Teléfono: 650 30 91 26
Diseño Intuitivo
Teléfono: 650 30 91 26
15 Ene 2019
Comentarios: 0

Estos son los motivos por los que deberías dejar la gestión de redes sociales en manos de profesionales

Un like de Facebook

Las redes sociales se han convertido en una de las herramientas más fuertes e interesantes de la época actual. Son muy necesarias para dar visibilidad a los comercios online y también comienzan a serlo en los más tradicionales para atraer y fidelizar clientes. Estamos seguros de que sabes subir una foto a Instagram o poner una serie de hashtags en Twitter, pero… ¿sabes cómo optimizar un perfil de empresa?

Las redes sociales tienen un objetivo común a cualquier negocio: dar a conocer los servicios o productos que ofrece. Esto se puede hacer de muchas formas, aunque no todas conducen al éxito. Hay que cuidar muy bien todo lo que se publica en Internet y hacerlo de tal manera que tanto los usuarios como la propia red social entiendan nuestro mensaje.

No basta con ser activo y publicar decenas de ofertas en nuestros perfiles. Aunque todo el mundo sabe publicar en redes sociales, no todo el mundo sabe lo que es mejor para tu negocio. Leer más


23 Jun 2015
Comentarios: 3

Técnicas efectivas para duplicar tu tiempo si eres community manager

Técnicas efectivas para duplicar tu tiempo si eres community manager
Si gestionas más de una red social, te interesan estas técnicas para multiplicar tu productividad como community manager y hacer que el tiempo empleado te cunda el doble. Leer más


16 Mar 2015
Comentarios: 2

7 herramientas para exprimir al máximo los ‘hashtag’ en redes sociales

Sabemos que los ‘hashtags’ son muy importantes en según qué redes sociales, ya que contribuyen a incrementar exponencialmente la visibilidad de nuestros mensajes. En Twitter, se estima que incluir una de estas etiquetas incrementa un 100% las posibilidades de obtener un RT o una respuesta.

Además del hecho de incluirlos o no, la elección de los ‘hashtags’ que usaremos determina la efectividad de nuestros mensajes: si el término apenas se usa obtendremos menos visibilidad, y si en cambio se usa demasiado, nuestras publicaciones obtendrán apenas una pequeña cuota de atención al aparecer insertas dentro de una miríada de mensajes.

¿Cómo elegir el ‘hashtag’ adecuado? ¿Intuición? Hoy os presentamos algunas herramientas que os servirán para obtener información sobre los ‘hashtags’ y tomar buenas decisiones. Leer más


03 Mar 2015
Comentarios: 0

¿Cometes estos errores en redes sociales?

errores-redes-sociales
Las redes sociales son una parte demasiado importante de nuestro blog como para no asegurarnos de que sacamos el máximo partido de ellas. Probablemente la mayor parte de las interacciones con nuestros lectores se producirán ahí, y no en nuestra web. Por eso, hemos recopilado una serie de errores frecuentes y soluciones Leer más


23 Feb 2015
Comentarios: 0

Cómo eliminar fans falsos en Twitter y Facebook

Anuncios en Facebook

Cuando empezamos con un blog y creamos con ilusión perfiles en redes sociales tenemos “hambre de followers” y resulta duro ver que nuestra cuenta apenas ha logrado atraer a unas decenas de seguidores, de los cuales un tercio son amigos o familia.

No es raro caer en la tentación de tomar el camino fácil, recurriendo a herramientas de ‘following’ masivo o incluso a la compra directa de seguidores o fans. Sin embargo, pronto es evidente que lo importante no es la cantidad, sino cuántos te leen e interactúan contigo de verdad porque las redes no van de números, sino de conversaciones.

Luego lees artículos sobre por qué no deberíamos comprar followers en las redes sociales, que terminan de convencerte del todo. Y si escarbas un poco más en el tema, te enteras de que es incluso perjudicial: en plataformas como Facebook, donde los algoritmos que controlan la visibilidad de las publicaciones premian a las páginas con mayor participación, los fans “fantasma” son muy dañinos. Leer más


14 Nov 2014
Comentarios: 0

Preguntas que deberías hacerte antes de estar en redes sociales

 

Si alguien te ha preguntado alguna vez por qué estás en las redes sociales, y tú le has respondido que «porque hay que estar», entonces es un buen momento para replantearte toda la estrategia. A lo mejor hace años, cuando Facebook y Twitter estaban en la niñez, estar en las redes era cosa de experimentar. Pocos podían permitirse saber por dónde iban a ir las cosas o cómo sacarles partido. Afortunadamente, hoy ya hay mucha literatura y práctica sobre el tema. Es cierto. Todavía queda mucho camino por delante, especialmente si imaginamos en qué puede acabar la combinación Facebook y realidad virtual, pero ahora la situación requiere que elijamos bien en qué cesta queremos poner los huevos.

La tentación inicial es estar en todas a la vez. Y el error más común es comenzar a abrirse cuentas a diestro y siniestro, sin pensar bien en nuestra estrategia de contenidos.

Tu objetivo en las redes sociales

Hayamos diseñado o no una estrategia de contenidos, siempre tenemos un objetivo u objetivos que guían nuestra actividad como bloggers. Si tienes una estrategia de contenidos, probablemente esos objetivos sean más concretos que si eres de esos bloggers que se dejan arrastrar por la corriente, sin saber bien por dónde ir, solo por el placer de bloguear. Por ejemplo, tal vez tengas un blog como forma de apoyar el negocio de tu tienda online, con información útil para tus clientes potenciales, o para reforzar el «engagement» de tu comunidad, contando historias y motivando la participación de los lectores. O simplemente escribes en tu blog porque te apasiona un tema y quieres compartirlo o ser útil para otras personas. Lo importante es que nuestra actividad en las redes sociales esté conectada con esos objetivos.

Si, por el contrario, estamos en redes sociales que no aportan nada a los objetivos que nos hemos marcado para nuestro blog, ¿por qué perder el tiempo? En Internet, con todas las herramientas disponibles, tomar decisiones en erróneas y persistir en ellas puede hacer que nos perdamos extraordinarias oportunidades.

La importancia de decir no

Cuando uno se plantea su estrategia de redes sociales es esencial saber decir «no». Pero para poder decir «no», es bueno comenzar cuestionando nuestro proyecto con estas preguntas:

  1. ¿A qué público me dirijo?: Antes de plantearnos cualquier acción en redes, es vital que pensemos en las características que definen a nuestro público objetivo. Ya hemos tratado con anterioridad cuáles son los pasos para definir a los buyer personas o perfiles prototipo de nuestros lectores. Una vez tengamos una idea precisa de a quién nos dirigimos, podemos comparar dichos datos con el perfil demográfico de los usuarios de cada red social. Por ponerte un ejemplo, si nos dirigimos a chicos adolescentes, a lo mejor Pinterest, donde el 70% son mujeres y el 80% de ellas mayores de 25 años, no es tan buena idea.
  2. ¿Añade algo a lo que ya estoy haciendo?: Aquí es recomendable realizarse una buena batería de preguntas. Si la respuesta a por lo menos una de ellas es afirmativa, es buena señal.
    • ¿Me ayuda a interactuar con lectores o clientes existentes de forma eficiente?
    • ¿Me permitirá crear una comunidad específica para mis lectores o clientes y con plazos y recursos realistas?
    • ¿Facilitará a mi audiencia interactuar con mi web?
    • ¿Me permitirá llegar a nuevos lectores o clientes con un esfuerzo razonable?
    • Y si estamos realizando una inversión de algún tipo… ¿nos permitirá ahorrar dinero?
  3. ¿Hay vida más allá de Facebook y Twitter?: La respuesta es fácil. Te la damos hecha. Sí :). Decidir abrir una cuenta en Facebook porque tiene más de 1.000 millones de usuarios equivale a echar lechuga en una jaula de leones. Los números de ambas redes sociales son tentadores, pero es iluso pensar que vamos a llegar a todos ellos, ni siquiera a un porcentaje significativo del total. Además de Facebook, de Twitter, Google+ o Linkedin, hay decenas de redes sociales cuyo número de usuarios se cuenta en millones. Son redes de nicho en muchos casos, pero aún así populares, o tal vez dominantes en algún área geográfica. En ellas podemos encontrar un público más concreto al que le interesa lo que decimos.
  4. ¿Qué voy a hacer si nadie ve mis posts?: Si ya estás en redes sociales, y alguna no funciona como esperas, tal vez sea la hora de hacerte esta pregunta a tiempo. Y si aún no, entonces mejor. ¿Hasta qué punto estás dispuesto a aguantar? ¿Qué recursos tienes para invertir en publicidad? Conseguir que tu contenido sea leído por un número significativo de usuarios es complicado cuando solo dependes del crecimiento orgánico. Si aún no has creado una base de seguidores suficiente para tu blog, a lo mejor deberías tener paciencia y esperar a dar el salto a las redes sociales. Tal vez los foros o grupos de algunas redes sociales, como Google+ o Linkedin, pueden ser una opción mejor para promocionarte al principio.
  5. ¿Voy a tener tiempo de adaptar mi estrategia a cada red social?: Lo que vale en Facebook puede no valer en Twitter, y viceversa. Cada red social tiene su audiencia y su lenguaje. Esto requiere tiempo para crear contenidos adaptados al canal y, sobre todo, planificación para estar al día y cumplir los objetivos (¡No olvides los objetivos!). Para organizarte con todas tus redes sociales te recomendamos tener un calendario de contenidos.
  6. ¿Tengo una idea clara de los recursos que necesito para llevar a cabo mi plan?: Antes de dar el salto a cualquier red social, conviene tener claro qué me va a exigir en tiempo y recursos. Averigua cuál es el mejor momento del día para publicar contenido de forma que llegue a más personas entre tu público objetivo. Si te has planteado gastar algo de dinero en publicidad, ¿sabes realmente cuánto cuesta llegar a 1.000 personas en Facebook? Y no te olvides del ritmo de publicación, es decir, con qué frecuencia deberías publicar en la red social en cuestión para tener algo de impacto. Esto te ayudará a decidir si puedes o no puedes estar en todas partes.

Las redes sociales han llevado nuestras vidas hacia nuevos horizontes en lo personal y profesional. Gracias a ellas podemos crear proyectos inimaginables hace solo una década, pero también son armas de doble filo. Pasamos demasiado tiempo en ellas como para no elegir bien. Ya no vale con dejarse arrastrar por la curiosidad de estar en todas partes.

El coste de oportunidad de estar en una red o en otra puede ser muy elevado y poner en peligro nuestra estrategia de contenidos. Incluso si eres un blogger con aspiraciones más modestas, las redes sociales pueden consumir el tiempo que te gustaría dedicar a otros asuntos. Por eso no tengas miedo de renunciar a estar en cualquier red social, incluso si es Facebook o Twitter. No tiembles si tienes que cerrar un canal. Hay empresas grandes que lo han hecho después de dejarse tiempo y dinero. ¡Tú no serías el primero!


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies