Teléfono: 650 30 91 26
Diseño Intuitivo
Teléfono: 650 30 91 26
14 Abr 2014
Comentarios: 1

Tres apps gratuitas para escribir en Android

El ordenador de sobremesa suele ser la opción preferida por los bloggers cuando preparan sus artículos. Primero porque el software disponible es muy completo y segundo porque al tiempo que van confeccionando el texto, pueden ir consultando fuentes de información en el navegador, contrastar con documentos que tienen almacenados en su equipo…

Sin embargo, a veces las circunstancias nos impiden sentarnos ante el teclado “como Dios manda” y necesitamos una alternativa potente en nuestros dispositivos móviles. Las tablets o incluso el teléfono móvil resultan muy útiles para tomar notas en una reunión, para aprovechar esa media hora perdida en el transporte público, o simplemente porque nos vamos de viaje. Leer más


03 Abr 2014
Comentarios: 8

Cómo producir más contenido para tu blog y no morir en el intento

Como bloguero, es bastante probable que a menudo te veas superado por el reto de mantener tu blog al día. Para crear contenidos con frecuencia se necesita una rutina, un plan que sigamos a rajatabla, algo que parece complicado cuando uno no vive de ello o lo tiene que compatibilizar con otras tareas.

Estos son algunos consejos para que saques el máximo partido de tu tiempo y recursos y tengas tu blog al día con contenidos de calidad:

  1. Cura contenidos:  La curación de contenidos consiste en seleccionar y recopilar una serie de recursos en un solo post. Además de ahorrar tiempo porque no requiere una elaboración extensa del texto, fortalecerá la autoridad de tu web en tu nicho de mercado. Recuerda:
    • No te recomendamos que abuses de este tipo de contenidos, ya que también deberás desarrollar contenidos propios y originales. Si cada semana actualizas tu blog en tres ocasiones, puedes planificar un post semanal de este tipo.
    • No menosprecies el esfuerzo que requiere curar contenidos. Si tienes un blog sobre automovilismo y quieres escribir un artículo sobre las apps imprescindibles para todo amante de la Fórmula 1, tendrás que recopilar información sobre ellas y probarlas. Curar contenidos no es copiar, sino hacer una selección para tu audiencia.
    • También puedes hacer una selección periódica de tus propios contenidos. Por ejemplo, un post con enlaces a los artículos más leídos del año en tu web.
  2. Recicla tus posts antiguos: Lo habrás visto en la televisión una y otra vez. Todas las Navidades los mismos reportajes, la compra del turrón en el supermercado, las rebajas de enero… En el fondo, los contenidos siempre vuelven una y otra vez porque la audiencia o el contexto cambian. No pienses que porque ya publicaste algo sobre un tema, este ya es agua pasada. Siempre puedes recuperar posts que funcionaron bien en el pasado y darles un retoque, probar con otro formato o actualizarlo.
  3. Saca todo el jugo de tus contenidos: Si has hecho una entrevista en vídeo, ¿por qué no ofrecer una transcripción a tus lectores o recopilar los puntos clave por escrito? Estos son algunos formatos que pueden dar variedad a tu blog:
    • Infografías. Puedes crear una infografía semanal sobre los principales trending topics de Twitter. Basta con que tengas preparadas unas plantillas y que actualices el contenido según se requiera. Si quieres inspirarte con buenas infografías, échale un ojo a Visual.ly, donde además podrás crear tus plantillas utilizando recursos gratuitos.
    • Resumen de conferencias, webinars, entrevistas… No dejes que la información se pierda cuando se acabe el evento…
    • Transcripción de entrevistas o podcasts…
  4. Busca colaboradores: Esta puede ser una de las opciones más atractivas para que tu contenido crezca de forma exponencial, especialmente cuando un proyecto se expande. Invierte en freelancers profesionales, con lo que podrás ofrecer mejor calidad en tus contenidos y contar con una implicación más activa en la comunidad de tu web, o bien busca colaboradores. Para contactar con colaboradores puedes recurrir a plataformas de guest blogging en español, como guestblogging.es. Otra alternativa es reclutar colaboradores entre tus propios lectores. Asegúrate que revisas los posts de los colaboradores. Y no te quedes ahí. Anímales a participar más activamente en la comunidad de tu blog.
  5. Investiga tendencias: La mejor manera de afianzar la reputación de tu blog es anticiparse a lo que está por venir. Hay numerosos recursos donde podemos estar al día de las tendencias, como Mashable y Alexa (altavoces de lo que se dice en la web), TechCrunch (tecnología) o el propio Google Trends (con numerosas categorías, desde política, series de televisión, hasta deporte o comida).

31 Mar 2014
Comentarios: 1

Receta rápida para escribir sobre un lugar

Viernes, 14:00h.

Tienes un deadline ineludible antes de irte de fin de semana: un texto sobre la localidad en la que está el negocio de uno de tus clientes.  Tus tripas rugen y sabes que en cuanto lo mandes, la gente de marketing va a darle un buen repaso para asegurarse de que convierte (si no sabes lo que son las conversiones, permanece atento porque publicaremos un artículo sobre ello en breve).

¿Qué haces?

Procrastinar no es una opción. Encasquetárselo a otro compañero no es una opción (bueno, nunca debería serlo). Llorar y mesarse los cabellos no es una opción.

¡No pasa nada! En Superblogger tenemos la solución para ti: una fantástica receta para escribir rápidamente un completo post, con el que además introducirás un montón de detalles atractivos que incrementarán las conversiones.

Ponte la capa y el antifaz que empezamos.

Ingredientes (para 300 palabras):

  1. Tipo de negocio: hotel/restaurante/finca.
  2. Nombre de la localidad (2A) y provincia (2B)
  3. Adjetivos que describen un rasgo característico de la localidad. A la hora de elegir estos adjetivos evita los lugares comunes y piensa por un momento en el aspecto más deseable por el que la gente escogería esta localidad en lugar de cualquier otro lugar. Utiliza adjetivos poco habituales como “narcótico” o “noctámbulo”. Ahora descarta todos y quédate solo con los que están relacionados con el negocio de tu cliente.
  4. Un dato que apoya y completa el adjetivo que has puesto en el ingrediente 3: si es tranquila, habla del número de habitantes; si es histórica, habla del número de monumentos o ruinas; si es bella habla de ese detalle que la hace tan especial…
  5. Ahora piensa en el enclave turístico de mayor interés cercano a la localidad. Pueden ser unas playas, un monumento, un paraje natural o incluso un nexo de comunicaciones especialmente útil para viajeros, como un aeropuerto. Si es así, anótalo, ¡lo vas a incluir!
  6. Adjetivos que describen un rasgo característico del paisaje (ya sea urbano o rural)
  7. Si es un paisaje rural, ¿cómo es la flora y la fauna? Enumera algunos árboles, flores o animales. Si, por el contrario, es un paisaje urbano puedes enumerar los distintos tipos de personajes que lo “pueblan”: ¿artistas callejeros? ¿hombres trajeados? ¿bohemios pintores? Quizá solo son unos tranquilos lugareños… todos ellos son importantes. Imagínatelos moviéndose, haciendo ruido o mirando al espectador fijamente… porque ellos van a dar vida a tu texto.
  8. Si es un lugar histórico, piensa en un par de acontecimientos reseñables de especial calado que lo dotan de personalidad. Puede ser una batalla, la invención de algún avance o incluso la cuna de algún artista.
  9. Una frase típica, una cita literaria o un fragmento de una publicación de viajes destacada (como la Guía Michelin, Lonely Planet o la revista Viajar). Si hay alguna leyenda sobre el lugar, ¡también es un buen momento para mencionarla!

Preparación:

1) La introducción

Nuestro [ingrediente 1] está situado en [ingrediente 2A], una [ingrediente 3] localidad/población/ciudad/aldea de [ingrediente 4] en [ingrediente 2B], a tan solo [ingrediente 5].

2) El marco incomparable

El conjunto forma un paisaje [ingrediente 6]. Gran cantidad de [ingrediente 7] hacen [las cosas que hagan los animales, plantas o personajes del ingrediente 7].

3) Una mirada al pasado

Aquí hay multitud de variantes para introducir el ingrediente 8:

  • La primera mención escrita…
  • Siglos atrás, este fue el escenario de…
  • Las investigaciones recientes han descubierto…
  • Aún se pueden ver restos…
  • La localidad pasa por momentos virulentos/decisivos/de paz cuando, en el año…
  • Aquella época también decidió para siempre…
  • Consagrada como capital de…

4) Hay quien dice que…

Este es el momento de introducir el ingrediente 9 en la forma que quieras. Aquí es donde vas a darle tu toque personal al texto, por lo que no es muy apropiado utilizar fórmulas.

Sin embargo, en casos de extrema necesidad, y solo por si te atascas totalmente, te proponemos algunas:

  • Hay quien dice que…
  • Una curiosidad
  • Y como decía la gran escritora…

Et voilà! Ya tienes tu artículo.

Ahora levántate, ve a la máquina del agua y bebe un vaso mirando a la lejanía con aires de haber salvado el mundo… o simplemente invierte 5 minutos en cualquier cosa que te aparte de tu puesto de trabajo.

Luego vuelve, reléelo entero, haz los cambios que veas necesarios y ¡listo para enviar!

Variantes

Esta receta admite variantes según el gusto de cada cual, o según el tono que consideres es necesario imprimir al texto. Te contamos algunas:

A) Variante de autoridad

En esta empezamos por el ingrediente 7, y la usaremos cuando la fuente a quien corresponde la cita literaria, ya sea un literato o una publicación, tengan especial interés.

Si citas a Lorca, perfecto. Si citas el New York Times, fantástico.  Si citas a Superblogger, que sea bajo tu propia responsabilidad 😛

B) Variante literaria

Esta es la más difícil de todas. Aquí empezamos por “el marco incomparable” haciendo un especial esfuerzo en hacer una descripción preciosista, llena de sensaciones (olores, colores, sonidos, formas, texturas…) y alguna que otra metáfora original para crear un storytelling. Puedes empezar con algo como “Avanza el caminante por…” y extenderte a lo largo de 2-3 párrafos. Después, al 4º párrafo simplemente dices “Se trata de…”

La estrategia es hacer una inmersión total para que el lector se imagine de forma vívida cómo es estar en este sitio, para alentar en él el deseo de visitarlo. Ojo, solo funcionará si pones el corazón: si te limitas a encadenar expresiones cursis solo espantarás al personal.

Seguro que se os ocurren más variantes, o puede que tengáis vuestra propia receta.

¡Vuestro turno! Los comentarios están abiertos.

Foto | Obra derivada de una foto (CC) de João & Raquel


27 Mar 2014
Comentarios: 11

El secreto para tener grandes ideas

Desde pequeños nos han contado que a Newton le cayó una manzana en la cabeza y descubrió la Ley de la gravedad, o que Arquímedes salió a la calle gritando “¡Eureka! ¡Eureka!” cuando resolvió el problema de la corona de oro. Hemos crecido asociando la palabra ‘invención’ a una bombilla que se encendía sobre nuestros personajes favoritos de dibujos animados. Por eso las mentes inquietas buscamos nuestra manzana y querríamos ver una bombilla encima de nuestras cabezas al mirarnos al espejo. Y sin embargo, no. El momento Eureka nos esquiva.

La buena noticia es que las grandes ideas no son patrimonio de unos privilegiados de la Historia. Todos podemos tenerlas con un poco de perseverancia. Es muy romántico pensar en Newton y la manzana, pero lo que nadie nos cuenta es la cantidad de horas que Newton debió invertir en resolver el problema. Sin ese esfuerzo previo, las bombillas no se encienden y las manzanas que caen solo provocan contusiones.

Cuestión de actitud

No queremos quitarle la ilusión a nadie que crea en las ‘coincidencias’ y en las dichosas ‘manzanas’. Pero cuando la creatividad es el pan que nos da de comer, las probabilidades de que se alineen los astros y demos con la idea del siglo son muy bajas. Por eso se necesita un método, organizado pero flexible a la vez, que haga aflorar todas esas grandes ideas potenciales que llevamos dentro. De eso trata el proceso creativo.

El proceso creativo tiene probablemente un 10% de proceso como tal, y un 90% de estado mental. De nada servirá realizar este ejercicio sin la actitud adecuada. Sería como irse a caminar al monte con zapatos de boda. Según Josh Linkner, autor del libro sobre creatividad “Disciplined Dreaming”, es muy importante saber “lidiar con la ambigüedad y la incertidumbre”.

Estas son algunas de las características principales del proceso creativo:

  • Es un proceso no lineal. Consta de una serie de pasos que te ayudarán a marcar el camino y no perderte. Pero esto no significa que sea rígido. A veces tendrás que volver atrás y dar algunas vueltas. De lo que se trata es de que la chispa creativa acabe produciéndose.
  • Es necesario que dejemos a un lado nuestro ‘yo’ más racional, solo así podremos dar pie a las mejores ideas. No hay respuestas correctas o incorrectas, solo ideas.
  • Las mejores ideas surgen por colaboración, no de forma individual. De ahí que el proceso creativo no sea una actividad individualista, sino que busca aprovechar el trabajo en equipo.

El proceso creativo, paso a paso

Numerosos autores han teorizado sobre el proceso creativo y lo han dividido en múltiples fases de nombres diferentes. No obstante, todo el proceso puede ser resumido en estos pasos, inspirados en el libro “Disciplined Dreaming”:  Intuición, explorar y definir, preparar, inspirarse, seleccionar.

  1. La intuición: Si eres una persona curiosa es probable que tengas numerosas ideas cada día, y que algunas de ellas te parezcan geniales y sientas que pueden funcionar. En esta primera fase nos guía la intuición. Y la intuición es una capacidad genial que tenemos para sobrevivir en nuestro día a día. Pero no podemos quedarnos parados en ella. El problema es que pensar más allá da miedo. La intuición nos dice lo que queremos oír. Si es verdad o no es otra cuestión. Y para averiguarlo hay que dar un pequeño salto al vacío. Todas las ideas empiezan con intuiciones, pero no todas las intuiciones acaban en ideas. Así que, sigamos…
  2. Explorar y definir: Esa chispa o cosquilleo que llamamos intuición es solo el principio del camino. Para seguir adelante hay que investigar y generar nuevas ideas sobre la idea inicial. Explora, explora y explora. No juzgues tus ideas. Porque tu ‘yo’ racional puede comportarse en este momento como un auténtico demonio. Los procesos relacionados con la creatividad se producen en la parte derecha de nuestro cerebro, mientras que el izquierdo es el lado analítico y a menudo el más dominante, que tiene la tendencia a pisar el trabajo de su vecino en cualquier momento. Por eso es vital mantener una mentalidad abierta en esta etapa. Esta fase tiene como objetivo que conozcas lo máximo posible el reto al que te enfrentas desde múltiples perspectivas. Para ello puedes realizar diversas técnicas creativas, como la de “los cinco por qués”, qué consiste en realizar cinco preguntas que empiezan con “por qué”, una detrás de otra. Con todo ese conocimiento, podrás elaborar un documento que contenga una descripción del proyecto o idea, contexto sobre cómo se ha gestado dicha idea, la audiencia, los tiempos, etc. Estas son algunas preguntas que querrás responder en este documento: ¿cuál es el problema que quieres resolver? ¿Qué necesidad hay de cambiar las cosas?¿Para quién es la idea? ¿Hay ideas competidoras? ¿Cómo medirás el éxito?
  3. Preparar: El proceso creativo es en sí mismo un camino de preparación constante, en el hay que entrenarse como lo haría un atleta. Prepararse significa tener un espacio que propicie la creatividad y cambiar el chip para dar rienda suelta a nuestro “yo” más creativo y libre. Algo tan simple como lanzar un balón de playa entre los asistentes de una reunión durante 90 segundos puede cambiar la atmósfera de la sala por completo. También puedes jugar a videojuegos durante cinco minutos, intercambiar información sobre series favoritas con compañeros, organizar sesiones de dibujo libre, contar chistes o hacer un puzzle. Estas son actividades que motivarán la creatividad en un momento concreto. En el caso de una empresa o un equipo, Josh Linkner recomienda desarrollar una cultura de la creatividad, con una serie de valores que se vean reflejados en actividades o acciones específicas. Por ejemplo, si la cultura de tu empresa quiere incitar a que los empleados sean creativos, puedes darles una cámara a cada uno para que graben un corto de un minuto sobre algo que les llame la atención. Otro ejercicio interesante puede ser proponer un reto a los miembros de tu equipo y ofrecer un pequeño premio para el mejor, o plantear una tarea con la intención de ver quién tiene la idea más descabellada, en vez de la más predecible.
  4. Descubrir: Este paso consiste en contemplar tu reto desde otra óptica. ¿Puedes mirar el problema que tratas de resolver como si fueras un cliente? Y ahora, ¿puedes hacerlo pensando que eres un artista? ¿Y un multimillonario? El reto es analizar el problema desde otra óptica y, si es posible, darle la vuelta por completo. Por ejemplo, en vez de crear un blog de recetas para toda la familia, ¿y si creásemos un blog de recetas fáciles de cocina que pueden hacer los más pequeños?
  5. Inspirarse: Para que haya un incendio (la gran idea), primero hay que prender la mecha (inspiración) para que genere chispas (pequeñas ideas). Junta a compañeros y amigos de diferentes especialidades o departamentos, de forma que cada uno tenga oportunidad de dar su visión sobre el problema, desde su propia experiencia. Si tu objetivo es escribir un ebook, puedes seguir el método de Hemingway, es decir, terminar cada día comenzando el capítulo siguiente, y no al final. De esta forma, el autor estadounidense mantenía el proceso creativo en marcha y no se enfrentaba cada mañana a una página en blanco. En esta fase, es tan importante propiciar nuevas ideas como protegerlas. En “Disciplined Dreaming”, Josh Linkner recomienda no juzgar, no comentar, no modificar, no ejecutar, no preocuparse, no mirar atrás, no desconcentrarse y no desmotivarse. Precisamente, para evitar que algunas buenas ideas sean destruidas por mentes dominantes, se puede invitar a los miembros del equipo o participantes de la sesión a anotar su idea en un papel, que después se colocará en el centro de la mesa. Todos los papeles se extraerán uno por uno, y cada persona tendrá que profundizar en las ideas.
  6. Seleccionar: Es hora de escoger las mejores ideas. Por tanto, de cambiar otra vez el chip del modo generar ideas al de selección. Hay varios métodos para filtrar todas las opciones, como asignar una serie de parámetros y una puntuación a cada uno de ellos. El baremo puede ser más tradicional, teniendo en cuenta factores estándar de mercado, o personalizado, que considere elementos que son importantes para tu empresa. Otra forma divertida de hacerlo es anotar las ideas en varios papeles que se cuelgan en varias zonas de una mesa. Después, los miembros del equipo pueden votar sus ideas utilizando fichas de póker. Imaginación al poder.

¿Y tú? ¿Utilizas algún método o técnica para ser creativo? ¡Compártelo con la comunidad Superblogger!


25 Mar 2014
Comentarios: 2

Así escribe… Natalia Marcos, de Quinta Temporada

Natalia es periodista. Licenciada en Ciencias de la Información y Filología Hispánica, ha pasado por las redacciones del Diario de Alcalá, La Razón y el semanario Puerta de Madrid. Actualmente vive y sobrevive en la redacción de EL PAÍS.

Escribe en la sección Pantallas del periódico, dedicada a las series de televisión, al tiempo que gestiona las comunidades online del diario. Además, ayuda también a la coordinación y puesta en marcha de blogs de EL PAÍS, y da soporte a los blogueros con las cuestiones técnicas o de edición.

Donde podemos leerla con más frecuencia es en Quinta Temporada, blog que también trata sobre series y que cuenta con más de 13.000 seguidores en Twitter y 2.000 lectores suscritos al feed.  Leer más


10 Mar 2014
Comentarios: 2

Rentabiliza tu blog mediante un programa de afiliación

programa-de-afiliacion(1)Hay muchas formas de monetizar un blog, pero sin duda una de las opciones más interesantes son los programas de afiliación.

Por si es la primera vez que te introduces en este mundo, un programa de afiliación es un acuerdo que estableces con un anunciante por el que recibirás una comisión cada vez que generes una acción en los visitantes de tu web que repercuta en beneficio del anunciante. Leer más


26 Feb 2013
Comentarios: 1

Dónde encontrar imágenes copyleft para tus artículos: 23 sitios web

Imágenes copyleft para blog

Las imágenes son un componente fundamental en cualquier artículo. Atraen la atención del lector para hacerlo destacar y ayudan a situar el tema principal o incluso, el tipo de texto: serio, humorístico, literario… Además, los usuarios tienden a identificar la calidad de las imágenes con la del conjunto: si es buena, percibirán el artículo como bueno. Si la imagen es mediocre o mala, las expectativas respecto al texto bajarán.

¿Y de dónde sacamos las imágenes? Podemos hacerlas nosotros mismos o comprarlas, ambas opciones demasiado costosas en tiempo o dinero, sobre todo si tenemos en cuenta lo poco que se paga hoy día por artículo, o recurrir a una tercera opción (1): sitios con imágenes gratuitas libres de derechos. Son imágenes cuyos autores han liberado con licencias copyleft.

Por lo general, para utilizarlas basta con añadir una mención al autor, preferiblemente acompañada de un enlace a su portfolio o su perfil en la plataforma de donde has obtenido la imagen. Leer más


24 Feb 2013
Comentarios: 2

Emails a un joven blogger: consejos para novatos

Emails joven blogger
Creé mi primer blog en 2005, que en términos de Internet y blogging es casi como la Prehistoria (aunque ya por entonces había muy buenos blogs que llevaban uno o dos años). Por ello, a medida que el “fenómeno blog” se ha ido extendiendo y ha surgido en mis conocidos la inquietud de crearse uno, con frecuencia han acudido a mí para aclarar sus dudas. No porque yo fuera especialmente sabia en la materia, sino simplemente porque ya había pasado por la experiencia antes.

En este artículo, cuyo título es un humilde homenaje a Mario Vargas Llosa y sus Cartas a un joven novelista, he recopilado las consultas más frecuentes que suelen hacer los blogger novatos porque pienso que pueden resultar de utilidad a aquellos que se internan en el fascinante mundo del blogging sin tener ni idea.

O sea, exactamente como yo hace ocho años. Leer más


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies