciales. Los titulares son el destello que hace brillar el diamante en la roca, atrayendo su atención hacia nuestro contenido. Las palabras más importantes del artículo. Pero los arranques también son importantísimos. Y es que la gasolina del titular solamente da para que lean el arranque.

Si clavas el titular pero desatiendes la primera línea, estás pinchando tu propio globo. Y cuanto más atractivo, irresistible y rompedor sea el titular, mejor debe ser el comienzo, porque si no deslucirá en comparación. ¿Quieres saber cómo hacer aperturas efectivas? Sigue leyendo.

Y es que esa es la premisa básica del arranque: hacer que sigan leyendo. Que sigan excavando hasta sacar el diamante.

1) Identifica una necesidad

Crear un artículo interesante implica ponerse en la piel de tus lectores, comprender sus necesidades y ofrecerles respuestas a sus problemas.

Si lo has hecho bien, el titular ya debería exponer el beneficio que les aportará leer el artículo. En esta técnica de apertura, describimos esa necesidad aportando detalles sobre cómo es, la importancia que tiene resolverla y decimos abiertamente que vamos a ayudarles a cubrir esa necesidad.

2) Haz una pregunta retórica

Este método consiste en hacer una pregunta en relación al contenido que solo pueda tener una respuesta posible: Sí. Ejemplos de arranques de este tipo son: “¿Quieres saber cómo…?”, “¿Quieres descubrir…”

Este tipo de preguntas tienen dos funciones:

  1. reforzamos la temática del post. Todo se lee muy rápido y en un contexto de constantes interrupciones para el lector. No está de más un poco de repetición.
  2. reforzamos el compromiso del lector. Es como cuando te invitan a una fiesta y dices que sí. Luego nos resulta mucho más difícil no ir, ¿verdad?

3) Haz una pregunta intrigante

La intriga es otro anzuelo que a todos nos gusta morder. Si en la técnica anterior hacíamos una pregunta cuya respuesta era evidente, en esta trabajamos todo lo contrario: lanzamos una pregunta que deja al lector preguntándose cuál será la respuesta y deseando que se la digan.

Ejemplos de este tipo de preguntas son: “¿Qué tienen en común Arguiñano y Amancio Ortega?”, “¿Es el nuevo iPhone el mejor teléfono inventado jamás?”.

4) Di algo inesperado

Imagina por ejemplo una empresa de diseño web proclamando que quiere que sus clientes no la necesiten, para luego desgranar que le gusta perfeccionar tanto el trabajo que no haya errores que notificar. Lo diferente, la sorpresa y la provocación es lo que funciona en este método.

También es interesante romper con aquello a lo que tienes acostumbrado a tus lectores. Por ejemplo, si nunca hablas de tu vida personal, lanzar una confesión.

5) Cuenta una historia o comparte una analogía

Las historias llevan encandilándonos desde la noche de los tiempos. Pueden ser historias largas o cortas, historias personales o de alguien que conoces, pueden ser reales o inventadas. En línea con lo que comentábamos en el punto anterior, si en tu blog tienes un tono serio e informativo, abrir con una historia además sorprenderá a tu audiencia. Dobles puntos 🙂 Es una técnica maravillosa y fascinante, y puedes saber más sobre ella en estos artículos sobre storytelling.

Por otro lado están las analogías. El mecanismo básico de la analogía es ayudar a ilustrar un argumento, como hemos hecho en este artículo con el diamante en bruto que los lectores tienen que excavar a medida que leen.

6) Haz una promesa o una afirmación

A veces una afirmación tajante es una buena forma de hacer que la gente siga leyendo. Por ejemplo, puedes exponer con rotundidad algún éxito propio que esté conectado con el tema del artículo.

Otras veces, se trata simplemente de reforzar el beneficio insinuado en el titular con una promesa: “En este artículo te enseñaremos a…”, “En este post te voy a contar…”. Personalmente encuentro este último método muy manido, ya que es el típico arranque en los listartículos (artículos de listas) y a menudo se abusa de él como pretexto para repetir las ‘keywords’ de cara a los buscadores.

Y por supuesto, más vale que mantengas tu promesa.

7) Haz una afirmación polémica

Los lectores se tiran de cabeza a la piscina con esta clase de provocaciones. Si tu blog trata sobre tecnología, cine, televisión o libros seguro que ya sabes a lo que me refiero: esa clase de afirmaciones que automáticamente dividen a la gente en ‘haters’ y ‘fanboys’. Y si por casualidad hay algún lector que no está posicionado, es muy probable que también entre solo para ver cómo se hacen sangre unos a otros en los comentarios.

8) Pinta un escenario

Esta técnica requiere bastante habilidad, pero si te gusta escribir ficción, te sentirás como pez en el agua con ella. Se trata de describir minuciosamente un escenario, haciendo que el lector se lo imagine: colores, olores, sabores, sonidos… transportarlo a ese momento que has descrito para arrancar la acción desde ahí.

Se puede usar en dos sentidos: positivo (un escenario de éxito tras resolver un problema) o negativo (escenario de fracaso, detallando las consecuencias). Esto está directamente relacionado con el beneficio del artículo, poniendo a trabajar para nosotros la imaginación del lector para conectar con sus sentimientos y sus miedos.

Es un arranque muy poderoso que se emplea no solo en artículos sino también en ponencias porque atrapa muy bien a la audiencia y les motiva para tomar acción respecto a lo que les vas a contar.

9) Usa las estadísticas

A esta técnica la llamo “el KO por datos”. Comienzas con un dato impactante, y luego desgranas dos o tres más relacionados con éste hasta lograr el noqueo total, asegurándote de que el lector comparte tu punto de vista sobre la cuestión que vas a tratar.

Es un método muy interesante que aporta autoridad al artículo (las opiniones fundamentadas en datos son percibidas mejor) y que conecta muy bien con lectores que devoran datos. A lo mejor en un blog literario no funciona muy bien, pero en un blog económico, social o de tecnología funcionará muy bien.

10) Comienza con una cita

Este arranque proviene del mundo offline, podemos verlo mucho en prensa. Consiste en tomar frases de otras personas para establecer el enfoque del artículo e ir hilvanando a partir de ahí. Por supuesto la calidad y oportunidad de la cita con respecto al tema tratado es decisiva.

11) Usa una imagen

No tienes por qué empezar con texto, puedes poner una imagen. Aunque es importante entender la diferencia entre imágenes que ilustran e imágenes de arranque. Imágenes que ilustran son las típicas que ponemos para acompañar nuestros artículos, apoyando visualmente el mensaje general o incluso el título en particular.

Las imágenes de arranque tienen que ser muy atractivas y han de motivarte lo suficiente para construir tu discurso a partir de ellas. Es decir, tienes que hacer referencia directa a ellas. Si no te sale, siempre puedes echar un vistazo a blogs basados enteramente en comentar imágenes, como por ejemplo Photoshop Disasters.

Estas técnicas las hemos extraído de un interesante artículo de Darren Rowse en su blog, pero ¿qué otras técnicas empleas para empezar tus artículos? ¡Cuéntanos!

Imagen | Obra derivada de una fotografía de AntanO en Commons.


03 Jul 2015
Comentarios: 0

Cómo seguir publicando en tu blog a 40ºC de temperatura

Cómo seguir publicando en tu blog a 40ºC de temperatura
Lo confieso. Llevo dos horas intentando arrastrarme hasta el ordenador para escribir un post. Si ya de por sí uno se relaja un poco en estas fechas, el tener 40º grados ahí fuera no ayuda. Nuestro rendimiento es inversamente proporcional a la temperatura, y admito que el mío está ahora mismo por los suelos :). Sospecho que muchos bloggers del hemisferio norte padecerán un síndrome parecido en estos momentos.

Sacar un post en estas circunstancias se convierte en una labor imposible. Imagina cómo sería teclear con la gravedad lunar… pues algo parecido. Un día no pasada nada, pero si no logramos recuperarnos, nuestro blog puede verse seriamente afectado a la vuelta del verano.

¿Cómo podemos evitar que el tráfico de nuestro blog se resienta? Lo primero es admitir que es normal que el ritmo de publicaciones baje un poco por estas fechas. Marcarse objetivos irrealizables solo conduciría al fracaso. Ahora bien, aplicando una serie de prácticas podemos sacar partido a las pocas energías que nos quedan y mantener nuestro blog todo lo activo que sea posible:

  1. Escribe en lugares estimulantes: Has pasado todo el año regateando minutos al reloj, sacando ratos de aquí y allá para sacar adelante tus post desde tu mesa de trabajo de siempre. ¿Por qué no relajarte un poco y cambiar de aires? Haz una lista de lugares donde escribirías a gusto. ¿En una terraza mirando al mar o a la montaña? ¿En un castillo? ¿Navegando por el mar? ¿En un bar que no conoces tomándote una jarra de cerveza? Una vez que hayas terminado, tu misión será ir tachándolos de la lista uno a uno. Incluso puedes gamificar la misión introduciendo un objetivo de número de post que piensas escribir en cada uno de estos lugares. Por ejemplo, si te vas a escribir frente al mar, ¿acaso no serás capaz de encontrar motivación para más de un post? Si lo consigues, date la recompensa que te mereces.
  2. Vuelve sobre post anteriores que hayan tenido éxito y dales una vuelta. El verano es una buena época para tomar atajos, reutilizando contenidos de calidad pero obviamente con un enfoque nuevo y actualizándolos todo lo que sea necesario.
  3. Piensa en contenidos alternativos: A lo mejor el caluroso verano no es el mejor momento para hacer los mismos contenidos de siempre. Prueba a innovar con contenidos diferentes, como por ejemplo vídeos, o apuesta por formatos que te resulten más fáciles de integrar en tu rutina estival, como realizar entrevistas por email a personas interesantes o relevantes para los contenidos de tu blog. A lo mejor puedes darte una vuelta por tus blogs favoritos en español o inglés y encontrar algún tema sobre el que te gustaría reflexionar.
  4. Involucra a tus fans: Si tu no tienes fuerzas para escribir, tal vez tus fans estén deseando hacerlo. Propón a tus lectores a través de tus canales en redes sociales que escriban un post con la posibilidad de publicarlo en tu blog si tiene la calidad e interés suficientes.
  5. Realiza actividades que te inspiren y motiven (*a ser posible con aire acondicionado): Bajar el ritmo es una cosa, entrar en modo letargo veraniego es algo bien diferente. Visita museos, ve tus series favoritas o aprende cosas nuevas. Probablemente estimules tu mente con estas actividades y gracias a ellas reúnas la motivación necesaria para sentarte a escribir.
  6. Prueba con diferentes técnicas de productividad: Aunque no seremos tan activos como durante el resto del año, hay cierto margen para recuperar la productividad perdida. Parte del problema puede ser el calor, pero otra puede deberse a nuestra pauta de trabajo. Un cambio en el método mediante estas técnicas de productividad pueden ser de gran ayuda. ¡Incluso siempre podemos escribir más rápido y salir corriendo a la piscina!
  7. Presta atención a tu curva de productividad: Diversos estudios confirman que la productividad desciende en verano hasta en un 20%. Una de las mejores formas para recuperar la concentración es analizar tu curva de productividad a lo largo del día para saber en qué momentos estás más activos. Si durante el año no sueles prestarle mucha atención, tal vez este sea el momento de hacerlo. Cada uno de nosotros tenemos ciclos de rendimiento diferentes, aunque por lo general hay dos patrones muy marcados: los que son muy eficientes desde tempranas horas de la mañana (Alondras) o los que despiertan por la noche (Búhos). El truco es detectar cuándo rendimos más y aprovechar esos momentos al máximo.
  8. Aprovecha para iniciar un proyecto nuevo: El verano puede ser un buen momento para hacer algo diferente. No pasa nada por bajar un poco el ritmo de publicaciones si tienes en la manga un proyecto que, una vez en marcha, pueda beneficiar a tu blog y atraer a más visitantes. Esto es algo así como dar un paso atrás para dar tres hacia delante. Aquí te damos ideas para mejorar tu blog. 
  9. Duerme lo suficiente: Si eres de los que pasan el año con sueño a cuestas, tal vez este sea el momento para dormir más, o por lo menos descansar todo lo que sea posible. Te sorprenderás de lo efectivo y lúcido que puedes llegar a ser solo con dormir una hora más al día que de costumbre. Lo bueno del verano es que no solo descansas tú, también lo hace el resto :).
  10. Si aún así no puedes seguir el ritmo, ¡no se te olvide volver!:  La tentación de hacer un parón es demasiado grande a veces y es posible que algunos de vosotros decidáis daros un respiro después de meses de duro trabajo. Es una decisión respetable, pero has de ser consciente que la vuelta puede no ser tan fácil como parece. A menudo volvemos de las vacaciones más cansados de lo que nos fuimos y recuperar la rutina es una tarea imposible. ¡Aquí os damos algunos consejos a modo de aviso para navegantes!

25 Jun 2015
Comentarios: 3

No tires la toalla : Cómo volver al blogging tras una larga ausencia

Cómo volver al blogging tras una larga ausencia
No importa si has dejado de publicar durante algunas semanas. Esto le pasa hasta a los bloggers más disciplinados: especialmente si blogueas en solitario en tus horas de ocio, es muy posible que de vez en cuando surjan compromisos o episodios personales que te impidan sentarte a escribir. O simplemente empezaron las vacaciones y te apetecía vaguear.

La razón no es importante. El parón no es importante.

Lo importante es lo que haces después.

Así que antes de que digas adiós definitivamente al bello pasatiempo de bloguear, o decidas eliminar el blog de la página de tu empresa porque sientes que has fallado a tus lectores, a tus clientes, a tus compañeros de trabajo y a ti mismo… deja de machacarte, respira hondo y vuelve al ruedo con estos consejos para retomar el blogging tras una larga ausencia.

1) Comprende que no todo está perdido

A ver, probablemente tus lectores han notado tu ausencia… incluso puede que alguno te haya escrito un comentario o un mensaje en redes sociales interesándose por tu salud. Si has estado ausente una larga temporada, es muy posible que hayas perdido seguidores en redes, que el número de lectores en tu RSS haya disminuido, que hayas desaparecido de los primeros puestos en las búsquedas para tus ‘keywords’…

Vale, ha habido pérdidas. ¿Acaso significa eso que tendrás que volver a empezar? No. ¿Significa que vas a tener que cerrar el blog? Tampoco. Evidentemente abandonar tu blog durante una temporada tiene consecuencias, pero no son definitivas y desde luego, regodearte en ello no te va a ayudar.

Relativiza, apechuga y ¡mira hacia delante, no hacia atrás!

2) No te mates a escribir

A veces, como una especie de penitencia tras un periodo de abandono, nos imponemos objetivos exagerados, muy difíciles o incluso imposibles de cumplir. Por ejemplo, proponernos escribir tres post a la semana cuando antes solamente escribíamos uno.

Esto no es muy recomendable, en primer lugar porque después de un periodo de inactividad, como es lógico estaremos algo desentrenados y necesitaremos algo más de tiempo que de costumbre para “arrancar”. Marcarnos objetivos demasiado ambiciosos puede conducirnos a la frustración, y la frustración puede introducir ideas negativas en nuestra cabeza: “no valgo para esto”, “no consigo lo que me propongo”, etc. Traza una estrategia de contenidos realista y cíñete a ella.

3) Da un paseo, ve una película, lee otros blogs

Algo que te ayudará mucho, sobre todo si tienes un bloqueo creativo, es realizar aquellas actividades no directamente relacionadas con el blogging que puedan servirte de inspiración. Si la falta de tiempo ha sido la causa de tu sequía bloguera, quizá tampoco has estado leyendo sobre tu temática. ¿Tu blog es de recetas? Cocina. ¿Eres blogger de cine? Ve películas, lee guiones. ¿Blog tecnológico? Lee todas las noticias nuevas que hayan salido.

Relájate haciendo un rato lo que más te gusta, porque en el momento más insospechado puede aparecer una idea genial. Eso sí, asegúrate de tener un cuaderno de notas a mano para apuntarla.

4) Elimina las distracciones

Me gusta comparar los blog con un jardín que hay que cuidar día a día, semana a semana, para tener los mejores resultados. Si descuidamos nuestro jardín durante una temporada se nos acumula el trabajo (plantas secas, malas hierbas, plagas…) y del mismo modo en un blog hay otras tareas aparte de la de escribir que requerirán nuestra atención: moderar comentarios, actualizar plugins, etc. ¡Quizá hasta se te ha ocurrido rediseñar totalmente el aspecto de tu blog, ahora que has vuelto!

Estas tareas son importantes, y desde luego no conviene dejarlas totalmente de lado, pero si la razón por la que dejaste el blog una temporada es que no encontrabas tiempo para escribir… no te recomiendo que te enfangues con estas cosas.

Al fin y al cabo, la única cosa sin la que no puede vivir un blog son los nuevos post.

5) Ignora las cifras por un tiempo

Este último punto cierra el círculo con el primero: asegúrate de no prestar mucha atención a las analíticas por un tiempo, porque (especialmente si la ausencia ha sido larga) todavía tardarán en volver al nivel que estaban antes.

Tan solo piensa en lo siguiente: si has conseguido volver a la dinámica de escribir, ya has ganado.

Lo demás ya vendrá, como vino la primera vez.

Imagen | Obra derivada de una fotografía de Tomasz Stasiuk


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies