Teléfono: 650 30 91 26
Diseño Intuitivo
Teléfono: 650 30 91 26
28 Jun 2019
Comentarios: 0

5+1 claves para redactar títulos SEO-friendly

Claves para redactar títulos SEO-friendly

¿Tienes un blog y quieres practicar técnicas SEO-friendly? Es posible que la palabra SEO te suene bastante, pues es uno de los detalles más importantes si quieres tener presencia en Internet. Es la clave para posicionarte mejor en Google y para ello debes seguir unas pautas.

Google cuenta con diferentes algoritmos que posicionan los titulares antes o después en la página de resultados de búsqueda dependiendo de varios factores. Si estás interesado en hacer SEO-friendly hoy te damos varias claves para mejorar tus titulares.

Titular bien es uno de los apartados más importantes del SEO, aunque no el único. El contenido del propio blog, la estructura de la página o el tiempo de visita son otros de los muchos factores que afectarán al SEO de tu página. Leer más


03 Oct 2018
Comentarios: 0

Redacción de artículos para blog: 5 fáciles trucos para mejorar los titulares

Redacción de artículos para blog: 5 claves para mejorar los titulares

La redacción de artículos para blog es algo que toda empresa debe plantearse en algún momento. Los contenidos deben ser escogidos con cautela, y siempre deben estar relacionados con la página a la pertenezcan o el sector de dicha empresa. Hoy nos centramos en los titulares que debes elegir. Por lo general se pone mucho énfasis y trabajo en crear el contenido del artículo, cuando lo que realmente llama la atención del lector es el titular.

Imagina que vas paseando por una calle de Madrid y te entra un poco de hambre. Te apetece un dulce y decides buscar una pastelería. Encuentras dos separadas por unos pocos metros y te dispones a decidir. En una de ellas solo hay un simple cartel donde lees ‘Pastelería’. La otra tiene uno de los mejores escaparates que has visto jamás, con deliciosos pasteles, bollos de crema y todo tipo de dulces. ¿Por cuál te decantas? Probablemente por la segunda. Leer más


12 Ago 2015
Comentarios: 5

11 formas de atrapar al lector al inicio de un post

Los titulares son cruciales. Los titulares son el destello que hace brillar el diamante en la roca, atrayendo su atención hacia nuestro contenido. Las palabras más importantes del artículo. Pero los arranques también son importantísimos. Y es que la gasolina del titular solamente da para que lean el arranque.

Si clavas el titular pero desatiendes la primera línea, estás pinchando tu propio globo. Y cuanto más atractivo, irresistible y rompedor sea el titular, mejor debe ser el comienzo, porque si no deslucirá en comparación. ¿Quieres saber cómo hacer aperturas efectivas? Sigue leyendo.

Y es que esa es la premisa básica del arranque: hacer que sigan leyendo. Que sigan excavando hasta sacar el diamante. Leer más


10 Jun 2015
Comentarios: 2

‘Storytelling’: Cómo aplicar técnicas narrativas a tus contenidos

Cómo aplicar técnicas narrativas a tus contenidos
El ‘storytelling’ está de moda en el mundo del marketing en general, y del marketing online en particular. Y no es raro, porque está demostrado que a nivel cognitivo las historias son el mejor vehículo para trasladar un mensaje: captan mejor la atención y son recordadas por más tiempo.

Desde la noche de los tiempos, las historias han sido para la humanidad indispensables como entretenimiento y como herramienta de transmisión de conocimientos. Las historias son poderosas mucho antes de Internet y la televisión, incluso mucho antes que los libros: llevan cautivándonos desde que solo éramos un puñado de cazadores alrededor del fuego. Leer más


29 Sep 2014
Comentarios: 4

Escribir de pie: Hemingway ya lo hacía

Escribir de pie

“Se ponía de pie con sus grandes mocasines de piel gastada, con la máquina de escribir y el atril a la altura del pecho… tan solo se movía para cambiar el peso de un pie a otro”

Así describía George Plimpton las costumbres de Ernest Hemingway, el célebre autor de ¿Por quién doblan las campanas?. Se levantaba cada día al amanecer, se calzaba sus mocasines y se ponía a teclear.

No es el único escritor del que se sabe que prefería trabajar de pie. Vladimir Nabokov también lo hacía, según afirmó él mismo en una exclusiva entrevista en la televisión francesa con Bernard Pivot: “Me levanto entre las seis y las siete, y escribo con un lápiz bien afilado, de pie, ante el atril, hasta las nueve.”

También Lewis Carrol, que en sus últimos años sufría de jaquecas, epilepsia y tenía una rodilla mala, siguió hasta el final con su costumbre de permanecer de pie mientras escribía. Otros célebres autores que escribían de pie son Thomas Wolfe y Philip Roth.

¿Por qué lo hacían?

Estudios recientes demuestran que permanecer de pie nos mantiene cognitivamente más concentrados, evitando la relajación excesiva y el adormecimiento. Permanecer sentado es una postura recesiva, pasiva, de recibir. En cambio, estar de pie es una postura activa, que invita a hacer cosas. Todo el cuerpo está alerta, mejorando nuestro rendimiento mental.

De todos modos, si no lo haces por productividad, hazlo por tu salud. Ya es indiscutible que pasar la mayor parte del día sentado incrementa el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, cáncer de colon, degeneración muscular y problemas de circulación. Un estudio reciente publicado en la revista Medicine & Science in Sports & Exercise afirmaba que las personas que permanecen sentadas durante la mayor parte del día tienen un 54% más de probabilidades de morir de un ataque al corazón.

¿Qué pasa en nuestro cuerpo cuando nos sentamos? La actividad eléctrica de los músculos de nuestras piernas se detiene, se ralentiza la quema de calorías y las enzimas encargadas de quemar grasa disminuyen su actividad. Tras dos horas sentados, el colesterol bueno desciende un 20%. Y tras 24h sentado, la insulina comienza a perder efectividad, incrementando el riesgo de diabetes.

Además, si no tenemos una buena higiene postural, estamos haciendo sufrir nuestra espalda y cuello. La forma correcta de sentarnos sería mantener los hombros relajados, los brazos pegados al cuerpo, los codos en un ángulo de 90º, los pies apoyados en el suelo y la parte baja de la espalda sobre el respaldo. Si se trabaja con ratón, debemos asegurarnos de que el antebrazo derecho esté apoyado en la mesa, mientras que si se trabaja con teclado, debemos mantener también ambos codos apoyados. Si nuestra espalda forma un ángulo de 135º con respecto al asiento (inclinado hacia atrás), mucho mejor porque castigaremos menos las lumbares.

¿Y cuál es la alternativa?

En los últimos años lo que los expertos recomiendan es cambiar por completo nuestros hábitos frente al escritorio y trabajar algunas horas de pie. De ese modo, combatimos el sedentarismo obligando a nuestro cuerpo a hacer un poco más de esfuerzo: al estar erguidos, nuestros músculos precisan más oxígeno, por lo que el ritmo cardíaco y la circulación sanguínea aumentan.

Se han empezado a comercializar escritorios con estructuras convertibles que permiten regular fácilmente la altura de la superficie de trabajo. Según los expertos, los momentos más adecuados para trabajar de pie son nada más iniciar la jornada laboral, justo antes de terminarla y después de comer. Y si quieres rizar el rizo, prueba estos ejercicios de oficina.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies