Teléfono: 650 30 91 26
Diseño Intuitivo
Teléfono: 650 30 91 26
29 Sep 2014
Comentarios: 4

Escribir de pie: Hemingway ya lo hacía

Escribir de pie

“Se ponía de pie con sus grandes mocasines de piel gastada, con la máquina de escribir y el atril a la altura del pecho… tan solo se movía para cambiar el peso de un pie a otro”

Así describía George Plimpton las costumbres de Ernest Hemingway, el célebre autor de ¿Por quién doblan las campanas?. Se levantaba cada día al amanecer, se calzaba sus mocasines y se ponía a teclear. Leer más


23 Sep 2014
Comentarios: 3

Qué es ‘Kaizen’ y cómo te ayudará a ser mejor blogger

Kaizen

El blogger, como todo, es una actividad que necesariamente mejora con la práctica. Ganamos experiencia, soltura con los contenidos y conocimiento de nuestra audiencia… Aún así, ese blogger perfecto que nos gustaría ser no existe… Es un espejismo. En realidad, el buen blogger se hace con el tiempo y el esfuerzo, no de la noche a la mañana. La palabra japonesa ‘Kaizen’, que significa «buen cambio», ha sido adaptada de forma peculiar al inglés para referirse a una teoría del cambio gradual, en pequeños incrementos y siempre constante. Como bloggers necesitamos hacer nuestro este concepto de cambio constante. Solo así haremos mejor lo que hacemos cada día y evitaremos caer en la frustración cuando las cosas no salen como queremos.

Cambiar de golpe es difícil. Pero eso no nos interesa. Es más efectivo realizar pequeños cambios del 1% cada día. Por eso cada día nos podemos preguntar al levantarnos: ¿cuál es el cambio del 1% que voy a hacer hoy? Da igual el tipo de blogger que seas y los motivos que te han llevado a esto. Te sorprenderás de lo que puedes llegar a hacer identificando pequeñas metas. Leer más


19 Sep 2014
Comentarios: 1

Libro de estilo: para qué sirve y por qué es bueno para tu blog

Libro de estilo

Uno de los aspectos más interesantes de la redacción es que una misma palabra puede estar bien escrita de formas diferentes. Podemos tener una predilección especial por decir Nueva York en lugar de New York y ambas son perfectamente correctas.

Del mismo modo, podemos emplear “quizá” o “quizás” sin temor a estar cometiendo una incorrección con ninguna de las dos. Lo mismo ocurre con “mayonesa” y “mahonesa”. Es una cuestión personal, una elección libre.

A esto lo llamamos estilo.

Sin embargo, precisamente por tratarse de elecciones que hacemos a la hora de escribir, lo que no es correcto es cambiarlas. En una publicación con cierta calidad, se espera que el autor o autores sean coherentes consigo mismos ya que se da por hecho que detrás de esas decisiones existe un criterio.

Y son muchas decisiones. Desde el uso de comillas, mayúsculas o cursivas, la numeración, títulos de obras artísticas o hasta unidades de medida… hay multitud de cuestiones lingüísticas que pueden ofrecer dudas. Recordarlas puede resultar difícil después de un tiempo, y sobre todo si tenemos un blog colectivo, será necesario dejar constancia de estas preferencias en algún documento que todos los colaboradores puedan consultar.

En los grandes medios, para documentar esto existe lo que se denomina “libro de estilo”, un pequeño manual donde quedan recogidas esas preferencias y la razón. También existen este tipo de guías en otros entornos académicos como la medicina, la abogacía o la industria. El proyecto Wikipedia, por ejemplo, cuenta con un completo manual de estilo que describe de forma exhaustiva normas ortográficas y normas generales de estilo.

A la hora de establecer unas líneas editoriales en tu blog, puedes adoptar directamente cualquiera de estos manuales de estilo, pero como en todo, lo mejor es que confecciones el tuyo propio.

Si en tu blog estáis organizados de forma jerárquica, en estas decisiones el editor de contenidos o redactor jefe tiene voto de calidad. Si no, se pueden ir consensuando a medida que surja la oportunidad, y después dejar constancia de ello en el libro de estilo.

Si vas a empezar de cero, aquí tienes algunas sugerencias para elaborar tu propio libro de estilo:

  • Nombres de lugares. ¿Utilizaremos el nombre en el idioma de origen o la versión castellanizada? Ejemplos: Nueva York – New York, Londres – London, Pekín – Beijing.
  • Comillas. ¿Qué signo vais a utilizar para entrecomillar frases? En castellano lo más correcto es emplear las comillas españolas («»), pero por influencia del mundo anglosajón están más difundidas las comillas inglesas (“”). También están las comillas simples (‘’)
  • Palabras extranjeras. ¿Cómo vas a distinguirlas en tus textos, mediante cursiva, comillas? ¿O bien vas a utilizar las versiones castellanizadas?. Ejemplo: croissant – ‘croissant’ – cruasán.
    Si tu blog pertenece a un sector muy específico, como la tecnología, la moda o la gastronomía, es posible que prefieras tratar como españolas palabras que están muy asentadas entre tus lectores, como por ejemplo smartphone, baguette o… blogger 😉
  • Títulos de obras artísticas. ¿Los vas a citar en cursiva o mediante comillas? Ejemplo: “La gata sobre el tejado de Zinc” – La gata sobre el tejado de Zinc.
  • Unidades de medida. ¿Metros y kilómetros o bien pies y millas? ¿Grados Fahrenheit o Celsius? Tendrás que investigar un poco a tu público para conocer cuál de estas opciones le resulta más natural.

15 Sep 2014
Comentarios: 2

Entre fogones… Entrevista a los creadores de Webos fritos

webosfritos

Detrás de los fogones, Susana Pérez, Su. Al otro lado del objetivo, su marido, Jesús Cerezo, MC. Y con la colaboración especial de… ¡la madre de Su!

Si existe un equivalente culinario a la natación sincronizada, este sería Webos fritos, un blog de cocina de éxito hecho en familia con una coordinación y energía tales que pocos amantes del buen comer pueden resistirse a sus recetas. Hace más de 6 años que Su y MC pusieron en marcha este proyecto con la idea de crear un recetario tradicional para sus hijas. Pero, «lo que empezó siendo casi un juego a los pocos meses vimos que era un proyecto apasionante», cuenta Su.

Su dedicación fue premiada con el Bitácoras 2010 al mejor blog gastronómico, y desde entonces sus fogones no han parado. Han publicado varios libros, sacan nuevas recetas con frecuencia y proponen menús todas las semanas para sus lectores de la web, los más de 20.000 seguidores en Twitter y 50.000 fans de Facebook.

Su

Si miras atrás, ¿qué ha cambiado en vuestro blog y cómo te ha cambiado el proyecto?

Seguimos con la misma pasión y ganas que el primer día. Cada post supone para nosotros un nuevo reto que nos mantiene ilusionados y activos.

¿Era la primera vez que creabas un blog?

Sí, por aquel entonces los blogs de cocina empezaban a despuntar.

¿Cuántas horas le dedicas a Webos fritos a la semana más o menos?

El fin de semana completo, y cuando digo completo es completo. Todas las horas son pocas. Durante la semana, el tiempo que podemos.

Blog, redes sociales, fotos, vídeos… ¿Cómo podéis con todo? ¿Tenéis colaboradores? ¿Cómo os organizáis para compatibilizar el blog con la vida familiar?

No tenemos colaboradores. Somos un equipo de tres personas: mi madre, que me ayuda en los fogones; mi marido, que se ocupa de tema informático, fotos y estilismo, y yo, que me ocupo de cocinar, organizar contenidos, escribir y también del estilismo.

¿Qué te resulta más difícil a la hora de mantener un blog?

Es un trabajo constante y compatibilizarlo con el resto de cosas, cuesta, pero no nos importa: nos gusta.

¿Cuál ha sido la receta de más éxito de todos los tiempos en el blog?

Sin dudarlo, el Roscón de Reyes.

¿Cómo haces para evitar repetirte en tus recetas?

Siempre tengo un montón de recetas con ganas de hacer; tenemos suerte de tener una cocina tan rica y variada.

¿Y no has sufrido algún bloqueo de no saber qué cocinar?

No, como te he comentado, tengo mil ideas, que espero ponerlas en marcha en cuanto puedo. A la vez me preparo haciendo cursos y estoy en proceso de reciclaje constante.

¿Cómo os cambió la vida de blogueros el premio Bitácoras de 2010?

Se fijó en nosotros una editorial, y con ellos publicamos nuestro primer libro.

¿Se nota la competencia de los miles de blogs de cocina que según las encuestas hay en Internet?

Yo creo que es bueno que haya mucho blog de cocina. Hay lectores para todos, cada uno tenemos un estilo y es el lector el que decide lo que lee y los contenidos que más le gustan.

¿Qué le dirías a un blogger que tiene ganas de mostrarle al mundo lo que cocina?

Que compartir recetas o experiencias es fantástico, pero se necesita una buena dosis de disciplina, para no dejarlo a la primera de cambio. Es importante disfrutar con lo que haces, el resto viene solo.

¿Pones énfasis en la innovación en tu blog?

Sí, hace un par de meses dimos un cambio brutal. Originalmente la web tenía un fondo casi negro y teníamos quejas de algunos lectores que tenían dificultad para leer los contenidos. Decidimos apostar por el blanco, por reordenar todos los contenidos, y por hacerla más ágil y rápida.

Sé que esta pregunta te puede enfadar… ¿Te ves incorporando una impresora 3d de esas para imprimir comida a tu cocina para Webos fritos?

¡Noooo! En casa la cocina es muy tradicional. No obstante me encanta leer todas estas innovaciones y curiosidades.

MC

¿Cuál es el secreto de una buena foto gastronómica?

Hacerla en el primer minuto de “vida” del plato.

¿Qué blogs, webs o fotos inspiran tu trabajo?

Muchos, y me da miedo decir unos porque no te puedo decir todos. En España hay muy buena fotografía culinaria, tanto profesional como de aficionados, y en este sentido en los últimos años se ha producido un cambio significativo, presente también en la oferta y demanda de cursos de fotografía gastronómica. En Estados Unidos nos llevan bastante delantera en este terreno, pero siempre hay que echar un vistazo a lo que se hace en países como Francia o Italia, y a otros países gastronómicamente más nuevos como pueda ser Perú, o desconocidos como Australia. En general donde hay una gastronomía pujante hay mejor fotografía culinaria.

¿Alguna fotografía para Webos Fritos con la que te has peleado más de la cuenta?

Esta me la sé: unos mejillones en salsa para los que tuve que realizar numerosas intentonas y que llegué a dejar por imposibles. Años después logré superar el trauma y realizar la foto a la primera. Fue una sensación indescriptible, y realmente lo pienso y no sé por qué me costó tanto, pero era
un plato que tenía atragantado.

¿Y cuál es la foto de la que te sientes más orgulloso?

No te sabría decir una. Hay muchas que por uno u otro motivo me llenan de satisfacción, por ejemplo, la de los mejillones, por el reto que suponían. O la primera vez que logré captar el vapor de un plato de una manera sugerente. En general, de aquellas en las que he intentado aplicar una técnica particular y he logrado un resultado plenamente satisfactorio.

¿Innovas en tus fotografías sobre cocina? ¿Pones en práctica nuevos trucos?

Siempre intento dar un paso más y ensayar nuevas técnicas y esquemas, pero dentro de un estilo webos. Para ello me formo, leo y veo la obra de los grandes fotógrafos cuando puedo.

Además de provocar que miles de fans se mueran de hambre al ver tus fotos, cuéntanos a qué te dedicas profesionalmente…

Jajaja. Soy arquitecto. Como ves, una profesión que nada tiene que ver con la gastronomía ni con la fotografía.

¿Cómo te ha enriquecido este proyecto a lo largo de estos años?

Me he encontrado con la oportunidad de mi vida. Desde siempre he sido muy aficionado a la fotografía, y con webos fritos he podido dedicar mucho más tiempo a esta afición sin tener la sensación de estar “robando” tiempo a la familia, que siempre es lo primero.

Haz un poco de adivino… ¿Dónde estará Webos Fritos dentro de 5 años?

¡Cinco años! En Internet cinco años es una eternidad… Voy a ir a lo seguro: ¡con muchas más recetas!

Además de un proyecto de gran satisfacción personal, ¿se puede vivir de un blog de cocina?

No te sé dar una respuesta. Cuanto más crece el blog más tiempo y más recursos has de dedicarle, y en buena lógica el retorno de la inversión debe crecer. Nuestro problema es el tiempo.

Tenéis un canal en Youtube con más de 6.000 suscriptores. ¿Quién hace los vídeos? ¿No habéis pensado en darle un formato de programa de cocina presentando las recetas?

Los hago yo, exactamente con los mismos medios con los que hacemos las fotografías, pero el tiempo que requiere es muchísimo mayor: en el tiempo que se le dedica al vídeo para una receta se pueden hacer tranquilamente las fotografías para… ¡diez! Respecto a tu otra pregunta, no tenemos infraestructura para abordar un proyecto así: zapatero a tus zapatos.

Por cierto, lo de Webos Fritos, ¿de dónde viene? ¿A quién se le ocurrió y qué queréis transmitir con el nombre?

Una tarde que Su salió de compras con su madre y con nuestras hijas decidí dedicar un par de horas a ver cómo podría montar un blog con alguna receta suya que ya tenía fotografiada —por llamarlo de alguna manera— y buscando un nombre pensé en los huevos fritos, como plato representativo de la cocina española, tradicional, básico, que a todo el mundo gusta y muy socorrido. Recuperé una vieja idea de finales de los noventa en la que ya pensé en el juego de palabras de huevo y web, y voilá. Cuando Su llegó a casa y se lo enseñé se quedó…

¿Cómo crees que será la fotografía de comida en el futuro?

Ni idea. Es cierto que la fotografía de comida evoluciona —no tienes más que ver libros y publicaciones de hace veinte o treinta años y ves que hay una moda—, pero creo que la esencia es inalterable: tiene que incitar a querer hacer la receta y degustarla.

Si te gusta la cocina sana y de toda la vida, puedes seguir a Webos fritos en su cuenta de Twitter.


10 Sep 2014
Comentarios: 4

Entrena tu creatividad con un cuaderno de notas

Cuaderno de notas para fomentar la creatividad

Algunas de las mentes más brillantes de todos los tiempos tenían la costumbre de tomar notas en un cuaderno. Albert Einstein, Pablo Picasso, Charles Darwin… especialmente conocido es el caso de Leonardo Da Vinci, quien dejó unas 13.000 páginas de texto y dibujos en sus célebres códices escritos del revés.

¿Por qué lo hacían?

Joan Didion, escritora y periodista estadounidense que trabajó más de media vida como editora y copywriter dijo una vez sobre esta costumbre: «El impulso de anotar cosas es una compulsión peculiar, inexplicable para aquellos que no lo comparten, útil solo de forma accidental, solo de forma secundaria, en la forma en la que cualquier compulsión trata de justificarse a sí misma.» Leer más


04 Sep 2014
Comentarios: 6

5 signos prematuros de que tu blog se muere

Botón del pánico

¿Sabías que más del 95% de los blogs acaban siendo abandonados? La mayor parte, antes de que se cumplan 90 días desde su lanzamiento.

Y no es de extrañar, porque bloguear requiere constancia y un poco de autodisciplina. Empezar un blog no es fácil: hace falta una buena cantidad de horas inicial, pero compensamos esa inversión de tiempo libre impulsados por la emoción y la ilusión de comenzar un proyecto nuevo.

Sin embargo, una vez “en el aire”, el blog requiere una inversión de tiempo más o menos constante para garantizar su supervivencia. Y entonces, ya enmarcados en nuestra rutina diaria, se nos hace cada vez más difícil encontrar el momento para sentarnos a escribir. O encontrar temas, o encontrar lectores… o encontrar las claves de acceso. O sencillamente, nos desanimamos porque no hemos cubierto nuestras propias expectativas.

Y entonces el blog muere.

Sin embargo, justo antes de morir, aparecen ciertos síntomas. Estos signos, como los siete sellos del Apocalipsis, suelen preconizar la inminente defunción de un blog y en cuanto los veas aparecer te aconsejamos que les pongas remedio de forma urgente.

En este artículo analizaremos algunos de esos síntomas de que un blog se muere y te ayudaremos con consejos para evitar que entre en la fase terminal.

1) “He vuelto”

La mayor parte de los blogs que he visto nacer y morir acabaron con un último canto del cisne en forma de post titulado “He vuelto” o alguna variante similar. Seguro que conoces algún caso: tras una larga ausencia, el autor escribe una nota en la que entona el mea culpa por no haber publicado en mucho tiempo y expone sus propósitos de reformarse.

Puede considerarse que los blog en esta fase no tienen remedio, porque una larga ausencia suele ser síntoma de que el autor no ha sido capaz de hacer hueco en su rutina diaria para bloguear.

Pero no creo que sea así. Tras un post “He vuelto”, pueden pasar dos cosas: que el autor cumpla su promesa o que no lo haga. Si la cumple, y logra publicar 2-3 post después, seguramente se salve.

¿Y si no la cumple? El verdadero problema es que pocas, muy pocas personas, llegan a escribir un segundo “He vuelto” porque es vergonzoso, porque esta vez además de fallarle a los lectores se han fallado a sí mismos. Y con público.

Escribir un post “He vuelto” con la esperanza de que así te estás obligando a ti mismo a sacar tiempo para el blog es una quimera, equiparable a pagar un año de gimnasio por adelantado. Es una mala idea… si lo estás pensando, descártalo por favor.

Natalia Marcos, blogger de Quinta Temporada, nos decía que el ritmo de publicación ha de ser como una especie de “pacto entre escritor y lector”. Estamos totalmente de acuerdo, pero si te lo saltas, no te fustigues en público. Volver a publicar de forma regular es la mejor forma de decirle a tus lectores que has vuelto y que vas a seguir ahí.

2) Bloqueos mentales

Otra dolencia común en los primeros meses de vida del blog es la sequía de ideas. Si tienes tiempo y ganas de escribir, pero a la hora de la verdad te quedas bloqueado ante la página en blanco, echa un vistazo a estos factores externos que podrían estar afectándote.

Aunque, si quieres librarte para siempre del fantasma del bloqueo, tendrás que adoptar algunos “hábitos saludables” para propiciar la aparición de ideas: en la sección de creatividad encontrarás artículos sobre cómo inspirarte y cómo buscar temas cuando estás atascado.

A grandes rasgos, las estrategias a seguir consisten en:

  • Haz listas con futuros temas para artículos. Anota las ideas que se te ocurran, por muy abstractas que sean, para poder hacerlas germinar más adelante.
  • Planifica un calendario de publicaciones. ¿Recuerdas, en el colegio, que era mucho más fácil hacer una redacción sobre un tema determinado que cuando te daban “tema libre”? Sentarte a escribir con un tema en mente es mucho más sencillo.
  • Lee blogs, revistas y otras fuentes de información dentro de tu área temática. Seguro que se te ocurren temas haciéndolo.

3) ‘Blogger burnout’

En otras ocasiones, resulta que el blog lleva un buen ritmo de publicaciones pero el que se está empezando a hartar eres tú mismo. Si has empezado a tener pensamientos como “Es una pérdida de tiempo”, “No me lee nadie” o “Realmente no tengo nada interesante que decir” seguramente lo estás padeciendo.

  1. En primer lugar, no te regodees en esos pensamientos. No te van a ayudar en nada. En lugar de hacerte una bola, echa un vistazo a tus artículos ya publicados, especialmente con los que más disfrutaste mientras escribías. ¿Por qué fue? ¿Quién los leyó? Ahí tienes un buen filón para reflexionar.
  2. No abuses. Tener una estricta disciplina para sentarse a escribir ayuda mucho, pero si de verdad no te apetece en absoluto, mejor no lo hagas. Acabarás odiando lo que tanto te gusta y no lo harás tan bien como cuando estás al 100%. ¿Preocupado por el ritmo de publicación? Cuando tengas buenas épocas haz uno o dos post extra para tenerlos en la reserva para cuando necesites tomarte un respiro.
  3. No te exijas demasiado. Las ilusiones que alimentamos en nuestro interior cuando iniciamos un nuevo proyecto son muy estimulantes, pero si apuntas demasiado alto pueden volverse en tu contra. Es natural frustrarse porque no alcanzamos nuestros objetivos, lo que hay que hacer es fijarse objetivos más realistas.
  4. Habla con blogger veteranos. Por ejemplo, en los foros de Superblogger puedes encontrar algunas almas libres dispuestas a contarte sus propias experiencias a los mandos de un blog durante varios años. Te ayudarán a tomar perspectiva sobre lo que es un éxito y lo que no, o te contarán cómo superaron sus propios “burnout”.

4) Tienes más de 100 comentarios para moderar

Si cada vez que accedes al panel de control de tu blog el número de comentarios pendientes de moderación es más y más grande, tienes un problema. Y no me refiero solamente a que se te esté acumulando el trabajo, sino a que esto será perjudicial a medio-largo plazo.

Si los comentarios se publican en cuanto son enviados, lo más probable es que tengas tus post plagados de spam. Esto afecta negativamente al SEO (porque los comentarios spam contienen enlaces salientes a sitios de dudosa calidad, que te penalizan) y, por supuesto, a la imagen que tienen los lectores de tu blog.

Si, por el contrario, los comentarios solamente se publican cuando los apruebas, entonces estás limitando la capacidad de generar conversaciones en torno a tu contenido. Al ver que sus mensajes no fueron publicados, tus lectores pueden pensar que han sido censurados o que nadie lee los comentarios… por lo que dejarán de enviarlos. Y la falta de comentarios puede llevarte al blogger burnout del que hablábamos antes.

Si recibes mucho SPAM y se te hace muy difícil gestionarlo, considera adoptar alguna de estas medidas:

  • Blogger. Esta plataforma permite configurar los mensajes para que se publiquen solo si el post tiene menos de X días de vida. Los robots de los spammers no suelen comentar artículos recientes, porque aún no han sido indexados, y en cambio sí notarán que sus comentarios no se publican y dirigirán sus esfuerzos hacia otro blog.
  • WordPress. Instala un plugin que detecte los mensajes spam, como por ejemplo Akismet. Este plugin tiene sistemas de filtrado que archivan como spam los comentarios con demasiados enlaces, con nombres sospechosos, en otro idioma, e incluso puedes configurarlo para que filtre los que contienen determinadas palabras.

Busca un momento cada semana para moderar y borrar los mensajes. Y, por supuesto, a responderlos. Es la mejor manera de alentar nuevos comentarios.

5) Tienes muchos enlaces rotos

Los enlaces rotos son otro síntoma de que a un blog no se le están prodigando los cuidados necesarios. La presencia de enlaces que dan como resultado un error de “No encontrado” resulta descorazonadora para los lectores, porque revela que el blog está desactualizado. Los motores de búsqueda también toman buena nota de ello, y posicionarán tu blog más abajo en las búsquedas.

A veces, un contenido que podría ser perfectamente vigente se echa a perder porque los enlaces ya no están disponibles. Puedes resolver esto fácilmente dedicando dos o tres tardes al año a pasar un validador de enlaces rotos para detectarlos y corregirlos.

Para ello, te vendrán bien estas herramientas:

  • W3C Link checker. Es el validador del W3C, la entidad que regula el uso de HTML, HTTP y otros estándares en Internet. Al ser online, te permite validar cualquier página rápidamente sin necesidad de instalar ningún software en tu ordenador. Eso sí, solamente te servirá para escanear una URL concreta, como la portada, la sección “Enlaces” o un post con muchos vínculos.
  • Xenu’s Link Sleuth. Es un programa de uso muy extendido entre los consultores SEO, que se instala en tu equipo. Hace un detallado escaneo de tu web al completo y te ofrece un listado de todos los enlaces que contiene, aunque puedes solicitar que te muestre solo aquellos que están rotos para poder encontrarlos y corregirlos.

Comprobar los enlaces de tu página web de forma periódica debería estar incluido en tus tareas como blogger, igual que escribir, buscar ideas, cuidar tu salud mental o moderar comentarios.

Es decir, si no quieres dejar morir tu blog.


27 Ago 2014
Comentarios: 1

Pon un blog en tu vida: 10 razones para convertirte en blogger

blog

En Superblogger nos pasamos el día hablando sobre blogs, contenidos y redes sociales, y sin embargo aún no nos habíamos detenido a reflexionar por qué ser blogger es una experiencia tan satisfactoria y recomendable. Este artículo va dedicado a todos los que quieren iniciar un blog, a los que se lo van a plantear a raíz de este artículo y a los que ya son bloggers pero pasan por tiempos de dudas.

  • Hará que te ilusiones: ¿Has tenido alguna vez esa sensación de plenitud al iniciar un nuevo proyecto? Es parecida a cuando te pones ropa o zapatos nuevos o cuando te compras un libro o un videojuego. Te falta tiempo para estrenarlos. Quieres llegar a casa para probarlos. Se convierte en una pequeña obsesión. Pero una obsesión sana, de esas que te hacen sentir vivo. Cuando eres blogger sucede algo parecido. Los primeros días solo quieres escribir. Necesitas contarle al mundo todo lo que llevas dentro y tu cabeza anda dándole vueltas a posibles temas durante todo el día. Da igual cuanto dure esta sensación. No dejes que nadie te quite las ganas, que siempre hay gente que buscará desmotivarte, aunque no sea a propósito. Tú solo preocúpate de disfrutar.
  • Tendrás nuevas ideas: Escribir es como apretar un botón y poner en marcha el engranaje de una maquinaria. Cuando escribimos necesitamos reflexionar y nuestro cerebro se pone a trabajar de forma automática. Si eres de esos que tiene muchos pájaros en la cabeza, convertirte en blogger será el mejor medicamento para poner orden tus ideas. Pero tampoco hace falta tener grandes ideas para empezar un blog. Deja que las buenas ideas te sorprendan blogueando.
  • Te conocerás mejor a ti mismo: Un blog es como una máquina del tiempo. Todo el contenido que publiques quedará registrado. Cuando lleves meses o años blogueando, mirarás hacia atrás y te darás cuenta de cómo han evolucionado tus ideas. Y lo que es mejor, podrás identificar los errores cometidos y aprender de ellos para ser mejor en el futuro. Hay gente que vive sin ser consciente de cómo ha cambiado. Un blog te ayuda a tener perspectiva sobre tu propia evolución. Te hace sentirte vivo.
  • Será tu propio experimento: ¿Recuerdas cuando fabricabas “inventos” de pequeño? ¿O cuando hiciste tu primera “receta de cocina” y obligaste a toda tu familia a probarla? Son solo un par de ejemplos. Pero seguro que tienes muchos más. Ahora pregúntate a ti mismo cuánto hace que no juegas ni inventas. Un blog es tu propio set de experimentos. Escribe, promociona el contenido, analiza los resultados, saca conclusiones, descubre nuevas herramientas, atrae a colaboradores, prueba, falla, pásatelo bien, responde a tus seguidores o “discute” con ellos. Todo viene en el pack. Y lo bueno es que tú serás tu propio jefe. Solo te debes a ti mismo y a tus lectores.
  • Escribirás mejor:  Escribir hace al escritor. Tal vez tengas una espinita clavada por no haber mejorado tu escritura antes. O a lo mejor te gustaría ser periodista o novelista. No te puedes imaginar cómo progresará tu estilo si dedicas unas horas para escribir dos o tres artículos cada semana.
  • Será un arma potente para encontrar trabajo: Tener un blog sobre temas relacionados con el sector donde buscas trabajo es una de las mejores armas de presentación. Demuestra que no solo tienes experiencia, sino que eres capaz de procesarla y compartirla con otros utilizando enfoques originales. Además, dice mucho de tu personalidad. Por ejemplo, que eres curioso, inquieto, innovador…
  • Llevarás una vida más saludable: Es cierto que no hay estudios científicos que relacionen directamente el blogging con la salud. Pero ser blogger te obliga a llevar una vida más creativa y disciplinada. Si has leído alguno de nuestros artículos con consejos para evitar el bloqueo mental, sabrás que es muy importante tener rituales para dar rienda suelta a tu creatividad. Hay gente que hace deporte, otros toman un baño caliente. Hasta los hay que meditan. Sea lo que sea que te ayude a despejarte e inspirarte, aprenderás a cuidar cuerpo y mente.
  • Es gratis: No hace falta gastar dinero para crear un blog. Es cierto que si quieres hacer de tu proyecto algo más que un simple hobby, te recomendamos utilizar un servicio de hosting de pago y un dominio propio. En cualquier caso, el coste es mínimo.
  • Ganarás confianza: Vivimos en un mundo que cambia a gran velocidad. A veces demasiado agresivo y violento en el día a día. Es normal tener inseguridades. Y ser blogger te ayudará mucho a tener más confianza porque te abrirás a las personas que te rodean compartiendo tus visiones, experiencias o ideas, y encontrarás a gente interesada en escucharte. Cuando tienes un blog recibes muchas satisfacciones. Hay que tener paciencia, pero con el tiempo las visitas y los comentarios positivos llegan. Cada vez te sentirás más cómodo y te embarcarás en pequeñas aventuras. No solo eso. Recibirás la admiración de tus fans, amigos y familiares por tu trabajo bien hecho. Además, proyectarás más seguridad en ti mismo.
  • Inspirarás a otros: Es lunes. Arranca la semana. Pongamos que Juan García se levanta y avanza torpemente hasta la cocina. Se prepara un zumo de naranja y enciende el portátil. Hace una búsqueda en Google y por azar llega a tu blog. Lee un artículo. Siente que algo le sube por el estómago. Es la llamada de una idea. ¡Eureka! Has inspirado a Juan, que a su vez correrá a contárselo a todos sus amigos esa misma noche entre cervezas. ¿Qué puede dar más satisfacción que ayudar a otros a tener nuevas ideas?

Y tú, ¿por qué quieres bloguear?


21 Ago 2014
Comentarios: 7

Cómo monetizar tu blog en cada etapa

Monetizar tu blog

Hay muchas formas de monetizar un blog, pero no todas tienen por qué ser adecuadas a nuestro proyecto. Gestionar un blog requiere un gran esfuerzo que a veces no es recompensado directamente como quisiéramos. Así que es natural que en gran parte de los casos, la supervivencia del mismo dependa de que seamos capaces de obtener un rendimiento económico a medio o largo plazo.

Por esta misma razón tenemos que pensar bien cómo monetizamos el blog. Una estrategia inadecuada puede incidir en el tráfico y expectativas de la audiencia, así como echar al lastre parte de los logros conseguidos con tanto sacrificio. Es importante ser consciente de la etapa en qué se encuentra nuestro blog y tener mucha, mucha paciencia. Leer más


19 Ago 2014
Comentarios: 6

Los factores externos que te bloquean al crear contenidos

Bloqueo mental escribir

En mayor o menor medida, todos hemos padecido el síndrome del bloqueo a la hora de crear contenidos para nuestro blog. A veces es un bloqueo radical, como si nos quedásemos en blanco, y en otras ocasiones es solo una especie de pereza mental que nos impide generar nuevas ideas.

El problema es que al pasar por una situación de bloqueo a menudo solemos buscar las razones dentro de nosotros, y no fuera. Podemos pensar antes en lo mediocres que somos, en que no valemos para esto, en que la idea del blog no era tan buena después de todo, antes que hacer un esfuerzo para identificar otras causas externas igual de importantes. Leer más


14 Ago 2014
Comentarios: 6

Por qué no es recomendable que crees tu blog en una plataforma gratuita

Por qué no crear el blog en una plataforma gratuita

Tanto si ya has creado un blog como si te dispones a ello, seguramente te hayas planteado si es mejor comenzar con una plataforma gratuita o por el contrario debes echar mano al bolsillo. Es normal que la opción de pagar por un dominio y el servicio de hosting, cuando ni siquiera sabes si vas a ganar dinero, no resulte demasiado atractiva nada más empezar. Puede que no solo sea el tema económico lo que te echa para atrás. A priori, crear un blog en una plataforma gratuita como Blogger o WordPress.com resulta más fácil que tener que elegir un buen nombre para un dominio y seleccionar una empresa de hosting que no nos time, por no hablar de elegir una plantilla decente, que a menudo también conlleva un coste.

Cuando tenemos una idea, lo más incómodo siempre es tener que lidiar con elementos que consideramos ajenos a la propia idea. Pero el lugar donde alojamos nuestra web es tan importante como el propósito de la web en sí misma. Leer más


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies